Como comentábamos en una publicación anterior , en este artículo vamos a intentar dilucidar qué versión de Linux es la más indicada para sustituir ese obsoleto XP que muchos aún sufriréis a diario.

Comienzo recomendando que no os privéis de probar ninguna distribución , ya que apenas os llevará 20 minutos decidir si cumple o no con las funciones que necesitáis.

Lo siguiente de lo que hay que hablar, es que a groso modo y sin que ningún 'fanboy' se me ofenda, la mayoría de las distribuciones Linux básicamente funcionan igual . Me explico, las distribuciones se actualizan de la misma forma, nos van a permitir usar el mismo software, contienen controladores para gran parte de nuestro hardware, etc... Por lo que un usuario nuevo en el mundo de Linux , lo que deberá buscar en un principio (ya tendrá tiempo a posteriori de indagar en las configuraciones) es un entorno de escritorio con el que esté cómodo . Mencionar que los entornos de escritorio o interfaz gráfica, es un software que se incorpora a un sistema para un uso más amigable. Existen muchos distintos, pero los más usados son GNOME, Xfce y KDE. Estos entornos de escritorio los podremos usar sobre casi cualquier distribución, aunque las distribuciones más populares suelen realizar los lanzamientos de sus sistemas con varios entornos preinstalados, dándonos a elegir desde un primer momento qué apariencia queremos tener a la hora de la instalación. Luego cambiar de entorno en bastante sencillo.

Continuamos con la 'paquetería'. Linux al igual que Windows es un sistema operativo que iremos completando con software adecuado a nuestras tareas. Por defecto la mayoría de las distribuciones vienen con muchas utilidades pre-instaladas que no está demás que probéis antes de buscar otra solución de software. En el caso de querer instalar algún otro programa aparte de los ya instalados, las distribuciones con más soporte cuentan con un 'centro de software' , algo parecido al Google Play o al App Store donde podremos encontrar el software que necesitemos mediante una simple búsqueda. Luego de encontrarlo, sólo tendremos que pulsar el botón de instalar y por lo general en un par de minutos estaremos disfrutando de ese nuevo programa. En Linux los programas o sus componentes vienen en paquetes (de ahí que antes me refiriese al software como paquetería) que han de descargarse, instalarse y configurarse (esto último normalmente se hace por defecto); y una vez en el sistema interactúan entre sí para poder mostrarse ante nuestros ojos tal y como lo hacen. Los paquetes generalmente se desarrollan en base al Kernel de Linux. Este Kernel o núcleo del Sistema es común (en sus diferentes versiones) en todas las distribuciones, por lo que aquí tenemos otra ventaja, el software es prácticamente compatible con cualquier distribución.

Pues visto el tema del entorno de escritorio y explicado lo de la compatibilidad de los paquetes de software, vamos a ver una selección de las más 'amigables' entre las distribuciones más usadas .

Comenzamos!!

Xubuntu.

Esta distro como su propio nombre indica está basada en Ubuntu, pero trae por defecto Xfce , un entorno de escritorio mucho más ligero y personalizable que el Unity que encontramos en su distribución padre.

Esa es básicamente la idea sobre la que surge Xubuntu, el tener un Ubuntu reducido a tal punto que podrá ejecutarse sin problemas en máquinas que cuenten entre 256 y 512Mb de RAM , gracias al software alternativo que lo compone. Se trata de paquetes que ofrecen funcionalidades similares a las que podríamos encontrar en Ubuntu pero que pesan bastante menos, por lo que sumado al entorno de escritorio ligero que lo adorna, obtendremos una de las mejores experiencias Xfce que podamos encontrar.

¿Por qué decidirnos por Xubuntu ? Pues esta pregunta acaba de ser contestada. Si contamos con una máquina obsoleta como para mover otro sistema fluidamente, y las tareas a realizar serán de uso ofimático por poner un ejemplo, esta distribución nos ahorrará el tener que adquirir equipos nuevos.

Puppy.

Esta distribución de Linux, al igual que la anterior fue pensada para su instalación en equipo de escasos recursos o en equipos anticuados, donde instalar y trabajar con otro sistema sería tedioso. L lega a funcionar fluidamente incluso con 128Mb de RAM lo que dice mucho de su optimización llegando a ocupar el sistema instalado escasos 130Mb , entorno gráfico incluido.

Además en lo que a tiempos de arranque se refiere, no tiene nada que envidiar a ningún sistema en cualquier equipo actual, ya que en menos de 1 minuto lo tenemos iniciado y funcionando.

El entorno tan ligero que acompaña a esta distribución es Openbox , muy conocido también, pero es visto más comúnmente en distribuciones destinadas a usuarios con más experiencia en Linux. No obstante, trae una configuración de Openbox por defecto muy bien lograda y que facilitará nuestra adaptación al mundo del Open Source. Además Puppy viene acompañada de la suite ofimática GOffice , extremadamente minimizada pero totalmente funcional y compatible con multitud de formatos, por lo que podremos trabajar con los documentos de word o excel (por ejemplo...) que tengamos almacenados en la copia de seguridad de la que hablamos en el post anterior.

¿Por qué decidirnos por Puppy ? Si nuestro caso es el de que contamos con unos equipos muy muy antiguos y no tenemos la capacidad para adquirir nuevas máquinas, esta solución es la ideal. Además, otra opción es la de si tenemos que estar moviéndonos de un ordenador a otro, ya que con instalar de forma persistente el sistema en un pendrive, podremos tener nuestro sistema con todos sus archivos allá donde vayamos , sólo tendríamos que seleccionar el arranque desde dicha unidad y listo ¡a trabajar!

Bodhi.

Una distribución más bien reciente en este amplísimo universo de los sistemas operativos Open Source. Basado en Debian y Ubuntu, requiere al igual que Puppy tan sólo 128Mb de RAM para funcionar (aunque donde Puppy funciona sin problemas con esta cantidad de memoria RAM, Bodhi con esa misma cuantía de RAM puede ofrecernos una experiencia de uso algo más pobre, por lo que se recomienda al menos duplicarla), y esto es posible gracias a que hace uso de un entorno gráfico poco conocido, pero que cada vez se usa más, Enlightenment , más concretamente en su última versión estable, Enlightenment 17 (conocido también como E17, a día de hoy Enlightenment 18 ya ha visto la luz y será implementado en la siguiente versión estable de Bodhi, que será la 3.0). Un entorno de escritorio minimalista al extremo , donde nos costará unos minutos ubicarnos, pero que ofrece una fluidez impresionante junto con un abanico de personalización que Unity de Ubuntu envidiaría.

Además, al ser tan reciente, la podemos encontrar en versiones tanto de 32bits como de 64bits , por lo que aquellos que cuenten con procesadores que soporten los 64bits (desde 2004 en adelante hay muchísimos modelos que soportan esta arquitectura), podrán hacer uso de toda la capacidad de dicho componente.

La palabra Bodhi en päli (un idioma índico) y sánscrito normalmente se traduce como "iluminación" , y la verdad es que cuando llegó en 2010 esta distribución, reavivando un entorno que se estuvo en desarrollo durante años y que únicamente podíamos encontrar en otra distribución Elive. A esta distribución acompaña un compendio de software estándar para que los usos más comunes de un usuario tipo estén cubiertos, contando además con "Advanced Packaging Tool" , un centro de software en línea que los desarrolladores de Bodhi mantienen al día con paquetería principalmente liviana para que su sistema continúe ofreciendo una experiencia de uso muy agradable (Como demuestra un test independiente que realizó un usuario, donde Gimp, la suite de edición de imágenes inició en 4.7 segundos en Bodhi, mientras que en Ubuntu lo hizo en 11.1 segundos).

¿Por qué decidirnos por Bodhi ? Tanto si tenemos un equipo antiguo como uno más actual, creo que el decidirnos por Bodhi es por el hecho de probar algo diferente, pero que sigue ofreciéndonos lo que otras distribuciones.

LinuxMint.

Una de los sistemas que más proliferación ha tenido, y que en páginas como Distrowatch ocupa la primera posición en las distribuciones más descargadas.

Se basa en Ubuntu y Debian, lo que es síntoma de estabilidad y compatibilidad con un inmenso número de paquetes de software, además de contar con un soporte de los desarrolladores, la comunidad que tiene detrás facilitando tutoriales y consejos para todo tipo de configuraciones es enorme. De esta distribución encontramos 3 versiones, la que más se diferencia es LinuxMint Debian, donde prácticamente encontramos un Sistema Debian pintado con los colores de Mint; y luego encontramos el sistema con varios entornos de escritorio que nos ofrecen instalados por defecto, para que desde el momento de la descarga decidamos qué apariencia queremos usar. Estas interfaces son Xfce, KDE, Mate y Cinnamon , todas ellas en sus versiones de 32 y 64bits , no se podría pedir más variedad...

Además, esta distribución viene cargada de software muy variado , tanto para un uso profesional del equipo como para disfrutar de una experiencia multimedia y de entretenimiento , puesto que incorpora multitud de codecs compatibles con los formatos de vídeo más extendidos, una suite ofimática como Libre Office con un soporte y compatibilidad con su equivalente de Microsoft casi del 100%, herramientas para facilitar la integración con las redes sociales, etc...

¿Por qué decidirnos por LinuxMint ? Si contamos con máquinas de aproximadamente 2005 en adelante, ya podremos disfrutar con total seguridad, de una de las experiencias de sistema operativo más estable que podríamos encontrar . Si venimos de Windows, fácilmente nos haremos con los menús y el sistema de trabajo, ya que se han esforzado mucho para que la adaptación de nuevos usuarios no sea en absoluto compleja. Una solución para ir a lo seguro en la migración desde XP.

OpenSUSE .

Una veterana en esto de los sistemas Open Source , ya que lleva entre nosotros desde 1994. Cuenta con dos ramas principales, SUSE, versión comercial para empresas y OpenSUSE de libre distribución. Desde su sitio web, hablan de tener como meta el que Linux sea accesible para todo el mundo y lo más amigable posible para el usuario . Y de momento van bien encaminados, ya que cuenta con uno de los gestores de instalación más completos e intuitivos que podamos encontrar, que además se encarga tras la instalación, de asistir al usuario en cualquier personalización o modificación que queramos realizar sobre el sistema. El instalador de paquetes que integra denominado One Click Install , hace honor a su nombre, facilitando el instar o desinstalar paquetes de nuestro sistema.

En lo que a personalización se refiere, cuenta con compatibilidad para multitud de entornos de escritorio (Blackbox, GNOME, IceWM, KDE, LXDE, Openbox, WMaker, Xfce, etc...), además de poder encontrar el sistema disponible para arquitecturas de 32 y 64bits .

Algo que la hace destacar sobre el resto de distribuciones, es que nos permite configurarnos nuestra propia distribución de OpenSUSE, gracias a SUSE Studio , un servicio que ofrece OpenSUSE vía web para crear nuestra propia ISO , donde nosotros decidiremos qué aplicaciones incluir y cómo configurarlas para que una vez instalemos el sistema, lo encontremos listo para ponernos a trabajar. Además cuenta con una comunidad importantísima de equipo técnico y usuarios que se encarga de facilitarnos la vida, ayudándonos con cualquier problema que podamos encontrar configurando algún aspecto del sistema o sus recursos.

¿Por qué decidirnos por OpenSUSE ? Que quede claro que esta no es una distribución para máquinas con recursos limitados, para mover este sistema de forma más o menos fluida deberemos contar con un mínimo de 512Mb de RAM (recomendamos el doble), aunque la estabilidad que ofrece y la compatibilidad así como la adaptabilidad del sistema hacen buen uso de dicho recurso.

Debian , Ubuntu , Fedora .

Estas otras distribuciones forman parte de las más populares , y todas cuentan con una estabilidad más que probada (siempre que no nos vayamos a una beta, claro...), así como con un amplio abanico de paquetes con los que completar nuestro sistema y adaptar nuestra máquina para realizar las mismas tareas que realizábamos en Windows XP. La diferencia está básicamente en el gusto de cada uno , la primera tiene una experiencia de uso muy fluida pero un aspecto bastante osco, la segunda tiene un aspecto más 'especial' por llamarlo de alguna forma pero merma su rendimiento subiendo los requisitos mínimos para una experiencia fluida, y la tercera (aparte de la diferencia en los sistemas de paquetería) cuenta con una apariencia muy lograda, muy buena estabilidad y compatibilidad pero se recomienda para usuarios con algo de experiencia previa en Linux.

Estas también son muy buenas alternativas a Windows , son la base de muchas otras distribuciones y cuentan con una comunidad de soporte importante , pero personalmente no las recomiendo para el caso que nos ocupa, aunque tienen relevancia suficiente para hacéroslas conocer, ya os comentaba antes que no os privéis de probar y probar hasta dar con la que más se adapte a vuestras necesidades .

¿Por qué decidirnos por una de estas tres? Su estabilidad, compatibilidad y relevancia las hace imprescindibles en esta lista, sin embargo sus requisitos, configuraciones o paqueterías las hacen más para usuarios con cierto conocimiento previo en estos sistemas.

Insisto en que probéis las distribuciones vosotros mismos, mirar capturas de los entornos o reviews de los sistemas ayudará a hacer la criba inicial para quedaros con las que consideréis más idóneas para vuestros menesteres. En la próxima entrada, os hablaré de una herramienta que os facilitará sobremanera esto de probar multitud de distribuciones sin que gastéis demasiado tiempo. Además pasaremos a instalar algunos de los que espero sean vuestros futuros sistemas de trabajo, ya habéis sufrido suficiente XP, os lo merecéis.

Recordad suscribiros para estar al día de las noticias, webinars y artículos más interesantes y novedosos acerca del Open Source, el desarrollo de aplicaciones, virtualización de sistemas... Y no dejéis de echarle un vistazo al catálogo de cursos que podéis encontrar en Openwebinars.net , algunos como el de LPIC-101 y LPIC-102 os ayudarán enormemente en vuestra vida profesional.