Sin duda alguna la eficacia en la productividad dentro de una empresa siempre ha sido uno de los handicaps más importantes, y hoy en día lo es aún más. Cuando un cliente quiere contratar nuestros servicios para desarrollar una aplicación móvil, el que este proyecto se lleve a cabo esta muy ligado al tiempo de producción ya que, de éste depende principalmente el coste final. En un primer momento, la forma de conseguir desarrollar una app ha sido mediante el lenguaje nativo asociado a los dispositivos en los que se instalaría dicha app, siendo, por ejemplo, Java para Android u Objetive-C para iOS. Ésto ha cambiado de forma radical con las aplicaciones híbridas, no ya las creadas con el framework PhoneGap , sino con otros similares

 
¿Qué es lo primero que debemos tener en cuenta? Principalmente, cuando un cliente te comenta su proyecto, te dice que quiere que éste tenga presencia en los principales stores , para que dicho proyecto pueda ser descargado y adquirido por el mayor número de usuarios finales posibles. En este punto entra la tesitura: ¿Realizarlo con lenguaje nativo o hibrido con PhoneGap (HTML5, CSS3 y Javascript)? Llegados a este punto debemos ser objetivos y tener en cuenta la complejidad del proyecto, con ésto se quiere decir que debemos valorar si podemos realizarlo, o no, con PhoneGap para darle al cliente un producto final de calidad. El potencial de PhoneGap es abrumador y cada día que pasa mejora considerablemente, pero aún hay algunos tipos de apps para las que no podemos afrontar un desarrollo con este framework. imagen Esto está cambiando y cada vez más el desarrollo híbrido se va imponiendo al desarrollo nativo, según algunas estadísticas para 2016 el desarrollo híbrido ocupara más del 50% del mercado.
 
¿Cómo ha influido esto en el desarrollo de una aplicación? Los tiempos de producción en una aplicación móvil desarrollada con PhoneGap se reducen considerablemente frente al desarrollo nativo. Hay que tener en cuenta que, si el cliente nos comenta que necesita su app para iOS, Android y Windows Phone, estamos hablando de 3 desarrollos distintos en el caso de hacerlo nativo, por lo que el tiempo de producción ( grosso modo ) se triplicaría frente al desarrollo de la misma app con PhoneGap, ya que el código empleado con este framework sería el mismo para los tres sistemas operativos.
 
Conclusión: Después de toda esta charla de concienciación, podemos llegar a los siguientes puntos que según mi experiencia debemos plantearnos:
1.- Estudia el proyecto con el cliente.
2.- Verifica en cuántos stores debe estar la aplicación.
3.- Valora si el desarrollo de la aplicación es factible mediante PhoneGap.
4.- Calcula los tiempos de producción de desarrollo de la aplicación, tanto como aplicación nativa, como hibrida.
5.- Expón los pros y contras al cliente de cada uno de los desarrollos.
6.- Presenta los presupuestos a tu cliente.
7.- Siempre que sea posible hacer la aplicación hibrida, HAZLA!!!
 
Saludos a tod@s, y espero que os haya gustado esta pequeña aportación! ;)