Desde el año 2002 se han celebrado multitud de eventos llamados ‘sprint’ en el lenguaje de Python. Un ‘sprint’ es, en esta terminología, una quedada de desarrolladores en la que durante, entre tres y cinco días, trabajan codo con codo para mejorar un proyecto open source. Este año, el ‘sprint’ ha contado con el inestimable apoyo de Microsoft, concretamente con dos de sus mayores desarrolladores, Steve Dower y Brett Cannon. El párrafo de entrada del blog Python Insider rezaba lo siguiente:

Del 5 al 9 de septiembre, un grupo de desarrolladores de Python se reunieron para un ‘sprint’ con la participación de Instagram, Microsoft, y la Python Software Foundation. El objetivo era pasar una semana trabajando en el desarrollo de Python 3.6.0b1, justo a tiempo para la salida de Python 3.6 el lunes, 12 de septiembre de 2016. La inspiración para este ‘sprint’ fue el “Need for Speed sprint” celebrado en Islandia hace una década, donde se hicieron muchas mejoras de rendimiento a la versión 2.5 de Python ¡Cómo pasa el tiempo!

Como el propio Brett Cannon indica en este post en Microsoft, tanto él como Steve Dower pasaron la semana completando trabajo en cuatro de sus PEPs (Propuestas de Mejoras para Python 3.6):

  1. Añadir un protocolo de ruta para el sistema de archivos ( PEP 519 ).
  2. Añadir una API de evaluación de CPython ( PEP 523 ).
  3. Cambiar la consola de codificación de Windows a UTF-8 ( PEP 528 ).
  4. Cambiar la codificación del sistema de archivos a UTF-8 ( PEP 529 ).

También ayudaron los dos desarrolladores a revisar los parches PEP 515 y PEP 526 , los guiones bajos en los caracteres numéricos literales y la sintaxis de anotaciones de variables, respectivamente. Ambos además participaron en muchas discusiones técnicas sobre diferentes temas y limpiaron sus informes de errores.

Brett Cannon invita a los usuarios curiosos a conocer qué adelantos llevará consigo la versión 3.6 de Python en su documento de novedades “What’s New” como un buen lugar de punto de partida. También anima a los desarrolladores a descargar Python 3.6.0b1 y probar con su código, y si encuentran algún error, a enviar un informe de errores. Esta versión está aún en fase beta por lo que habrá características que se eliminarán y otras que permanecerán en función de la retroalimentación de la comunidad.

En líneas generales la semana fue muy productiva tanto para los dos desarrolladores de Microsoft como para el conjunto de usuarios que asistieron al ‘sprint’ del proyecto de Python. Cannon espera que, gracias al éxito de este ‘sprint’ que ayuda a la comunidad, consiga convertirse en un evento anual, de tal forma que Python pueda aprovechar la explosión de talento. Por último, desde la organización piden a los usuarios particulares o las empresas de desarrollo que consideren la oportunidad de ayudar a mejorar la comunidad de Python y a la Python Software Foundation.