Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

Factores a tener en cuenta para conseguir que un proyecto tenga éxito

Cristina Cuervas García
Factores a tener en cuenta para conseguir que un proyecto tenga éxito

Emprender y abrir nuevas líneas de negocio puede ser una odisea si no sabemos muy bien a qué nos enfrentamos y qué resultados queremos obtener. Como dijo Séneca “Ningún viento es favorable para quien no sabe a donde va” y esta frase ha de ser una máxima para cualquier emprendedor.

Una planificación correcta puede ser el éxito del mañana y para ello hay que estudiar todos los factores externos que pueden influir en ella. No solo basta con predecir el crecimiento o cómo nos vemos en cinco años, es fundamental saber cada paso que vamos a dar y fijar los plazos y la dirección, así como el equipo que va a implicarse en el proyecto.

A diario somos conocedores de ideas que quedan en el aire o bien que no funcionan al cabo de los años, por una incorrecta planificación o por no evolucionar al ritmo que demanda el mercado. Todos esos factores deben ser tenidos en cuenta si queremos llegar a buen puerto. La improvisación, como veremos a continuación, es uno de nuestros peores enemigos a la hora de desarrollar un negocio. Para evitar crisis y malas aventuras empresariales, vamos a analizar detalladamente cuáles son las claves que nos ayudarán a cumplir nuestros objetivos.

Factores a tener en cuenta para conseguir que un proyecto tenga éxito

Para que una empresa tenga éxito hay que marcar unas claves en las que basarnos a la hora de valorar el alcance de nuestro negocio:

  1. Establecer objetivos: Buscar un foco de objetivos y saber de dónde se parte y a dónde se quiere llegar. Es fundamental establecer un plan de negocios teniendo claro cuáles son las prioridades.
  2. Conocer el sector: saber en qué territorio nos movemos y conocer la competencia
  3. Invertir tiempo antes del desembolso económico: Hay que estudiar las claves antes de plantearse invertir dinero ya que de lo contrario sería aventurarse demasiado. Realizar un análisis DAFO de nuestro negocio nos puede ayudar a saber cómo movernos.
  4. Plan de negocio: Una vez estudiado el mercado, hay que realizar un plan de negocio donde se refleje la inversión que se va a hacer y cuáles son los objetivos y beneficios que esperamos alcanzar.
  5. Invertir en innovación: estar atentos a las necesidades del mercado para estar al día y ofrecer los servicios más novedosos.
  6. Diferenciarse de la competencia: Es una clave obligatoria. Para ello, debemos saber qué servicio ofrecen incluyendo el tiempo de respuesta y el valor económico, dos factores fundamentales para ir por delante de nuestros competidores.
  7. Rápido reconocimiento de las oportunidades: Saber diversificar y encontrar nuevas líneas de negocio
  8. No hay lugar para la improvisación:  Hay que seguir una estrategia marcada
  9. Creer en lo que hacemos:  Ser fieles creyentes que nuestro negocio va a triunfar y saber levantarse ante las vicisitudes. Una buena actitud ayuda a superar barreras.
  10. Voluntad de aprender y mejorar: Saber que no siempre las cosas salen a la primera y que nunca dejamos de aprender y de mejorar. No tirar nunca la toalla.

Factores de éxito de una empresa o un proyecto

Existen 4 factores que toda gestión de proyectos ha de tener en cuenta:

  • Definición clara de objetivos
  • Uso de metodología adecuada
  • Correcta planificación
  • Compromiso participantes

Los tres primeros dependen de la Dirección del proyecto, mientras que el último recae sobre todos los participantes e integrantes del proyecto. Analicemos en profundidad cuáles son las claves:

Definición clara de objetivos:

Es importante saber qué actividad ha de realizar cada miembro del equipo y a donde queremos llegar. Eso evitará retrasos y malentendidos. Una buena gestión de recursos o una buena asignación de cargas de trabajo ayudará al éxito del proyecto y a no perder en ningún momento la motivación.

Uso de la metodología adecuada:

Para este apartado es fundamental permanecer actualizado en todo momento, ya que las herramientas van cambiando, y ser conocedor de cuáles son las más novedosas nos permitirá avanzar sin dilaciones.

Correcta planificación:

Cualquier error en este apartado puede llevarnos a tener retrasos que no permitan que el proyecto salga a la luz tal en el plazo fijado. Este error puede ocasionar graves pérdidas económicas incluso de negocio.

Compromiso de los participantes:

Cada integrante tiene un gran valor individual y es necesario saber potenciar al máximo ese talento e implicarlo en el proyecto. Las personas motivadas y mimetizadas con el proyecto son las que facilitan que se alcancen los objetivos y atraigan éxitos. Las que por el contrario no se identifiquen con el negocio, solo conseguirán convertirse en una rémora a la hora de avanzar. Remar con fuerza y en una misma dirección hará que todo vaya tal y como se ha planificado: cumpliendo plazos y siguiendo la estrategia marcada

Factores críticos de éxito de un proyecto o una empresa

  • Un sistema exitoso no solo depende de que funcione bien, sino también de otros factores como la planificación, gestión y experiencia. Existen muchos negocios que se han visto abocados al fracaso por una mala organización o por no saber evolucionar con la empresa. Para una correcta implementación es necesario:
  • Trabajo en equipo: Si no hay equipo no hay proyecto exitoso. Si un equipo no apuesta por el negocio, este se queda a la deriva. Es necesario un equipo con ganas y fuerza y que sepa compartir la información para que todos estén al tanto de lo que ocurre.
  • Gestión del proyecto: La dirección ha de estar pendiente de todo lo que el proyecto va necesitando a medida que avanza, de que se cumplan los plazos y de saber llegar al horizonte marcado en tiempo y forma.
  • Monitorización: Generar reportes ofreciendo un sistema métrico que nos indique si vamos en buena dirección y si vamos acorde a la planificación. Monitorear los objetivos es un máxima de un buen proyecto.
  • Comunicación: Ha de existir una buena comunicación entre todo el equipo, desde la dirección al último empleado. Conocer bien los objetivos, así como gestionar los comentarios y experiencia de los usuarios para controlar la reputación de la empresa.

En definitiva, la puesta en marcha de un negocio o proyecto empresarial no es fácil, primero ha de surgir la idea, saber en qué diferenciarla de los demás y conseguir desarrollarla con éxito. En este artículo hemos explicado cuáles son los más importantes y qué debemos tener en cuenta a la hora de realizar la planificación. Pero lo más importante es la actitud y saber tomar el control antes las vicisitudes.

Más de 300 empresas confían en nosotros

Oesia
Vass
Everis
Ayesa
Altran
Ibermatica
Atmira
GFI
Accenture
GMV
Concatel
Telefonica
Caser
Banco de España
kpmg
Mapfre
Randstad