El Navegador tiene que tomar en cuenta varias cosas: todo el codigo JS que se le envíe, todos los recursos de imágenes que se pueden enviar, textos, videos, animaciones, etc. Y todo esto tiene que ir unido y dar una experiencia magnífica al usuario.

El problema

El problema que se presenta es que a veces se quiere colocar muchas cosas y le Navegador no da abasto.

Vamos a plantear esto como si fuéramos al supermercado para hacer compras:

Depende mucho del dispositivo donde vayas a visualizar la Web que estés desarrollando te sentirás como si tuvieras un montón de dinero y podrás comprar cualquier cosa porque no lo vas a notar.

¿Qué pasa?

Que cuando se desarrolla no se hace en un móvil sino que se hace en un portátil que tiene una conexión estupenda, mucha memoria y está conectada directamente a la red eléctrica y eso puede consumir energía como si no hubiera un mañana.

Pero cuando se ve la Web en un móvil, ya depende del que se tenga y así sea el mejor móvil, el problema que se presenta es: “Oye en mi portátil estaba viendo que esto estaba súper bien y en el móvil va lento ¿Que está pasando?.”

Una de las claves es que poca gente toma en cuenta, dependiendo de que
producto tengas y si vas a tener una estrategia global, lo siguiente:

No entienden cómo funciona un móvil

Un móvil al final tiene una batería, esa batería tiene limitada la potencia por el principio fundamental de transformación de la energía, que es: la energía ni se crea ni se destruye si no que se transforma, entonces generalmente la energía que se consume se traduce en calor y poner la batería a mucha temperatura puede hacer que el móvil eche chispa y explote.

Con esto se explica que el SO (Sistema Operativo) del móvil (Android o iOS) tiene que lidiar con un montón de cosas: debe lidiar con la antena de radio, Bluetooth, los sensores que tenga, la pantalla y sus pixeles, si tiene varias aplicaciones corriendo en segundo plano para notificaciones, etc. Todo eso lo tiene que hacer con una potencia limitada.

Por mas que usemos un emulador en la computadora o algo parecido, no se puede intuir que exista algún problema, pero si evidentemente no se hace ese paso del emulador al final vamos a creer que todo va estupendamente y la realidad es otra.

Artículo desarrollado a partir del vídeo por Ana Gabriela Durán