Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

Las preguntas y respuestas más reveladoras en una entrevista de trabajo

Maribel Jiménez Gallardo
  • Escrito por Maribel Jiménez Gallardo el 05 de Diciembre de 2018
  • 8 min de lectura | Recursos Humanos
Las preguntas y respuestas más reveladoras en una entrevista de trabajo

Cuando se necesita cubrir un puesto en una empresa da comienzo un proceso muy exhaustivo en el que se deben de medir los principales valores que ha de tener el candidato ideal. Se trata de una labor ardua ya que hablamos de una oportunidad que tiene como finalidad conocer muy bien al candidato, tanto en el aspecto profesional como personal. Si es una persona resolutiva, positiva, puntual, autónoma, etc. Es decir, cada una de las características que se ajusten a los valores que tenga la empresa. En este post vamos a desglosar las principales preguntas y respuestas para una entrevista de trabajo exitosa. Presta mucha atención. 

Aspectos a tener en cuenta en una entrevista de trabajo

Hacer una entrevista no es fácil, pero el proceso sigue siendo necesario. Identificar el talento IT o a los mejores profesionales del mercado es una tarea que requiere profesionalidad, precisión y casi un sexto sentido. El capital humano es el recurso más importante con el que cuenta una empresa. Contratar a la persona equivocada puede suponer un coste demasiado elevado, no solo a nivel económico, también se habrá perdido un tiempo muy valioso que puede conllevar el no poder contratar al candidato idóneo. Para determinar cuáles son las preguntas y respuestas más exitosas en una entrevista de trabajo vamos a describir 5 aspectos que buscan la mayoría de las corporaciones:

1. Motivación

: la motivación es un aspecto que nos indica por qué una persona ha tomado la decisión de emprender una carrera profesional en un área específica. Igual de importante es mantenerla por parte de la empresa que por el trabajador. Esto significa que la motivación no solo está enfocada en la capacidad que tenga la empresa para mantener implicados a sus empleados sino que también se centra en el rendimiento de las personas y sus aspiraciones para continuar formándose y creciendo dentro de un sector. En este sentido, como responsable de RRHH deberás indagar en la entrevista de trabajo diferentes capas de la personalidad del candidato para asegurarte de que su trayectoria y sus aspiraciones estén alineadas con el objetivo principal del equipo en la corporación.

2. Sinceridad:

es muy importante que en la entrevista el candidato exprese su opinión más sincera, aunque fuera controvertida. Este aspecto nos indicará la capacidad que tiene la persona a la hora de comportarse con los compañeros, clientes o su forma de trabajar. Un ejemplo de entrevista relajada donde el candidato se sienta cómodo con el fin de mostrarse totalmente sincero es iniciarla con preguntas superficiales como hablar del tiempo, si le ha resultado fácil llegar a la entrevista o saber cómo quieren que le llamen. Una vez que la persona se muestre más natural, será el momento de comprobar su sinceridad realizando preguntas enfocadas a su forma de trabajo.

Un ejemplo de preguntas y respuestas para una entrevista exitosa en este sentido es:

"Háblame de alguna ocasión en la que haya tenido que afrontar un problema difícil. ¿Cómo la resolvió?" La respuesta idónea será aquella que muestre diversas soluciones ante un obstáculo y su capacidad a la hora de influir en el proceso. La falta de experiencia concreta o el relato de una situación que carece de detalles pueden ser señales de alarma.

3. Capacidad de adaptación y flexibilidad

Un candidato en una entrevista de trabajo debe mostrar creatividad, capacidad para evolucionar, adaptación rápida al puesto de trabajo, conectividad y un pensamiento crítico. Nos encontramos en un momento donde el entorno laboral es muy cambiante y los puestos y perfiles de los trabajadores no pueden ser estáticos sino que deben amoldarse a las necesidades de la empresa en cada momento. Los profesionales que buscan empleo están cada vez más concienciados de este factor y creen en la capacidad de evolucionar gracias a la formación permanente para adquirir nuevos conocimientos y competencias. Indicar que la adaptabilidad a un puesto de trabajo en un corto plazo de tiempo supone un valor añadido que beneficia al candidato. Algunas preguntas para una entrevista exitosa que muestre la capacidad de adaptación y flexibilidad de una persona son:

  • ¿Estaría dispuesto a viajar por motivos laborales?
  • Si la persona está trabajando: "¿por qué quiere dejar su actual trabajo?"
  • Háblame de alguna ocasión en la que se haya alterado la estructura de un equipo de trabajo, ¿Cómo manejó la situación?
  • En el caso de que lleve tiempo desempleado: ¿qué has hecho durante ese tiempo? Algunos indicadores para saber que una persona no cuenta con capacidad de adaptación son, por ejemplo, que haya vivido 5 años en otro país con otro idioma y que no lo hable o que haya estado dos años desempleado y no haber actualizado sus conocimientos.

4. Compañerismo

Una empresa con diversos trabajadores que tiene una vacante lo que busca es una persona, entre otros factores, que sepa trabajar en equipo. Para conocer si un aspirante cuenta con esta habilidad deben hacerse preguntas en la entrevista de trabajo con el fin de obtener respuestas que muestren puntos relacionados con su personalidad. Un ejemplo de preguntas y respuestas para una entrevista exitosa en este sentido es:

¿Podría nombrar tres fortalezas y tres debilidades?
Aquí el candidato tendrá que mostrar fortalezas aplicables al puesto de trabajo en cuestión y reforzar sus puntos débiles. Lo que se intenta es encontrar a una persona con una personalidad que encaje en el resto del equipo.

5. Tenacidad:

Tener constancia y firmeza para cumplir un objetivo es una forma de destacar dentro de una empresa. Hablamos de un rasgo que ha hace que el profesional prospere y que transmita su energía al resto del equipo. Una pregunta enfocada a esta característica sería:
¿Cómo solventaría una situación de crisis? La respuesta debe contener ingenio y creatividad que muestre si es o no resolutivo. Saber la metodología que ha seguido para salir de una situación de crisis es relevante para conocer su constancia.

¿Cómo hacer una entrevista de trabajo?

La entrevista de trabajo es una de las herramientas más utilizadas durante los procesos de selección. A través de ella, tendrás la oportunidad como entrevistador de conocer al candidato, obtener información extra de él, sus aptitudes, habilidades, aspiraciones, etc. Existen diversos modelos de entrevista aunque la más estandarizada es la personal. A continuación, vamos a desglosar las diferentes fases de una entrevista de trabajo:

1. Planificación de la entrevista de trabajo
Toda entrevista de trabajo deberá estar previamente planificada con el fin de poder valorar a los candidatos. No se debe dejar nada a la improvisación y se prestará especial atención a las preguntas a realizar en cada momento. Será en esta etapa cuando se definan los objetivos de la entrevista y los tipos de preguntas. Por otra parte, es aconsejable tener apuntadas en una plantilla todas las cuestiones claves para no olvidar ninguna. Determina la duración del encuentro, con cuántas personas te vas a reunir en un día y los horarios.

2. Inicio de de la entrevista
En primer lugar, es importante que el candidato se sienta seguro de sí mismo y de sus capacidades. Saber explicar cómo ha sido su trayectoria, el trabajo que realiza o sus puntos fuertes son aspectos básicos para el comienzo de una buena entrevista. Asimismo, es un plus que la persona se haya informado sobre la empresa y el puesto a cubrir ajustando sus capacidades al mismo. Esto demuestra interés y capacidad de síntesis. Sabemos que un candidato suele acudir a una entrevista de trabajo un poco nervioso, por ello lo interesante es comenzar bajando la tensión con las denominadas ‘preguntas para romper el hielo’. En esta fase se intenta que el candidato se relaje y se muestre más natural con el fin de conocerlo mejor:

¿Qué día más lluvioso/frío/caluroso hace?
¿Le ha costado mucho llegar?
¿Cómo prefiere que le llame?

3. Desarrollo de la entrevista

Tras las presentaciones iniciales dará comienzo la ronda de preguntas. Existe un gran número de preguntas que el aspirante llevará preparadas. Procura sorprender con tus preguntas, descubrir cómo actuarían los candidatos en determinadas ocasiones, las herramientas o métodos que utilizan y el por qué. Recuerda que más del 75% de la información que ofrece el candidato se encuentra en el lenguaje no verbal, por lo que tendrás que ser observador y saber analizar los movimientos, el tono de voz o los gestos durante la entrevista de trabajo. Este tipo de preguntas facilitan el proceso de selección y gestión de candidatos ya que las respuestas que se obtienen suelen ser decisivas:

  • ¿Qué sabe sobre nuestra empresa?
  • ¿Por qué cree que es la persona indicada para este puesto de trabajo?

A continuación, la entrevista se centrará en conocer la formación y la experiencia profesional del candidato. En este punto entra en juego la capacidad de adaptación y flexibilidad de la persona entrevistada. Como hemos indicado, es importante que el profesional que postule al puesto vacante tenga una formación actualizada, con amplios conocimientos de su área y con capacidad para evolucionar. Ejemplo de entrevista con este tipo de preguntas sería:

  • ¿Qué idiomas habla?
  • ¿Qué experiencia tiene del sector?
  • ¿Cómo consiguió su último trabajo?
  • ¿Qué éxitos laborales destacaría?

Otra parte de la entrevista estaría enfocada a conocer cuál es el rol que ocupa el candidato trabajando en equipo y su nivel de compañerismo. Algunas preguntas para una entrevista de trabajo exitosa sería:

  • ¿Ha dirigido alguna reunión de equipo?
  • ¿Qué espera de un jefe?
  • ¿Cómo le describen los demás?

    En ocasiones, dependiendo del tipo de puesto, es necesario realizar preguntas que determinen cómo actúa el candidato en situaciones bajo presión. Es importante saber cómo soporta el estrés y si ha aprendido mecanismos para disiparlo. Del mismo modo, debes tener en cuenta cuál es la forma de actuar del aspirante a la hora de toma de decisiones y su iniciativa ante situaciones de crisis.

    Algunas preguntas relacionadas con este aspecto son:
  •  Describe algún problema difícil que hayas resuelto
  • ¿Cómo trabajas bajo presión?
¿Cómo resuelves los problemas diarios a los que se enfrenta en su puesto?

4. Fase final de la entrevista

Antes de despedir al candidato ofrécele la oportunidad de realizar alguna pregunta para solventar dudas. El tipo de pregunta que realice también te dará información extra sobre sus intereses. Infórmale sobre las fases del proceso de selección y cuándo finalizará. Por último, agradécele el tiempo dedicado y despídete de forma amistosa.

5. Valoración de la entrevista

Antes de continuar con otra entrevista de trabajo, dedícale cinco minutos a valorar al candidato. Reflexiona sobre lo que más y lo que menos te ha gustado de él y anótalo todo para poder comparar con otros entrevistados. Tan importante como encontrar al candidato idóneo es saber conservarlo.

Si deseas retener el talento IT de tu empresa no dudes en aplicar una buena estrategia que apueste por la formación. De esta forma garantizarás a tu corporación no solo que tus empleados tengan los conocimientos que tu negocio necesita, sino que es una de las claves para la atracción y retención del talento IT. No dejes que los mejores profesionales busquen nuevos retos fuera de tu empresa y apuesta desde hoy por la formación.

Relacionado

Te dejamos una selección de cursos, carreras y artículos

Estas son algunas de las empresas que ya confían en OpenWebinars

Profesores y profesionales

Nuestros docentes son profesionales que trabajan día a día en la materia que imparten

Conviértete en profesor de OpenWebinars