Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

El efecto silo y cómo evitarlo en tu empresa

Marina Jiménez
  • Escrito por Marina Jiménez el 16 de Agosto de 2019
  • 4 min de lectura | Recursos Humanos
El efecto silo y cómo evitarlo en tu empresa

Corren ya ríos y ríos de abundante tinta acerca de la importancia del talento en las empresas. Hoy nadie duda que se trata del mayor activo de estas, la savia responsable del crecimiento y el éxito de los negocios. Pero, si importante es el talento, más importante aún es que fluya dentro de la organizaciones, que los equipos sean capaces de compartir su conocimiento, de aprender unos de otros, evitando así el temido efecto silo en las empresas.

¿Qué tienen que ver estos grandes contenedores cilíndricos destinados a almacenar el grano con el funcionamiento de una determinada organización? ¡Atento, que te lo contamos!

¿Qué es el efecto silo?

Se conoce como efecto silo aquella situación que se produce en determinadas empresas cuando los distintos departamentos o áreas que constituyen el negocio funcionan de forma aislada, sin que exista transferencia entre los mismos. Y no se trata de un hecho puntual ni marginal… ¿Sabías que según un estudio de PwC, la mitad de las empresas trabaja con silos?

Las manifestaciones más frecuentes del efecto silo

Imagen 0 en El efecto silo y cómo evitarlo en tu empresa

Es fácil reconocer cuando en una determinada empresa se está produciendo este efecto. Estos son algunos de los rasgos más frecuentes:

Las decisiones, independientemente de su relevancia y peso, se elevan a la cima de los silos, es decir, a los responsables de las diferentes áreas. Este comportamiento ralentiza y densifica la solución y es, bastante a menudo, la causa de que se retrase su puesta en marcha.

La información se gestiona de la siguiente forma: los flujos circulan desde la base hacia arriba a lo largo de los silos. Tras ello se producen cascadas de tareas que se bifurcan en las diferentes áreas. ¿No suena muy operativo, verdad?

Rigidez. Una de las pruebas más visibles de que en una empresa existe el efecto silo es la resistencia al cambio. Los responsables están pendientes de la monitorización del modelo de negocio, mostrando una coraza protectora ante la necesidad de transformación.

Es importante conocer en qué consiste este efecto, consecuencia directa de un exceso de visión vertical, y cuál es su impacto en el seno de las empresas, ya que reduce considerablemente la productividad y la comunicación efectiva entre los miembros de los equipos.

Y ¿por qué se produce el efecto silo?

El efecto silo aparece cuando los problemas y el día a día de las organizaciones no se resuelven a niveles medios o bajos, sino que se elevan a la cúpula para que sean los máximos responsables quienes encuentren una solución. Esto provoca, entre otras cosas, ineficacia y flujos de información lentos y poco ágiles, ya que una vez que se han tomado las correspondientes decisiones el proceso vuelve a «bajar» para ser ejecutado.

Consejos para evitar el efecto silo en tu empresa

¿Quieres saber cómo evitar el temido efecto silo en tu organización? ¿Cómo puedes conseguir que en tu empresa reine la buena comunicación, la sinergia y la cooperación? ¡Sigue al pie de la letra estos consejos!

Todos a una: la alineación

Imagen 1 en El efecto silo y cómo evitarlo en tu empresa

Para evitar el efecto silo no es necesario llevar a cabo una restructuración de pies a cabeza de la empresa. No se trata de una remodelación radical, de un proceso que se prolongue demasiado tiempo, sino que basta con estrechar los lazos que unen cada una de las partes de las empresas.

Es importante tomar decisiones que presentan potencial de aumentar el valor de la empresa y el éxito del modelo de negocio, aplicado no solo a un departamento o área, sino a la organización en su conjunto.

La comunicación, pilar para evitar el efecto silo

El típico escenario donde el efecto silo acampa a sus anchas es ese en el que cada miembro del equipo recibe órdenes directas de su responsables de forma estanca, sin saber en qué línea están avanzando sus compañeros de otros ámbitos ni que estos sepan lo que está haciendo él.

Es importante que todas las partes que componen una empresa estén al tanto de lo que sucede en otras áreas de la misma. De esta manera todos los esfuerzos están encaminados en una misma dirección y el conocimiento y la coordinación fluyen. ¡Es una de las claves que marcan el éxito de las empresas!

Información accesible, un aspecto crucial

Imagen 2 en El efecto silo y cómo evitarlo en tu empresa

Para ser capaces de interpretar adecuadamente los datos que manejan las empresas, y de que puedan hacerlo diferentes áreas, es necesario que estos estén bien estructurados y almacenados y que sean accesibles para el resto del equipo.

Cuando diferentes departamentos dentro de una misma organización tienen acceso a informaciones de interés general, como pueden ser, por ejemplo, los insights sobre los seguidores de la marca, el trabajo de todos se enriquece y se obtiene mucho mejores resultados.

Adaptarse o morir, antídoto contra el efecto silo.

Uno de los factores que resultan más determinantes de cara al éxito de las organizaciones es su capacidad de adaptación al cambio. En un mercado cada vez más exigente, dinámico, donde la competencia es cada vez mayor y todo cambia a un ritmo difícil de seguir, las empresas capaces de adelantarse a las transformaciones y danzar a su paso tienen mucho ganado.

Para ello es necesario crear estructuras organizativas que faciliten la rápida adaptación al cambio, que ayuden a entender la empresa como un todo y que permita que fluya la toma de decisiones.

Facilita una visión general de la empresa.

Imagen 3 en El efecto silo y cómo evitarlo en tu empresaUno de los secretos para evitar que los departamentos estén desalineados y los objetivos no estén coordinados es trabajar con una visión conjunta. Todos los puntos anteriores avanzan en esta dirección, alinear a todas las partes dentro de un mapa único, que favorecerá la alineación natural de todos los equipos hacia una misma meta.

Esperamos que esta visión sobre el efecto silo y los consejos para evitarlos te sean de utilidad para tu empresa. Acabar con los silos no es difícil, tan solo requiere de una cierta perspectiva y de un cambio de actitud para lograr un objetivo esencial: avanzar juntos hacia el éxito.

Relacionado

Te dejamos una selección de cursos, carreras y artículos

Cómo mejorar la productividad de tu equipo IT

Cómo mejorar la productividad de tu equipo IT

Recursos Humanos

21 de Mayo de 2019

El primer paso para poder mejorar es saber bien qué es aquello en lo que estamos poniendo el foco, en este caso, definiremos productividad laboral como: “la relación entre el resultado de una activ...

Estas son algunas de las empresas que ya confían en OpenWebinars

Profesores y profesionales

Nuestros docentes son profesionales que trabajan día a día en la materia que imparten

Conviértete en profesor de OpenWebinars