Cómo desarrollar la cultura de aprendizaje en empresas IT

En este artículo hablaremos acerca de la cultura de aprendizaje en las empresas y la gran importancia de crearla y fomentar que se desarrolle correctamente, haciendo hincapié en aquellas del sector tecnológico. Conoceremos más de cerca las ventajas que pueden tener para el crecimiento de las compañías y la manera en la que los trabajadores crecerán personal y profesionalmente.

Qué es la cultura de aprendizaje y por qué es importante

Casi con total rotundidad podríamos afirmar que desde el punto de vista de las compañías su mayor activo serán las personas que la componen y, por ello, éstas deberán apostar no sólo por incorporar en sus equipos personal que se distinga por la calidad y experiencia en las tareas a las que se dedicará en su día a día de trabajo, sino también por hacer que el equipo que ya forma parte de la compañía crezca y se desarrolle en todos los aspectos, profesionales y personales, para que no se sientan desanimados, estancados o con ganas de buscar cualquier otra oportunidad profesional que si se lo pueda ofrecer.

Desde el punto de vista de los empleados, cada vez más, estos valoran que las empresas les permitan desarrollarse en un entorno de aprendizaje y para ello se interesan por conocer los planes de carrera, formación y desarrollo de habilidades que se ofrecen.

Crear una cultura de aprendizaje que permita esto no es tarea fácil para las empresas. La definición de los objetivos será importante y deberá contener intereses y formación que sean comunes a la empresa y los trabajadores. Se trata de poder satisfacer ambas necesidades de crecimiento, de manera que el aprendizaje de un trabajador o equipo en concreto repercuta en la mejora y el crecimiento de la compañía en sí, y además esté alineado con la estrategia corporativa a seguir.

Podríamos relacionar la inversión en cultura de aprendizaje por parte de las empresas de forma proporcional al crecimiento individual de sus empleados y además a la mejora de su rendimiento, por lo que también al crecimiento y beneficio de la propia compañía.

Llegados a este punto, deberemos saber también la diferencia que existe entre la cultura de aprendizaje y la capacitación empresarial. Esta última se refiere al propio desarrollo profesional del trabajador de forma puntual, es decir, a la mejora de sus competencias técnicas que se estudian de forma puntual. Por ejemplo, en el caso de un desarrollador de software podría ser realizar un curso de formación para aprender un lenguaje distinto al que venía utilizando o la nueva versión de un sistema de programación.

La cultura de aprendizaje no sólo incluirá el crecimiento de la persona o compañía en su día a día profesional, sino que también se ocupa de crecer de manera personal en cuanto a competencias o habilidades promoviendo un estado de constante crecimiento, de forma continua y permanente. Podríamos decir que la cultura organizativa incluye dentro de sí la capacitación profesional.

Cómo crear la cultura de aprendizaje correcta en nuestra empresa

Normalmente el proyecto de crear una cultura de aprendizaje correcta en las compañías suele lanzarse por parte de los Departamentos de Recursos Humanos, quienes lideran su creación y correcto desarrollo apoyándose en cada área o Departamento para que todos ellos puedan verse involucrados.

Algo que habrá tener muy en cuenta, es que no existe una fórmula mágica que se pueda aplicar y que vaya a funcionar correctamente en todas las compañías, por lo que siempre habrá que tener en cuenta características y peculiaridades que puedan surgir. Además, deberá ser algo estable en el tiempo y sin fecha de vencimiento, que deberá ir alimentándose y mejorándose.

Crear una correcta estrategia será algo fundamental, de forma que así se cumplan, como ya decíamos, los intereses tanto de la compañía como de los propios trabajadores. Además, el Departamento de Recursos Humanos, al ser el promotor, deberá velar por que los trabajadores entiendan que la implantación de una cultura no es algo que tiene fin, es decir, que a partir de ahí deberá de entenderse como una “forma de vida” o, en este caso, de entender el trabajo en esa compañía.

Antes de empezar a plantear el aprendizaje que se ofrecerá por parte de la empresa, es recomendable que la empresa, si no lo tuviese, realice una definición de los puestos de trabajo existentes, así como una evaluación de desempeño de los trabajadores que lo llevan a cabo para conocer su estado actual, no solo en cuanto a competencias técnicas, sino también a su estado y sensaciones a nivel más personal. Con todo esto, la empresa será capaz de conocer desde dónde parte antes de lanzarse a crear su cultura de aprendizaje y le permitirá poder sacar estadísticas y métricas una vez haya pasado el tiempo para evaluar la correcta implementación del proyecto y si se van cumpliendo los objetivos con los que se introduce.

Otro aspecto importante será que este plan vaya siempre totalmente en línea con los objetivos y estrategia de las empresas, así como con los intereses de crecimiento de los propios trabajadores. Esto deberá ser algo que se evalúe a largo plazo y será muy importante que exista la menor desviación posible. Hay que entender que la cultura del aprendizaje tiene que ser una extensión de la propia cultura corporativa.

Se recomienda también que en todo el proyecto se cuente con los empleados, es decir, que se les haga conocedores del interés de la empresa por crear e invertir en una nueva cultura de aprendizaje con la que todos saldrán favorecidos. De esta forma se sentirán involucrados con el proyecto y su proceso de creación y no sentirán, por ejemplo, que es una imposición que viene dada por parte del Departamento de Recursos Humanos.

Implementar una cultura de aprendizaje no sólo será tarea de la empresa, sino que, como ya hemos dicho, los empleados también tienen que contribuir a esto. La empresa puede realizar una inversión para apoyar la capacitación técnica de sus trabajadores y llevar a cabo acciones más formales con las que los trabajadores se sientan apoyados en su crecimiento.

También, otras ideas que podrá gestionar la compañía y hará que se establezca de una manera más informal el traspaso de conocimientos entre los propios trabajadores serán:

  • Biblioteca corporativa online, donde los propios trabajadores tendrán la oportunidad de compartir artículos por temáticas, libros, vídeos, etc. que les resulten interesantes y crean que pueden ser también del interés de sus compañeros.

  • Desayunos con temática, donde cada vez un empleado podrá compartir su conocimiento durante un café informal con el resto de su departamento con el que quizá no trabaja en el día a día o con la compañía al completo.

  • Webinars, reuniones, talleres o píldoras formativas. Seminarios web o en formato presencial donde se trata una temática concreta. En empresas en las que se trabaja en remoto es interesante realizarlas en formato video y normalmente suelen ser en tiempo real, pero también podrían grabarse y compartirse en la biblioteca corporativa online que acabamos de mencionar para que pueda servir al resto de trabajadores en cualquier otro momento. Un ejemplo interesante de esto puede ser los Google Tech Talks que nacen con la intención de propagar aspectos técnicos sobre las tecnologías que Google utiliza y va dirigido principalmente a desarrolladores y personal técnico.

Otro punto importante será hacer una evaluación, pasado el tiempo, de los resultados obtenidos y del impacto que está teniendo en nuestra organización. Esto nos permitirá conocer si los trabajadores se encuentran tan comprometidos y satisfechos con su aprendizaje como se pretendía en el inicio, además de conocer posibles puntos de mejora y necesidades que hayan podido surgir.

Características de la cultura de aprendizaje en empresas IT

Como ya decíamos, el principal activo y, por ello, el más importante de las compañías serán las personas. Aunque nos encontremos con empresas que se dedican al mundo tecnológico, siempre habrá personas “por detrás” que son las encargadas de crear y dar forma a todo esto. En este tipo de empresas será muy importante la cultura corporativa en general, y la cultura de aprendizaje en particular.

Actualmente, este tipo de empresas se suelen caracterizar por tener una alta rotación de personal, por lo que las empresas deberán de prestar especial atención a cuidar y velar por la felicidad y satisfacción de sus empleados, empezando por lo que estamos comentando, para evitar así que se sientan desmotivados o estancados en su día a día o, lo que es peor, que abandonen la compañía.

Cualquiera de las actividades que hemos puesto como ejemplo en el apartado anterior se podría aplicar en una empresa del sector tecnológico y servirán de gran ayuda para fomentar el traspaso de conocimientos entre los propios trabajadores ya sea de manera formal o en un ambiente más despreocupado.

En un sector tan cambiante, en el que todo evoluciona, cambia y mejora de una forma ágil será importante que las empresas tecnológicas plateen la cultura de aprendizaje como una herramienta que les permita no sólo crecer sino también avanzar en su propio desarrollo y no quedarse estancados en el tiempo.

También te puede interesar...

Recursos Humanos

Transformación de los equipos IT con el aprendizaje continuo

04 Marzo 2019 Maribel Jiménez Gallardo
Recursos Humanos

Aprendizaje en las organizaciones: Cómo influye en una empresa IT

25 Octubre 2022 Ariel Iván Cipolla
Recursos Humanos

Cómo la formación puede reducir la rotación en tu empresa

14 Diciembre 2022 Christian Zampaglione

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información.