Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

Cómo conseguir que tu empresa pague tu formación

Ángel Robledano
  • Escrito por Ángel Robledano el 04 de Junio de 2018
  • 7 min de lectura | destacados
Cómo conseguir que tu empresa pague tu formación

¿Quién no ha visto superados sus conocimientos a la hora de realizar alguna de las muchas tareas que conforman su trabajo diario? Es algo que ocurre de forma habitual, ya sea por cambios en las aplicaciones empleadas, o bien por modificaciones en las metodologías o fundamentos de las propias tareas que hacemos. Nos vemos obligados a adecuarnos a esos cambios, pero normalmente las empresas no nos ayudan.

Importancia de la formación de los empleados IT

Los puestos de trabajo IT están en constante evolución, principalmente los relacionados con programación y sistemas informáticos. Debemos estar siempre informados de todas estas evoluciones, para poder reciclar nuestros conocimientos y aptitudes, además de estar al tanto de las novedades para aplicarlas en nuestro día a día y mejorar el resultado de nuestra labor.

Esto es un problema para las empresas, que va creciendo a medida que la tecnología y la informática avanzan a un ritmo cada vez más vertiginoso. Seguramente, la mayoría tenemos amigos o familiares que viven esta situación en su empresa, e incluso somos nosotros mismos los que estamos inmersos en esta situación.

No resulta sencillo trabajar y formarse al mismo tiempo, nunca lo ha sido, pero en la actualidad es más complicado compaginar las dos tareas. Esto se debe a que lo habitual es tener una jornada laboral que nos ocupa la mayor parte del día, con horarios discontinuos y con un elevado volumen de trabajo, lo que nos obliga a tener que hacer parte del mismo en casa, fuera de nuestra jornada laboral.

La negativa del jefe

Al comentar con tu jefe esta problemática, la respuesta suele ser que no es posible o no es necesario realizar una formación adicional. Esto es así porque, sobre todo en empresas pequeñas, se piensa que el tiempo de formación de un trabajador es tiempo perdido en la realización de sus tareas, y eso es algo negativo para la empresa. Además se presupone que esa formación requiere un desembolso económico mayor del que realmente es.

La realidad es que actualmente disponemos de más y mejores posibilidades que nunca, ya que existen numerosas facilidades que permiten compaginar trabajo con formación, sin que realmente suponga un perjuicio para la empresa. Estas facilidades suponen un beneficio tanto en el aspecto económico de la formación, como en la forma en la que podemos optimizar el tiempo dedicado a la misma, sin perjudicar a nuestras tareas laborales.

Respecto al aspecto económico, recordar que todo trabajador dado de alta en la Seguridad Social, tiene asignada una parte de su cotización para su formación, por lo que ni el trabajador ni el empresario tienen que realizar un desembolso económico para acceder a esa formación continua. En caso de necesitar una formación con un coste mayor al asignado, existen muchas opciones para formarse sin que suponga un gasto excesivo.

Formación continua

Las posibilidades para llevar a cabo esa formación son muy variadas y se puede optar por la que más convenga tanto al empresario como al empleado. En la actualidad la formación se puede realizar de forma presencial o a distancia, de forma personalizada o grupal, pudiendo elegir el horario más adecuado, para así optimizar la jornada laboral y poder formarse sin dejar de lado las tareas diarias.

La formación continua de un trabajador se puede hacer hoy en día de una forma más sencilla que nunca. No sólo es interesante plantearse esa posibilidad por estas facilidades, tanto para el jefe como para el empleado, sino que además va a suponer una mejora en muchos aspectos de los que se van a beneficiar ambos, lo que hace que sea la empresa la que vaya a conseguir un mayor beneficio final.

Ventajas de la formación de empleados

Invertir en la formación de los empleados es invertir en la empresa, a medio y largo plazo sobre todo. Es una inversión que va a dar sus frutos en menos tiempo del que se puede pensar, y la cual va a reportar una serie de ventajas muy valorables, de las que podemos destacar:

  • Tener empleados más formados y capacitados en sus tareas
  • Adquieren conocimientos con los que realizar sus tareas con mayor calidad y de forma más eficiente
  • Mejora su nivel de motivación y satisfacción dentro de la empresa
  • Renuevan el interés en el trabajo al salir de la rutina diaria
Imagen 1 en Cómo conseguir que la empresa pague tu formación

La empresa es la que más se va a beneficiar de estas ventajas, ya que en ella va a repercutir todos los beneficios que se consiguen a más largo plazo. Esto es así gracias a que con la formación de empleados se consigue retener el talento IT que haya en el grupo, además de fidelizar a nuestros empleados IT para que no busquen cambiar de empleo. Además, se consigue un mayor poder de atracción de empleados cualificados, que van a estar muy interesados en formar parte de nuestro grupo de trabajo, añadiendo así más talento IT a la empresa

Entre los empleados IT es cada vez más común necesitar formación a la formación obtenida durante los estudios reglados, ya que la evolución del sector lleva a que sea necesario adoptar nuevos conocimientos que van surgiendo con los continuos avances informáticos. Empleados con una amplia experiencia laboral se encuentran con situaciones en las que cambian las reglas del juego y sus conocimientos se ven sobrepasados y quedan obsoletos

Cómo convencer a tu jefe para que invierta en formación

Si quieres convencer a tu jefe de la importancia de la formación de los empleados IT, no dudes en utilizar todos los argumentos aportados anteriormente, añadiendo, además, tu propia experiencia laboral personal. Recuerda a tu jefe que el objetivo de todo esto no es otro que mejorar y optimizar los recursos y resultados de la empresa, algo que seguro desea tanto o más que tú mismo, ya verás cómo le hace decidirse por invertir finalmente en formación.

Los responsables tienden a pensar que pueden estar formando a un empleado que en el futuro no va a utilizar esos nuevos conocimientos en beneficio de su actual empresa, ya sea porque se prescinda de él o bien se marche voluntariamente. Es una forma de pensar equivocada, que tiende a ser sustituida, ya que hay que mirar al futuro con perspectivas de mejora.

Imagen 2 en Cómo conseguir que la empresa pague tu formación

Formar a los empleados es otra forma de mantenerlos contentos, hacerles sentir importantes, lo que les lleva a querer seguir creciendo con la empresa que le ofrece estas condiciones, ya que no siempre el sueldo es lo más importante. Esto es parte de lo que se conoce como política de salario emocional, que no es más que la suma de esas retribuciones que consigue el empleado aparte de su sueldo, ya sea a modo de formación, flexibilidad en su jornada laboral y formativa, y muchos otros aspectos que valora como positivos.

Los responsables deben comenzar a pensar que una formación continua tras el acceso a un empleo IT no es más que una forma de mejorar al trabajador y, por tanto, el resultado de su trabajo. En definitiva es una forma de inversión, que va a generar una mejora en los resultados empresariales, en calidad, a nivel económico y en el aumento del prestigio de la empresa, por lo que los beneficios son siempre mucho más valiosos que la inversión realizada.

Presente y futuro de la formación continua de empleados

Las empresas comienzan a cambiar su forma de pensar en sus empleados y en cómo hacer que su trabajo sea más efectivo, sin perder el interés en el mismo. Para ello, la formación dentro de la empresa es cada día es más importante. La formación de sus trabajadores IT permite a una empresa poder adaptarse a todo tipo de cambios de fundamentos, tendencias y operativas, consiguiendo así tener a una plantilla más cualificada y polivalente, lo que hace que la empresa sea más productiva.

Cada vez es más evidente que se obtienen beneficios tan valorables como fidelizar empleados IT, que estarán más satisfechos por formar parte del equipo. Este punto es muy interesante para la empresa, ya que es una forma de evitar la fuga de talento IT, que no es tan sencillo de localizar como se pudiera pensar a priori, por lo que hay que emplear todas las herramientas de las que se dispongan para ser capaz de retener talento IT. Además tiene efecto a la hora de mejorar su marca de empleabilidad, que es un importante indicador de la reputación profesional del empleado, lo que influye en la percepción positiva de la empresa.

Imagen 3 en Cómo conseguir que la empresa pague tu formación

Dentro de las diversas posibilidades de formación, la formación online es una de las que más éxito tienen en la actualidad, gracias a un conjunto de ventajas que ofrecen, de las que destacan algunas como la flexibilidad horaria para poder realizar la formación, la posibilidad de obtener tutorías personalizadas, poder ir adquiriendo conocimientos de aplicación inmediata al trabajo que se está desarrollando, entre muchas otras.

Este tipo de formaciones se puede personalizar tanto como se necesite, adecuando la misma a las necesidades de las personas que la van a recibir. Se puede llegar a un consenso entre trabajador y responsable para buscar una formación centrada en las necesidades del trabajo que desempeña, para optimizar así tiempo, dinero y esfuerzo invertido en la misma, y que resulte lo más productiva posible.

Estas son algunas de las empresas que ya confían en OpenWebinars

Profesores y profesionales

Nuestros docentes son profesionales que trabajan día a día en la materia que imparten

Conviértete en profesor de OpenWebinars