Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

La importancia de desarrollar nuevas competencias digitales

Aitana González
  • Escrito por Aitana González el 23 de Junio de 2021
  • 9 min de lectura Management
La importancia de desarrollar nuevas competencias digitales

Qué son las competencias digitales

Uno de los pilares en los que se basa el desarrollo de los empleados, la definición de descripciones de puestos de trabajo y la evolución de la carrera profesional es el encaje competencial. Es decir, el conjunto de competencias o habilidades con las que cuentan o deberían contar los empleados.

Las competencias pueden ser técnicas, intrínsecas al puesto de trabajo y a los conocimientos necesarios para su desempeño (hard). Además, las competencias también pueden ser de carácter más abstracto, y tienen que ver con el carácter y la forma de comportarse de la persona (soft).
Con la evolución tecnológica, la gestión de la innovación y el teletrabajo ha surgido la necesidad de identificar determinados conocimientos alrededor de la digitalización. Se trata de una serie de habilidades, hard o soft, que hacen referencia a conocimientos digitales y tecnológicos.

Se entiende por competencias digitales a las capacidades de una persona para utilizar las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs) mejorando sus procesos de trabajo, incrementando la eficiencia y la productividad, en un entorno seguro. Las competencias digitales pueden ser conocimientos, habilidades o capacidades y suponen siempre un entendimiento de los beneficios de la digitalización.

Para poder hablar de competencias digitales dentro del puesto de trabajo, éstas deben permitir un pensamiento crítico, una mentalidad creativa e innovadora y, por supuesto, un retorno relevante para la compañía o departamento de la empresa.

De tal manera, las competencias digitales, al igual que los restantes aspectos curriculares, deben ser valoradas en las entrevistas del trabajo, ya sea mediante test o pruebas concretas (competencias digitales hard que suponen el conocimiento de herramientas o tecnologías concretas) o ya sea mediante el desarrollo de la conversación empática (competencias digitales soft como el trabajo en equipo a distancia, la gestión de la información en la nube o la no existencia de aversión al riesgo ante lo digital).

Importancia de las competencias digitales en el sector IT

Entendido el concepto de competencias digitales y los aspectos a los que nos referimos, es evidente que son elementos clave para cualquier puesto de trabajo, sea para formar parte del equipo de Sistemas o IT, sea para formar parte del equipo de administración o estar en la recepción de una oficina. Este hecho es aún más acuciante si vemos los sucesos del último año que han forzado a la gran mayoría de los profesionales a teletrabajar (salvo aquellos comercios que trabajan para el consumidor final).

Desde el punto de vista de los RRHH, son prácticamente un requisito de empleabilidad. Si bien, si nos centramos en perfiles del sector IT, las competencias digitales son un “must have”. En cualquier departamento de IT, más allá de los conocimientos técnicos de sistemas (hardware, infraestructura, cloud…), deben saber cómo desenvolverse bien en el entorno digital. Con las nuevas condiciones de trabajo (modelos, cultura, uso de tecnología en la empresa) en 2021, cualquier puesto de trabajo necesita este tipo de competencias digitales que permita a los equipos de trabajo realizar su actividad eficientemente:

  • Colaboración a distancia
  • Con documentación compartida
  • Reuniones realizadas digitalmente
  • Con seguridad de la información
  • Con accesibilidad desde diferentes lugares y dispositivos
  • Resolución ágil de las incidencias sin necesidad de presencialidad

Está claro que no sabemos si el teletrabajo se quedará para siempre, una vez pase la pandemia, pero lo que es seguro es que la forma de trabajar ha cambiado y hemos entrado en un mundo digital. El Covid, sin duda, ha sido el disparador y la palanca de las soft skills digitales.

En los departamentos de IT quizá no se valoraban competencias soft y lo que figuraba preminentemente en las descripciones de los puestos de trabajo eran conocimientos técnicos y un nivel de expertise amplio en infraestructura tecnológica. La llegada de la digitalización y la necesidad de colaborar con personas que están en proceso de adopción tecnológica hace necesaria la inclusión de las competencias digitales en los procesos de selección de perfiles IT.

A la hora de cubrir un puesto de trabajo en el departamento de IT, los candidatos con este tipo de competencias nos dan unos insights relevantes:

  • Te demuestran que son personas sin miedo al cambio, flexibles y con ganas de aprender.
  • Facilitan la adaptación e incorporación en equipos de trabajo, en la medida en que son capaces de desenvolverse en entornos diferentes.
  • La agilidad que ofrecen las competencias digitales tiene un impacto directo en la motivación de los empleados.

Un departamento formado por personas con amplias competencias digitales soft contribuye a la creación y consolidación de una cultura de empresa transformadora, orientada a la digitalización de toda la cadena de valor (estructura, procesos, productos, acciones y estrategias). Un departamento de IT con profesionales digitales extiende una mentalidad más ágil y creativa, que innova y puede ayudar a la empresa a anticipar los desafíos del futuro.

Las competencias digitales, antes no se tenían en cuenta, y ahora son imprescindibles.

Imagen 0 en La importancia de desarrollar nuevas competencias digitales

Tipos de competencias digitales

Como definíamos al principio, las competencias pueden ser hard o soft según su transversalidad y tecnicismo. Ello es igualmente aplicable a las competencias digitales.

Competencias digitales “hard

En estas nos encontramos conocimientos sobre tecnologías concretas. Las que están a la orden del día, desde un enfoque estratégico, son:

  • Big data
  • Modelos predictivos
  • Inteligencia artificial
  • Iot (internet de las cosas)
  • Automatización
  • Ciberseguridad (al menos concienciación)
  • Industria 4.0

Dentro de las competencias digitales “hard” podemos encontrarnos otras más específicas, en las que están formados los perfiles más operativos, y que pueden ser lenguajes de programación, conocimientos de configuración de softwares, habilidades informáticas y de mantenimiento de sistemas, etc.

Competencias digitales “soft

Las competencias digitales “soft” o blandas, son comunes a cualquier sector con mayor o menor preeminencia en función del cargo o responsabilidad asumido, pero en la gran mayoría de los casos las encontraremos en todos los puestos.

Conocimiento digital

“El empleado es capaz de desenvolverse en entornos digitales, tanto en el ámbito profesional como social, favoreciendo el negocio gracias a las TICs”.

La competencia de “Conocimiento digital” se refiere a las nociones necesarias y suficientes para convivir en un entorno tecnológico. Podríamos denominarlo como “mindset digital” e implica un conocimiento general sobre las TICs, el entendimiento de sus beneficios, una progresión hacia la adopción completa y actitud proactiva en su utilización.

Esta competencia aumenta la productividad de las organizaciones y es habilitante de procesos de innovación, ya que reduce el miedo a los cambios y la incertidumbre.

Gestión de la información

“El empleado sabe buscar, almacenar y compartir información en entornos digitales, utilizando tecnologías seguras que favorezcan la colaboración y la movilidad”.

La competencia de “Gestión de la información” implica la capacidad de utilizar la información en base a una serie de normas que aseguren la calidad, accesibilidad y seguridad de la misma.

Esta “soft skill” dota de inteligencia a los procesos y hace más competitiva a la organización, mejorando el flujo de la información y la eficiencia.

Comunicación digital

“El empleado se comunica y colabora con otras personas o equipos, internos o externos a la organización, relacionándose de forma eficiente gracias a herramientas digitales”.

La competencia de “Comunicación digital” tiene que ver con la capacidad de relacionarse y colaborar de forma eficiente con herramientas y en entornos digitales.

Contar con equipos capaces de comunicarse digitalmente aporta a las organizaciones mayor transparencia y visibilidad interna, favoreciendo indirectamente la construcción de una marca fuerte.

Trabajo en equipo, en red

“El empleado, además de tener la competencia de trabajar en equipo, es capaz de realizarlo a distancia y/o sacando el máximo provecho a herramientas digitales que permiten su planificación, colaboración, comunicación y cooperación”.

Es decir, trabajar en red implica trabajar y cooperar con otras personas con un objetivo compartido y siempre a través de entornos digitales.

Al igual que la competencia anterior, permite que las compañías tengan una circulación de la información mayor, incentivando la creatividad, la eficiencia y los procesos. Todo ello tiene como resultado un aprendizaje continuo, generado de manera informal gracias a las relaciones entre los empleados.

Aprendizaje continuo y capacidad de resiliencia

“El empleado es capaz de incrementar sus conocimientos digitales y mantenerse actualizado gracias a recursos y comunidades digitales”.

El aprendizaje continuo tiene que ver con la capacidad de gestionar el propio aprendizaje de forma autónomo, sin la necesidad de una guía completa por parte de terceros. Ello demuestra que las personas con esta competencia son, además, flexibles y con gran capacidad de adaptación a lo nuevo.

Con empleados con esta competencia digital, las organizaciones pueden mantenerse competitivas, creando redes de conocimiento fuertes que pasan a formar parte de la cultura de la empresa

Liderazgo en red

“El empleado puede coordinar equipos a distancia gracias a la utilización de tecnologías TICs, creando entornos de trabajo digitales”.

Esta competencia digital es clave para puestos de responsabilidad, en los que se debe dirigir equipos para que desarrollen sus competencias de trabajo en equipo y en red.

Esta competencia permite que los equipos mejoren su integración, optimizando recursos y la eficiencia de los procesos. Además, un adecuado liderazgo (y más en digital) mejora la motivación de los equipos.

Orientación al cliente digital

“El empleado es capaz de dirigir sus procesos y el resultado de su trabajo hacia la mejora de la experiencia de cliente, satisfaciendo sus necesidades, teniendo en cuenta las características del nuevo cliente digital, así como los nuevos canales de compra”.

A nivel digital, esta competencia tiene que ver con la empatía y la capacidad de comprender al cliente. Por ello, contribuye a mejorar la calidad entregada y la excelencia de las organizaciones.

Cómo incorporar las competencias digitales a tus descripciones de puestos

En el entorno laboral y de RRHH, es clave contar con descripciones de puestos detalladas que recojan aquellas competencias más relevantes para ese trabajo y, por tanto, deben incorporarse las competencias digitales.

No todos los puestos de trabajo requerirán exactamente de los mismos conocimientos digitales. Si bien es cierto, sí que hay una serie de competencias transversales o comunes a cualquier puesto, a las que podríamos llamar habilidades digitales básicas. Asimismo, debemos identificar las competencias digitales a potenciar en cada puesto de trabajo y ayudar a los trabajadores a formarse y desarrollarlas.

En los puestos de trabajo deberemos tener en cuenta si buscamos perfiles curiosos, que necesitan reinvención constante y orientación a la mejora continua, con capacidad de investigación, carácter flexible y capacidad crítica. Estas competencias soft pueden ser potenciadas por las competencias digitales.

Para incorporarlas a tus descripciones de puestos, debemos identificar el lugar en el que posicionarlas. Generalmente, en tu descripción de puestos recogerás aspectos como:

  • Nombre del puesto
  • Área y departamento
  • Categoría y rol
  • Misión y objetivos del puesto
  • Funciones principales
  • Dependencia directa
  • Número de personas a su cargo
  • Formación requerida (competencias hard)
  • Competencias y habilidades transversales (soft)
  • Observaciones

No se trata de que sea lo primero que evalúes de un candidato en una entrevista, sino algo transversal, que tengas en tu guion y que vaya acorde con lo que has descrito en la ficha del puesto.

Tienes varias opciones para incluir las competencias digitales en tu descripción de puestos:

  • Puedes añadirlas de forma transversal dentro de las secciones de la descripción del puesto que ya tienes en tu ficha. Por ejemplo, las competencias digitales soft pueden estar dentro del apartado de competencias y habilidades y, las competencias digitales hard pueden formar parte de la formación requerida y conocimientos técnicos.

  • Si quieres dotarlas de una mayor importancia, puedes crear apartados específicos para incluirlas y denominarlas expresamente como “competencias digitales”. A su vez, puede separarlas en soft o hard.

  • Un punto intermedio entre ambas perspectivas sería crear una sección específica para las competencias digitales soft que, sin lugar a duda, son las más diferenciales. De esta manera, los conocimientos técnicos quedarían dentro de la formación requerida.

Incorporar las competencias digitales dentro de la perspectiva de RRHH, trascendiendo a los perfiles técnicos del departamento de IT es un paso clave para la transformación de las compañías. En el estudio de RocaSaLvatella de Cultura digital y transformación de las organizaciones, “8 competencias digitales para el éxito profesional” concluyen que el reto de la transformación digital de los negocios pasa por la transformación digital del talento.

Relacionado

Te dejamos una selección de cursos, carreras y artículos

Cómo implementar Management 3.0

Cómo implementar Management 3.0

taller OW+

Con este taller OW+ aprenderás:

  • Breve conceptualización de M3.0
  • Cuándo y por qué utilizar M3.0
  • Cuáles son algunas de las prácticas y herramientas más utilizadas

Duración: 44 minutos y 1 segundo

Hard Skills vs Soft Skills en el sector IT

Hard Skills vs Soft Skills en el sector IT

Management

14 de Abril de 2021

Descubre qué son las habilidades blandas y duras, la importancia que tienen en un Departamento Técnico y si son innatas o se desarrollan con el tiempo.

Learnability: Qué es y cómo potenciarla

Learnability: Qué es y cómo potenciarla

Recursos Humanos

17 de Mayo de 2021

Vamos a profundizar en el concepto de learnability, una de las competencias más demandadas hoy en día, para que te quede claro qué es y cómo potenciarla.

Más de 300 empresas confían en nosotros

Oesia
Vass
Everis
Ayesa
Altran
Ibermatica
Atmira
GFI
Accenture
GMV
Concatel
Telefonica
Caser
Banco de España
kpmg
Mapfre
Randstad