Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

Qué es un hosting y sus tipos

Alfredo Barragán
  • Escrito por Alfredo Barragán el 26 de Mayo de 2021
  • 10 min de lectura Redes y Sistemas
Qué es un hosting y sus tipos

Qué es un hosting

El concepto de hosting se refiere a un tipo de servicio en la nube que te permite publicar un sitio o aplicación web en la red de internet. El servicio de hosting consiste en disponer de un espacio en un servidor. En este espacio virtual se almacenan todos los ficheros y datos necesarios para que todo funcione de forma correcta.

El proveedor del servicio de hosting es el responsable de que el servicio no se interrumpa, de garantizar el acceso a los recursos de tu web y, por supuesto, de protegerlo de ataques maliciosos. Es muy importante que el servicio esté siempre en perfectas condiciones de acceso, pues de ellas depende, por ejemplo, que se haga una venta, en caso de que nos refiramos a una tienda online, o que trabaje de forma remota un equipo de trabajo, por lo que el grado de disponibilidad y rendimiento debe ser alto.

El servicio de hosting está compuesto por una computadora, un servidor, que funciona ininterrumpidamente para que tu sitio web esté disponible todo el tiempo, de forma que cualquier persona pueda acceder al mismo.

Cuando realizas un sitio web, uno de los pasos más importantes que debes hacer es encontrar a una empresa que provea de estos servicios. Tu proveedor de hosting almacena todos tus archivos, medios y bases de datos en el servidor, por lo que debes buscar un proveedor que te dé garantías y confianza. Cuando un usuario teclea en el navegador el nombre de tu web, el servidor transfiere los archivos necesarios para que la aplicación web se muestre de forma correcta. Obviamente, como hemos comentado todos los archivos necesarios para visualizar tu web deben estar en tu espacio del hosting, por lo que, si desarrollaste tu sitio en local, debes subirlo por FTP o SSH a la carpeta destino.

Los diferentes proveedores de hosting ofrecen diferentes planes de alojamiento con diferentes características. En función del plan y de la cuota tendrás derecho a una serie de recursos: velocidad, memoria, capacidad de almacenamiento, número de procesos activos, número de bases de datos, …. Debes seguir pagando este plan para mantener el servidor funcionando de forma correcta.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir un servicio de hosting es la tecnología en la que has desarrollado tu proyecto. Hay hostings especializados en WordPress, otros en PHP, … debes asegurarte que te brindan el servicio y requerimientos que realmente necesitas para hacer el despliegue.

Recientemente, habrás escuchado el incendio que se ha producido en el CPD de OVH de Estrasburgo. Este incidente ha provocado la caída de miles de webs en nuestro país, afortunadamente la sala donde se almacenaban las Backups se ha salvado del incendio y pudieron rápidamente restablecer el servicio. Por tanto, la importancia de elegir un proveedor que ofrezca garantías es fundamental si se produjera un incidente.

Normalmente, la mayoría de servicios de alojamiento en la nube, disponen de una interfaz amigable, siendo una de las interfaces más conocidas CPanel. Esta interfaz de usuario permite realizar multitud de opciones de configuración sin tener que disponer de conocimientos avanzados de sistemas o despliegue. Una de las opciones más comunes, que buscan los usuarios de un nivel medio-bajo, es la instalación mediante un clic, que permite en minutos disponer de multitud de CMS. Este es el caso de los desarrolladores que trabajan bajo las plataformas de Wordpress o Drupal.

Para qué sirve un hosting

Un hosting sirve para que tu sitio web esté siempre disponible, de forma que tu público objetivo pueda acceder a tu sitio en internet. Por tanto, la disponibilidad es un factor clave a la par que lo es la velocidad y rendimiento que ofrece. Para que todo funcione como la seda debe ser gestionado por algún tipo de servidor web, que mediante una serie de directivas gestione el comportamiento del sitio. Te recomendamos que le eches un vistazo a esta entrada donde te damos a conocer que es un servidor web, y puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Podría tener mi propio servidor y no depender de terceros?

Si, pero sería demasiado costoso y lento. Puedes disponer de un servidor casero compuesto por un ordenador, pero sería insuficiente, siempre debería estar conectado a la red y la toma de electricidad, y tu velocidad de internet debe ser alta. Esta solución solo es válida para proyectos webs básicos, con poco tráfico, o para pruebas.

Por otro lado, podrías adquirir tu propio servidor, pero el coste es extremadamente caro y no justifica su inversión. La contratación externa de un servicio de hosting web es la mejor opción.

Los proveedores de hosting disponen de servidores para almacenar los sitios web, el lugar donde se encuentra se denomina Centro de Procesamiento de Datos (CPD). Estas instalaciones cuentan con los sistemas de seguridad más avanzados, así como conexiones a la red permanentes y seguras, con el propósito de evitar posibles fallos o errores. Además, realizan sus propias backups de forma automática, por lo que si por un casual “rompes” tu sitio, siempre puedes restaurar a un estado anterior.

En definitiva, un servicio de hosting sirve para que tu proyecto web siempre esté disponible a los usuarios, y la contratación externa es una de las mejores opciones para garantizar la disponibilidad.

Existen multitud de proveedores, resellers, hostings compartidos, … y debes prestar atención a factores como la velocidad, la disponibilidad, y la seguridad. Normalmente los proveedores ofrecen una serie de servicios mediante planes con un coste incremental, que se pueden ir actualizando a medida que vayas necesitando más recursos o características adicionales.

Otro aspecto clave, que presta tu servicio de hosting es el servidor de correo, de forma que permite disponer de un correo personalizado con el dominio que apunta a nuestro proyecto. Por ejemplo, si contratamos como dominio www.ejemplo.es, podremos tener como dirección de correo info@ejemplo.es, soporte@ejemplo.es, ….

Cómo funciona un hosting

La contratación de un hosting no es condición suficiente para que tu web esté disponible a los usuarios, sino que deben llegar a ella a través de un dominio. Algunos hostings permiten disponer de un dominio temporal, para pruebas, pero no es lo ideal para que los usuarios encuentren tu proyecto web.

Los dominios permiten indicarle al navegador qué contenido quieres que te muestre. Al escribir, por ejemplo, openwebinars.net en el navegador le estás indicando que quieres ver el contenido de nuestro sitio web.

Tras esta acción el navegador irá a buscar los contenidos del sitio web al espacio del hosting donde está alojado para renderizarlo. En pocos segundos se dirige al espacio de hosting, encuentra los ficheros necesarios, realiza las conexiones a la base de datos y finalmente renderiza el contenido. Para encontrar el lugar donde se encuentran los archivos, entra en juego el sistema de nombres de dominio (DNS).

El sistema de nombres de dominio (DNS) permite que los diferentes equipos conectados a Internet no se localicen unos a otros mediante nombres, sino que utilizan direcciones de IPs para comunicarse. Pero como es muy difícil recordar todos los números de cada sitio web, se creó el sistema de nombres de dominio, con el objetivo de facilitar la tarea, de forma que podamos usar nombres para navegar por los distintos recursos de internet.

Cada dominio puede traducirse a una IP que será la del servidor en el que está alojado su contenido, así como a sus cuentas de correo y es ahí donde el sistema de nombres de dominio realiza la conversión.

Normalmente, los proveedores de hosting ofrecen el servicio de adquisición de dominios. Alquilas su uso durante un período de tiempo, normalmente, por un período de un año. Algunos planes de hosting, incluso, incluyen en su plan de alojamiento el registro del dominio incluido durante el primer año.

Un factor a destacar, a la hora de contratación del servicio son los recursos ofrecidos por el plan de hosting. En función de los aspectos de contratación se define la velocidad de carga de tu web, este factor está íntimamente relacionado con el SEO. El tiempo de carga, es un factor muy importante en el SEO, pues una velocidad inadecuada aumentará el abandono de los usuarios y se producirá en una mayor tasa de rebote, repercutiendo de forma negativa en el posicionamiento SEO de la web. Por tanto, es importante, que los recursos de tu plan de alojamiento no sean escasos y adecuados al sector en el que te enfoques.

Imagen 0 en Qué es un hosting y sus tipos

Tipos de hosting

Existen diferentes tipos de hosting en función de sus características o sistema de funcionamiento. Además, debes prestar atención a los diferentes tipos de servidor web que existen, y que pueden funcionar en el proveedor de hosting que elijas.

Hosting compartido

El hosting compartido es el tipo de alojamiento web más utilizado y más básico. En esta tipología de hosting las diferentes cuentas de usuarios se alojan en un mismo servidor. De forma que comparten recursos como la memoria RAM y la CPU. En ocasiones, estos planes son los que ofrecen un funcionamiento más deficiente, en el que la carga inicial de la web es lenta, al depender de la actividad de los proyectos de otros usuarios.

Ventajas:

  • Precio económico, aunque también son los recursos que ofrecen.
  • Facilidad de uso, la mayoría utilizan interfaces amigables que contienen todos los aspectos de configuración básicos.
  • Son ideales para proyectos básicos en los que los requerimientos no son demasiado elevados.

Inconvenientes:

  • Posible funcionamiento deficiente, debido a la compartición de recursos entre diferentes usuarios.
  • En ocasiones, algunos proveedores tienen una vía de negocio, sin ser expertos, y contratan un servicio a un proveedor de rango superior y hacinan multitud de webs, por lo que el servicio prestado es deficiente.
  • Se comparte la dirección IP con el resto de proyectos webs alojadas en el servidor.
  • Si uno de los proyectos web tiene un alto consumo de recursos pueden producirse alteraciones en el resto de proyectos alojados.

Hosting VPS

Un VPS (Virtual Private Server) es un servidor privado virtual. En este tipo de hosting, aunque los usuarios comparten un mismo servidor físico, no comparten los recursos. El servidor tiene una serie de particiones virtuales en el que el cliente tiene uso exclusivo del servidor. De esta forma, cada usuario dispone de sus propios recursos en cuanto a memoria RAM, CPU, disco, direcciones IP, … se refiere. Este tipo de hosting garantiza tanto los consumos de espacio y transferencia, como la RAM y la CPU asignada al servicio.

Ventajas:

  • Coste del servicio ajustado a un precio medio.
  • Mayor control sobre el estado del servicio. Tendrás acceso como usuario root para configurar el servidor de acuerdo a tus necesidades y requerimientos.
  • Son más rápidos y confiables, al tener garantizados los recursos contratados.

Inconvenientes:

  • Complejidad de uso, configuración, seguridad, …
  • Los servidores mal configurados pueden generar graves vulnerabilidades de seguridad.

Hosting elástico o slatic site

El hosting elástico es una solución intermedia, la más flexible de todos los tipos de hosting, que reúne las ventajas de un hosting compartido y las de un VPS. En este alojamiento compartiremos servidor físico con otros usuarios, pero tendremos recursos garantizados como en el VPS, por lo que el uso de otros usuarios no influye en el desempeño de nuestra web.

Esta modalidad de hosting permite crecer sin limitaciones de espacio, transferencia de datos, memoria (RAM), procesador (CPU), procesos adaptándose a las necesidades de su proyecto. Como su propio nombre indica, es elástico, siempre puedes tener más recursos si lo necesitas.

Ventajas:

  • Mismas prestaciones que en un Servidor Privado Virtual VPS, pero a un coste un poco superior al plan de hosting compartido
  • Se obtienen todos los recursos disponibles en un VPS, pero en un entorno compartido aislado.

Inconvenientes:

  • No te permite instalar Software de servidor a demanda, como sí puedes hacer en un VPS.
  • Escaso grado de control, configuración y personalización.
  • Ofrece menos opciones que la de un hosting dedicado, por lo que puede acarrear problemas para proyectos web más complejos.

Hosting Cloud o hosting en la nube

Es un tipo de alojamiento web consiste en la creación de una infraestructura compuesta por varios servidores que trabajan de forma simultánea en la nube. El servicio se distribuye en diferentes computadoras interconectadas que forman esa nube o cloud.

Es un tipo de alojamiento utilizado e indicado para empresas que tienen variaciones frecuentes por altos picos de tráfico. Este tipo de hosting ofrece una alta disponibilidad de recursos y garantías de uptime ante esas variaciones de demanda.

En lugar de utilizar un solo servidor, el sitio web puede acceder a un clúster que utiliza recursos de un grupo centralizado e interconectado. Esto significa que incluso si un servidor falla, otro se activa para que todo siga funcionando, por lo tanto, la disponibilidad de tu proyecto está garantizado.

Ventajas:

  • Balanceador de carga, que permite atender a picos de demanda en tu web.
  • Seguridad y disponibilidad garantizada, si se produce un fallo en algunos de los servidores, el sistema rápidamente se puede equilibrar sin que se produzca perjuicio alguno para los usuarios.

Inconvenientes:

  • Requiere de altos conocimientos técnicos.
  • Es una de las opciones de hosting más costosas de todas.
  • Necesidad de contratar un proveedor de confianza, se trata de una tecnología reciente e innovadora, y es de importancia que nuestro proveedor nos garantice la seguridad de los datos, la protección de los datos, …

Servidor dedicado

Este tipo de hosting, uno de los más avanzados y complejos, ofrece un equipo completo para cada usuario, es decir, no se comparte el servidor con ningún otro usuario. Esto garantiza que todos los recursos están disponibles y garantizados. Este tipo de hosting tienen un coste muy elevado, pues el usuario dispone de un equipo de forma exclusiva. Es indicado para empresas de tamaño mediano que quieran disponer de todo en el control en cuanto a opciones configuración y optimización.

Ventajas:

  • Un servidor dedicado no comparte espacio ni capacidad, por lo que se garantiza factores como rendimiento y velocidad.
  • Aportan más seguridad, al no compartir espacio ni recursos con otras cuentas, la seguridad del sistema está menos expuesta.
  • Son más versátiles, además de alojamiento web, puede albergar gran variedad de plataformas digitales, tecnologías, …
  • Elección del Sistema operativo, se puede instalar el sistema operativo que deseemos.

Inconvenientes:

  • Alto coste del servicio en comparativa con otras alternativas.
  • Conocimientos previos, este tipo de hosting presentan un grado mayor de complejidad que otros servicios.

Para un proyecto en fase inicial o de crecimiento, como una web de empresa o una tienda online, te aconsejamos que inicialmente optes por un servicio de hosting compartido o flexible. Es una de las opciones más económicas, y siempre puedes cambiar a un servicio superior o ampliar los recursos más adelante.

No obstante, tu proveedor de hosting debe al menos ofrecer esta serie de servicios:

  • Buen tiempo de carga.
  • Uso fácil e intuitivo.
  • Soporte técnico 24/7.
  • Alto grado de disponibilidad de la web.
  • Servicio de backups automáticos.
  • Seguridad informática.

Desde OpenWebinars, esperamos que este artículo te haya resultado interesante y que se despejen todas las dudas en cuanto a los servicios de hosting se refiere, y sobre todo que te ayuden a estar en el aire en el menor tiempo posible.

Relacionado

Te dejamos una selección de cursos, carreras y artículos

Qué es un servidor

Qué es un servidor

Redes y Sistemas

12 de Agosto de 2019

Descubre qué es un #servidor sus funciones y características principales así como un repaso a los diferentes tipos que existen en la actualidad y su la tendencia que lleva cada uno.

Instalación y despliegue de un servidor LAMP

Instalación y despliegue de un servidor LAMP

Redes y Sistemas

28 de Diciembre de 2020

Aprende a realizar de forma correcta la instalación y el despliegue de un servidor LAMP en un sistema Linux, te lo contamos paso a paso de forma detallada.

Más de 300 empresas confían en nosotros

Oesia
Vass
Everis
Ayesa
Altran
Ibermatica
Atmira
GFI
Accenture
GMV
Concatel
Telefonica
Caser
Banco de España
kpmg
Mapfre
Randstad