Recursos Humanos

Cómo construir una cultura de trabajo híbrida en una empresa IT

¿Tu empresa mantiene una cultura de trabajo presencial y quiere cambiarla? Descubre cóimo construir una cultura de trabajo híbrida y qué beneficios aporta.

Publicado el 26 de Abril de 2023
Compartir

¿Has observado como la situación vivida durante la pandemia ha hecho que las empresas interioricen la confianza en el trabajo bien hecho incluso cuando los trabajadores están en sus casas o en cualquier otro punto que no sea sólo la oficina? ¿Tu empresa no ha cambiado aun a esta cultura de trabajo híbrida, pero está pensando en hacerlo?

En este artículo vamos a desgranar lo que significa formar parte de una compañía que apuesta por una cultura híbrida y cómo, en concreto, las empresas IT pueden ser aún más exitosas promoviendo esta nueva modalidad.

Introducción

La pandemia ha cambiado drásticamente la forma en que se trabajaba. La situación ha obligado a muchas empresas a apostar por el trabajo presencial y adaptarse al trabajo remoto. A medida que la pandemia ha ido pasando, muchas empresas han introducido en su plan de acción y estrategia la posibilidad de explorar una nueva forma de trabajar ofrececiendo a los trabajadores ir a la oficina o trabajar fuera de ella, e incluso a las dos opciones a la vez, según convenga, lo que se conoce como una cultura de trabajo híbrida.

A diferencia del trabajo en remoto, en el que los trabajadores pueden decidir desde donde trabajar, la cultura de trabajo híbrida se caracteriza por la posibilidad que tienen para trabajar tanto desde la oficina como desde otro lugar, para combinar ambas con total flexibilidad en la mayoría de los casos. La idea es que los empleados tengan la capacidad de decidir desde donde prefieren trabajar, siempre y cuando cumplan con sus responsabilidades profesionales.


Importancia de una cultura de trabajo híbrida

Una cultura de trabajo híbrida permite, a las empresas que deciden apostar por implementarla, aprovechar los beneficios tanto del trabajo remoto como del presencial. Esto hace que ofrezcan a sus empleados algo muy importante: la confianza en ellos.

Los empleados podrán decidir cuál es el lugar de trabajo en el que se encuentran más cómodos y, seguramente, en el que serán más productivos trabajando, por lo que la productividad de la empresa también mejorará con ello.

“Adaptarse o morir”, esta ha sido la opción que muchas compañías han elegido en este sentido. Tras tener que apostar por el trabajo en remoto durante la pandemia por imposición dada la situación y darse cuenta de que realmente su tasa de productividad no descendencia, y no solo eso, sino que en muchos casos aumentaba, muchas han sido las empresas que han adoptado esta posibilidad como estable en el tiempo.

Sin duda, el trabajo híbrido ha venido para quedarse, especialmente en sectores como el tecnológico.

Algo que será también muy importante para la empresa será contar con un plan de evaluación del rendimiento de los empleados, que, como es normal, tendrá que estar adaptado al entorno de trabajo híbrido. Se deberán establecer objetivos y expectativas por los que se medirá el trabajo que realiza cada empleado o equipo de trabajo y deberá de ser también conocido por ellos mismos para que pueda existir una relación de confianza que es tan importante en estos entornos de trabajo en los que los equipos se encuentran deslocalizados.

Cómo construir una cultura de trabajo híbrida en una empresa IT

Establecer unas políticas y expectativas claras

Para poder plantear una cultura de trabajo híbrida que realmente se lleve a cabo de forma exitosa, será necesario que las expectativas y la forma de llevarlo a cabo sean comunes tanto para la empresa como para los propios trabajadores.

Además, deberán existir procesos, procedimientos y, en definitiva, políticas, que marquen y acoten los derechos y obligaciones de todos. De esta forma se conseguirá organizar y coordinar de la mejor forma sin que existan malentendidos o discrepancias entre las partes.

Fomentar la comunicación y la colaboración

Sin duda, que exista buena comunicación será una de las claves para que la cultura de trabajo híbrida sea exitosa. La empresa deberá encargarse de que los canales de comunicación y otras herramientas de trabajo colaborativo estén a disposición de todos y sirvan para facilitar el trabajo del día a día. Aunque ya se utilizaban antes de instaurar estas nuevas políticas, el correo electrónico, el chat, los repositorios de documentación en la nube, o las reuniones por video conferencia, pasan a tener ahora más importancia aún.

Otro punto importante y a tener muy en cuenta por parte de las compañías, será la comunicación y colaboración entre equipos de trabajo y colaboradores. Para que esto no sea un hándicap, las empresas deberán proveerles de la tecnología y herramientas que sean necesarias para poder trabajar tanto desde la oficina como desde cualquier otro lugar, además de acotar los requisitos necesarios para poder trabajar fuera de la oficina, como, por ejemplo, un requisito indispensable será hacerlo en un espacio en el que haya una correcta conexión a internet.

Implementa Agile en tu gestión del talento
Adáptate a los cambios del mercado, mejora la eficiencia y productividad de tus equipos con la implementación de la metodología Agile HR.
Comenzar gratis ahora

Promover la confianza y la autonomía

En entornos de trabajo en los que la empresa no tiene un control estricto sobre los trabajadores la confianza será el pilar fundamental para que la relación entre empresa y trabajador sea eficiente. Permitir a los trabajadores decidir desde donde quieren trabajar, en muchas ocasiones, va ligado también a decidir sus horarios de trabajo, por ejemplo.

Todo esto hace que el trabajador sea más autónomo y, por tanto, tenga una capacidad mayor en la toma de decisiones y el control sobre el trabajo que realiza.

Proporcionar las herramientas y tecnología adecuadas

Como ya hemos comentado, las empresas en estos casos deberán poner al alcance de los trabajadores herramientas de comunicación y trabajo colaborativo que les faciliten su día a día independientemente y sin tener en cuenta su localización. Las herramientas más sonadas pueden ser Google Drive y Google Meet, Skype, Zoom, Slack, Confluence, Jira, Trello…

Flexibilidad y equilibrio trabajo - vida personal

Para los trabajadores que se encuentran en compañías que promueven una cultura de trabajo hibrida, suelen encontrarlo como una gran ventaja que les permite equilibrar de mejor manera su vida profesional y personal, evitando, por ejemplo, el tiempo de desplazamiento diario a la oficina, lo que se traduce en mayor tiempo libre. Pero, a la vez, tienen la posibilidad de ir a la oficina en momentos en los que consideren que puede ser necesario o que, simplemente les apetezca.

De esta forma, el trabajador puede disfrutar de ventajas de ambas modalidades de trabajo y cubrir las desventajas que puedan encontrar en cada caso, ya que cuentan con ambas posibilidades a su alcance.

Ventajas del modelo de trabajo híbrido

La cultura de trabajo híbrida ofrece muchos beneficios tanto para los empleados como para las empresas. Algunos de las principales ventajas son las siguientes:

Para los empleados

  • Flexibilidad. Los empleados pueden trabajar desde donde quieran, esto les permite adaptarse mejor a sus necesidades. Esto puede mejorar tanto su calidad de vida como su satisfacción laboral.
  • Ahorro en tiempo y dinero. Al trabajar desde casa, los empleados pueden reducir el tiempo y el coste que destinan al desplazamiento de casa a la oficina día tras día.
  • Mayor autonomía. Como ya hemos comentado anteriormente, los trabajadores serán más independientes y podrán tomar sus propias decisiones acerca de dónde localizar su puesto de trabajo en cada momento, según lo que mejor les convenga.
  • Mejora el bienestar en el puesto de trabajo. Al sentirse cómodos habiendo decidido ellos mismos el lugar donde trabajar, los trabajadores podrán ser más eficientes y ser más felices en su día a día.

Para la empresa

  • Atraer talento nuevo y fidelizar el existente. Las empresas pueden atraer talento a un mayor número de potenciales candidatos interesados, al ofrecer una mayor flexibilidad y una mejor calidad de vida en la que predomina la conciliación entre vida personal y profesional. Se rompen las barreras de distancias a oficinas presenciales, por lo que aumenta el número de candidatos al que la empresa puede llegar a acercarse ya que no tendrán que localizarse cerca de la oficina. Además, podemos fidelizar a los empleados que forman ya parte de nuestra compañía ya que verán como algo positivo esta nueva opción.
  • Mejorar la productividad. La cultura de trabajo híbrida puede aumentar la productividad de los empleados al permitirles trabajar en su entorno más productivo. Serán ellos quienes decidan si son más productivos en la oficina o, si, por el contrario, lo son desde sus casas o cualquier otro lugar. Todo esto, a su vez, aumentará la productividad global de la compañía.
  • Reducción de costes. La cultura de trabajo híbrida puede permitir a las empresas reducir el coste que realizaban en oficinas u otros gastos asociados al trabajo presencial, como limpieza, mantenimiento, energía…

Retos y obstáculos de una cultura de trabajo híbrida

Como ya hemos visto, la cultura de trabajo híbrida tiene grandes ventajas y puntos a favor para las empresas que han decidido llevarlo a cabo, pero no hay que olvidar, que también existen retos y obstáculos a los nos podemos enfrentar en ese caso. Tenerlo presente será importante para tener una visión completa de todo lo que ocurre y poder evitar cualquier situación incómoda o que no sea beneficiosa para la propia empresa o para sus empleados.

Desconexión y aislamiento de los empleados

Si la empresa no se vuelca en fomentar un entorno de trabajo colaborativo donde exista una fácil comunicación entre empleados, responsables, etc. puede ser mucho más difícil la coordinación de tareas y proyectos. Una deslocalización de empleados, que podrán trabajar desde diferentes puntos del mapa e incluso en diferentes usos horarios, puede hacer que, si la empresa no pone también de su parte, sea complicado de dirigir a largo plazo.

En muchas empresas la deslocalización de los empleados no ayuda a promover su espíritu y cultura que hasta el momento en el que todos los empleados acudían a las oficinas era más fácil de llevar a cabo. Surgen nuevas ideas y formas de promover una cultura, valores o misión de forma que no tenga por qué ser en un mismo lugar o todos a la vez.

Dificultades para la colaboración y la comunicación

Como ya hemos ido comentando durante el artículo, para que funcione este nuevo formato de trabajo en el que el trabajador pueda decidir desde donde quiere trabajar será la apuesta que la empresa tendrá que hacer por fomentar la comunicación y colaboración entre sus empleados. En muchas de ellas, esto supondrá un reto, por lo que involucrar a todos haciéndoles ver los beneficios del cambio será una buena manera de evitar que esto suponga un punto negativo.

Falta de equilibrio entre trabajo y vida personal

El cambio que se produce en muchas empresas, acostumbradas al trabajo presencial, puede afectar a algunos trabajadores que estaban acostumbrados a ese formato más tradicional. Las empresas deberán de realizar una correcta gestión del cambio para asegurarse de que todos los empleados se encuentran cómodos con las nuevas posibilidades de localización y se encuentran a gusto con esta nueva propuesta.

Además, deberán de ayudar a los empleados a gestionar el equilibrio que debe de existir entre su vida personal y profesional, existiendo una línea que separa y limita ambos espacios, de forma que no se mezclen y creen malestar a los trabajadores. En muchas compañías existen políticas que refieren a horarios para realizar reuniones o mandar correos electrónicos, por ejemplo.

Mejora la gestión de tus equipos con Agile HR
Formaciones prácticas para profesionales de recursos humanos que quieran obtener nuevas habilidades y herramientas para liderar equipos con metodologías ágiles.
Solicitar más información

Conclusiones

Hoy en día, poder contar con una cultura de trabajo híbrida será algo muy beneficioso para las empresas del sector tecnológico. Muchas de ellas se han dado cuenta ya de que acudir todos los días a las oficinas no es algo que vaya ligado con una mayor productividad, por lo que ya ofrecen a sus empleados la posibilidad de decidir ellos mismos desde donde quieren trabajar. Esta nueva forma de plantear las estrategias corporativas es algo que parece que se está estableciendo en el sector y resulta eficaz como beneficio a ofrecer a los trabajadores, que lo encuentran atractivo a la hora de decidir donde trabajar.

Si aún sigues interesado en saber más acerca de este tema, dejaremos para el siguiente artículo la forma en la que una empresa puede plantear, mantener y mejorar su cultura de trabajo híbrida, así como las buenas prácticas a tener en cuenta para que sea correcta la estrategia. Así que, ¡no dejes de leerlo una vez lo publiquemos!

¿Quieres profundizar más en aspectos referentes al departamento de Recursos Humanos en empresas IT? Te invitamos a suscribirte a OpenWebinars con el Plan Profesional, con el que disfrutarás de un trial de 15 gratis, y comenzar las formaciones que te permitirán estar a la vanguardia de nuevas metodologías, herramientas y procesos aplicados a los RRHH. También tienes la opción de solicitar una demostración gratuita de la plataforma de OpenWebinars, y conocer todas sus virtudes.

Lo que deberías recordar sobre la cultura de trabajo híbrida

  • La cultura de trabajo híbrida potencia la confianza en los empleados, lo que conlleva una mayor productividad de los mismos y, por ende, de la propia empresa.
  • Construir este tipo de cultura requiere de un trabajo previo por parte de la empresa y del departamento de Recursos Humanos correspondiente.
  • Se necesita marcar ciertas pautas y objetivos: establecer políticas y expectativas muy claras, fomentar la comunicación y colaboración, promover la confianza y la autonomía, proporcionar herramientas adecuadas, además de mantener una flexibilidad entre trabajo y vida personal.
  • Las ventajas más importantes de este modelo para los empleados son: flexibilidad en cuanto al lugar de trabajo, ahorro de tiempo, mayor autonomía y más bienestar en el puesto de trabajo.
  • En cuanto a las ventajas para las empresas, destacan algunas como: mejora la atracción de talento y la fidelización del actual, mejora la productividad general y reducción de costes.
  • También se pueden presentar retos y obstáculos que se deben superar: desconexión de algún empleado, falta de comunicación entre equipos o no mantener el equilibrio entre horarios de trabajo y vida personal.

Compartir este post

También te puede interesar...

DP: Cultura enfocada en soluciones

Disciplina positiva: Cultura enfocada en soluciones

40 minutos y 54 segundos · Empresas

Este taller te demuestra una imagen visual útil para ayudar a los lideres y miembros del equipo a comprender lo que sucede en el cerebro …

  • Liderazgo
DP: Cultura de pertenencia y alto rendimiento

Disciplina positiva: Cultura de pertenencia y alto rendimiento

39 minutos y 37 segundos · Empresas

Taller dirigido a realizar actividades practicas en grupo de aprendizaje y aplicación de la disciplina positiva en las organizaciones y/o equipos de trabajo. Aprende con …

  • Recursos Humanos y Cultura Organizacional
Equipos

Cultura y engagement en las empresas IT

01 Diciembre 2021 Alicia de Mendieta
Artículos
Ver todos