La virtualización ya está al alcance de cualquiera, sí, pero muchos de los  usuarios de equipos de escritorio aún piensan que no les es útil en ningún sentido, que es cosa de geeks o sólo para aquellos administradores de sistemas que dan soporte a servidores de gran potencia y capacidad. Nada más lejos de la realidad, ya que con este post intentaremos mostraros algunos usos de lo más prácticos incluso para aquellos que sólo utilizan el equipo como centro de entretenimiento, por ejemplo.

Refiriéndonos a la definición de a lo que se le llama virtualización en el campo de la informática, lo definiríamos como la ejecución de dos o más sistemas operativos en un único PC físico . Esta ejecución puede darse separando los sistemas operativos mediante hipervisores (en este post explicamos más a fondo todas las capas del proceso de virtualización, incluyendo los hipervisores) o bien ejecutando un sistema operativo dentro de una ventana en el sistema operativo anfitrión. La primera opción suele verse más en servidores (quede claro que no es exclusivo, sólo donde más veces lo podemos encontrar) y la segunda en equipos de escritorio.

La lista de utilidades que hemos confeccionado junto con sus explicaciones quedaría muy extensa, por ello dejaremos 9 funcionalidades en este post y otras 9 en uno posterior, vamos a ello :

1. Mejorar el uso de la capacidad.

Es normal que nos encontremos con varias unidades de almacenamiento en un equipo, y el poder tratarlas como una sola mejora entre un 40% y un 50% el rendimiento que podemos sacar de ellas definiendo las tasas de usabilidad de las mismas de una forma mucho más clara.

Cabe destacar la importancia de esta utilidad en los sistemas de creaciones de mirrors (espejos) en las soluciones destinadas únicamente al almacenamiento. Por ejemplo, tenemos un equipo donde tenemos programada una copia de seguridad diaria, y como queremos asegurarnos de que nuestra información no sea víctima de una avería por fallo en nuestro disco mecánico, podemos utilizar la segunda unidad de almacenamiento para programar otra copia que se realice en días alternos.

2. Copias de seguridad más rápidas.

Al tomar una instantánea del sistema de archivos, el software de virtualización evita el cuello de botella creado por la comunicación entre el servidor de aplicaciones y el servidor de copias de seguridad. Y dado que la virtualización prácticamente se basa en estas instantáneas (o imágenes) la ventana u opciones de copia de seguridad podría ser casi eliminada.

3. Recuperación de desastres.

Con la virtualización de nuestro lado, en caso de fallo del sistema podríamos restaurar una imagen de dicho sistema o una copia de seguridad del mismo en cuestión de minutos , para poder seguir trabajando reduciendo así, en comparación con la forma tradicional, el tiempo de instalación de sistema operativo, configuración, actualizaciones e instalación de aplicaciones a los que nos vemos obligados al sufrir uno de estos fatídicos inicios donde todo son errores...

4. Migración de datos.

La mayoría de productores de unidades de almacenamiento, acompañan sus productos de software propio para ayudar a sus clientes en el proceso de migración de datos entre los distintos discos. De entre los diferentes software de virtualización que podemos encontrar hoy día, la mayoría ofrecen esta funcionalidad ya integrada en el propio software, sin necesidad de recurrir a programas de terceros. Además hemos de sumar que permiten el trasvase de datos entre plataformas heterogéneas, es decir, que no importará que migremos desde un MAC OS a Linux o Windows, o viceversa .

5. Expansión automática de capacidad.

Con un sistema de virtualización de por medio, en caso de que necesitemos más espacio para un sistema del que habíamos previsto, siempre podemos cambiar las configuracione s del propio software para reasignar el espacio en función de nuestras necesidades.

6. Recuperaciones basadas en discos en línea.

Combinado con arrays basados en discos ATA económicos, podremos dar uso de las instantáneas de virtualización para proporcionar o crear copias de datos en línea, que podremos usar para retroceder a un punto anterior del sistema en caso de corrupción de archivos como comentábamos antes, o pérdida de archivos de una forma muy simple y rápida.

7. Pruebas de aplicaciones.

Quizás la mejor de las utilidades que podemos encontrar en la virtualización. En lugar de probar una nueva aplicación sobre datos reales en nuestros equipos, podríamos virtualizar un sistema con datos replicado s para comprobar el correcto funcionamiento de la misma, y no perder nada de información en caso de que la prueba no llegase a buen término.

8. Mejorar el rendimiento de las bases de datos.

En el caso de encontrarnos con una unidad de d isco de estado sólido (SSD), podríamos colocar en dicha unidad los archivos a los que más se accediese como por ejemplo las bases de datos, mejorando enormemente la velocidad de acceso a la información. Más información sobre los SSD en estos post SSD en Windows y SSD en Linux .

9. Alta disponibilidad.

También podremos separar las unidades de almacenamiento de las unidades de instalación de aplicaciones, así la virtualización podrá aislar las peticiones al servidor de aplicaciones de las peticiones a la unidad que gestiona el almacenamiento, y por ende, un fallo en una petición a una aplicación no afectará a la unidad de almacenamiento.

Espero haberos contagiado algo de curiosidad por la virtualización que nos mueve a muchos, y que esta primera lista os sea de ayuda y os de ideas de cómo la virtualización puede facilitaros difíciles tareas y automatizar aquellas no tan difíciles pero repetitivas.

No olvidéis suscribiros para estar al día de todas las noticias, artículos y webinars más interesantes y novedosos del mundo del software libre, programación, virtualización, etc. Si te interesa aprender todos los entresijos técnicos a la hora de montar sistemas de virtualización, no te pierdas la 5ª Edición del Curso Online de Virtualización de sistemas con Proxmox:  KVM y OpenVZ .