Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

Qué es el Social Recruiting

María Crespo Berlanga
  • Escrito por María Crespo Berlanga el 29 de Agosto de 2019
  • 3 min de lectura | Recursos Humanos
Qué es el Social Recruiting

Qué es el Social Recruiting

También conocido como Reclutamiento Social, se refiere al reclutamiento o la búsqueda de candidatos potenciales a través de redes sociales. Gracias a estas herramientas, el seleccionador o reclutador tiene la posibilidad de crear un vínculo con el posible candidato, generando ‘engagement laboral’ entre empleadores, empresa y candidatos.

Evolución del Social Recruiting

Si echamos la vista atrás, el cambio que ha supuesto un punto de inflexión en el concepto de red social en todos los ámbitos ha sido la aparición de internet. Poco a poco hemos cambiado nuestros hábitos adaptándonos a nuevas herramientas y tecnologías.

Gracias a internet, empezamos a contactar a través del correo electrónico, uno de los primeros pasos hacia el Social Recruiting. Esto supone un avance enorme ya que nos permite enviar información como direcciones, fechas, o cualquier otro dato susceptible de caer en el olvido a través de una llamada telefónica. Nos da la posibilidad de tener una accesibilidad grandísima a esta información tanto a los candidatos como al reclutador en cualquier momento.

A medida que surgen nuevas redes sociales la posibilidad de conectar con los candidatos y poder llegar a muchas más personas empieza a abrir poco a poco el camino hacia un nuevo concepto de reclutamiento.

Ventajas y desventajas del Social Recruiting

Ventajas

Ampliación de capacidades a otras zonas geográficas: El radio de acción aumenta infinitamente, podemos contactar con candidatos potenciales a lo largo y ancho del mundo, la distancia ya no es una barrera. Esto se traduce en la posibilidad de reclutar a distancia, ya no necesitamos estar físicamente en el lugar para poder seleccionar.

Aumento del número de candidatos a los que puedes llegar: Debido a que nuestra red de contactos la administramos online, la posibilidad de aumentar esta red es mucho mayor, contactar con profesionales tanto de nuestro ámbito laboral como posibles candidatos es algo sumamente fácil y accesible para todos.

Menor inversión en los procesos de selección: Al tratarse de redes sociales, su uso suele ser gratuito o, a lo sumo nos ofrecen la posibilidad de aumentar su capacidad de acción mediante una cuenta Premium o bien nos brindan la posibilidad de anunciarnos, para lo cual sí debes pagar.

El tiempo que invertimos en los procesos también es mucho menor, al comunicar a nuestra red de contactos que buscamos un perfil, el alcance que tiene nuestro mensaje es enorme.

Mayor cercanía con los candidatos: En nuestra red social podemos subir contenido de la marca o empresa en la que estemos trabajando con el fin de mostrar a nuestra red de contactos información que pueda llamar la atención sobre la misma, creando una sensación de transparencia y cercanía que probablemente hará posible estrechar lazos con candidatos que son susceptibles de incorporarse en puestos presentes o futuros.

Este es el aspecto más importante, y es que necesitamos influir en nuestros contactos con el fin de llamar su atención, hacer que busquen nuestro contenido y siempre dejarles con la sensación de que quieren saber más sobre nosotros.

Desventajas

Sobrepaso de candidaturas: Posiblemente al lanzar una oferta en redes sociales suframos una avalancha de currículums, muchos de ellos es posible que no encajen con las aptitudes y actitudes predeterminadas para el proceso de selección. Esto entorpecerá y ralentizará algunos procesos. Por este motivo, es recomendable hacer uso del social recruiting para reclutar aquellos perfiles más complejos y que en muchas ocasiones nos cuesta encontrar en plataformas de búsqueda de empleo.

Pérdida de entidad propia por parte del reclutador: Al utilizar tu red social como herramienta de promoción de tu marca o empresa, el contenido que subimos en redes sociales siempre está vinculado a este ámbito. Por eso es recomendable intentar no perder tu esencia en tus redes sociales.

Herramientas para hacer Social Recruiting

Entre las herramientas más comunes para hacer social recruiting y encontrar talento tenemos:

  • LinkedIn: La red social más enfocada al mundo laboral y con la que es más fácil contactar con posibles candidatos ya que lo habitual es utilizar esta red social con fines profesionales.
  • Facebook: Aunque no es una red social que asociemos al trabajo, presenta la ventaja de que es la red social con mayor número de usuarios por el momento, superando a LinkedIn con un margen considerable.
  • Instagram: Aunque el número de usuarios todavía no supera a los de Facebook, tiene un gran potencial, desde 2017 hasta ahora es posiblemente una de las redes sociales con más crecimiento.
  • Twitter: Al igual que Instagram, Twitter tiene un número de usuarios inferior a Facebook, pero su formato y las opciones que nos ofrece, le dan un punto a su favor. Hay que tener mucho cuidado con como gestionamos las críticas de otros usuarios, podemos encontrarnos muchos comentarios desagradables.
  • YouTube: La segunda red social en la lista por número de usuarios después de Facebook, nos aportará un toque de YouTube.
  • Otras: Whatsapp y Skype nos permiten mantener la comunicación con los candidatos. Whatsapp además tiene la posibilidad de subir estados, lo cual, para mostrar el ambiente en nuestra empresa puede ser un recurso muy útil.

Futuro del Social Recruiting

Si nos fijamos en nuestro entorno cada vez estamos inmersos en el uso de las “nuevas” tecnologías. Los cambios son cada vez más rápidos y nuestras costumbres y hábitos van incluyendo cada vez más el uso de estas herramientas.

Por otro lado, y como consecuencia de lo anterior, las redes sociales son un reflejo público de nuestras vidas a posibles empresas, por lo que en algunos casos ver un perfil en una red social puede darnos más información que una entrevista.

Aunque previsiblemente cada vez se haga un mayor uso del social recruiting, lo óptimo es combinar estas técnicas con la selección clásica, si nos quedamos con lo mejor de ambas y sabemos gestionar en base al tipo de proceso de selección que tengamos, es muy probable que nuestro trabajo dé sus frutos e incorporemos en nuestra empresa perfiles con mucho talento.

Relacionado

Te dejamos una selección de cursos, carreras y artículos

Buenas prácticas para encontrar y fidelizar talento IT

Buenas prácticas para encontrar y fidelizar talento IT

Recursos Humanos

27 de Junio de 2018

Todas las organizaciones, sea cual sea su tamaño y misión, se enfrentan a un reto similar: encontrar a las personas que las ayuden a crecer. Formar un gran equipo de profesionales es el primer paso...

Estas son algunas de las empresas que ya confían en OpenWebinars

Profesores y profesionales

Nuestros docentes son profesionales que trabajan día a día en la materia que imparten

Conviértete en profesor de OpenWebinars