Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

Migrar de Windows a Linux

Miguel Parada
  • Escrito por Miguel Parada el 27 de Noviembre de 2020
  • 11 min de lectura Redes y Sistemas
Migrar de Windows a Linux

En la actualidad resulta casi imposible no interactuar de manera directa o indirecta con algún sistema operativo moderno. Comenzando por muchos paneles informativos, que se basan en Windows o Linux para funcionar, por cierto, dispositivos móviles, que se mueven entre iOS o Android, y en la informática personal de escritorio tenemos a Windows 10 como sistema predominante seguido por MacOS y GNU/Linux.

Hay muchas razones por las que Windows supera el 90% de cuota de mercado en nuestros escritorios. Algunas de las razones de este éxito son:

  • Windows parte con una posición de ventaja al ser el sistema operativo predeterminado en el momento que compras un PC.

  • Windows lleva mucho tiempo con nosotros, a través de diferentes versiones generaciones de usuarios han ido adoptando el sistema para diferentes usos, en casa, en el trabajo, para jugar, programar, etc, por lo que es difícil llegado el momento cambiar.

  • Microsoft, la empresa detrás de Windows, cuenta con notables acuerdos de colaboración y servicio entre fabricantes, gobierno, administraciones públicas y grandes corporaciones.

Esos tres motivos son los que hacen posible una inercia que permite su consolidación y dificulta el cambio a adoptar otros sistemas en alternativa. Incluso se tiende a pensar que Windows puede ser la única opción real para nuestros PC, pero no es del todo cierto.

Linux, la alternativa libre a Windows

Estoy seguro que en la actualidad ya has oído hablar de GNU/Linux o alguna de sus distribuciones más conocidas como Ubuntu, Debian o Fedora. Lo que hace interesante a Linux es que se trata de un sistema operativo abierto desarrollado por y para la comunidad. Muchos lo comparan con Unix y en cierto modo alcanza una gran similitud. Esto es debido a que se basa en los mismos principios pero adoptando los fundamentos filosóficos del movimiento GNU.

Las distribuciones basadas en GNU/Linux suelen ser además de libre acceso al público. Es decir, podemos descargar aquella que más nos interese y usarla o adaptarla sin las limitaciones ni restricciones debido al modelo de licencias tradicional, al contrario, y como sí ocurre en Windows. Esto produce la falsa sensación de que vivimos en un mundo Windows vs Linux pero en realidad no es tanto así.

Entonces ¿dónde está el problema? ¿Cuál es la razón por la que su cuota de mercado es tan baja? ¿Por qué deberíamos dar el salto y cambiar nuestro “confortable” Windows por Linux?

Sin duda podríamos discutir mucho sobre las diferentes causas. Hay quien dice que la principal causa reside en la fragmentación. Del mismo modo que existen múltiples distribuciones a elegir, cada una de ellas esconden pros y contras, además de diferentes aproximaciones a lo que debería ser un escritorio ideal y la filosofía de usuario. Esto puede resultar confuso y generar cierto rechazo. Sobretodo, si vienes de usar Windows. Hay conceptos que son difíciles de asimilar, pero si eres nuevo en esto quizá no tengas ninguno de estos problemas y todo te parecerá fantástico desde el comienzo.

Como decía, cada distribución tiene sus pros y sus contras y cada una se utiliza para diferentes aplicaciones. Existen versiones ligeras que son utilizadas en sistemas integrados, dispositivos domésticos inteligentes, IoT (Internet de las cosas) y mucho más. Por cierto, el sistema operativo Android también se basa en Linux. ;)

En lo personal llevo usando GNU/Linux desde 2004 y aunque en el trabajo me veo obligado a usar Windows debo reconocer que con distribuciones como por ejemplo Ubuntu siento que soy más productivo. No podría dar una sola razón. Supongo que es el conjunto de todas las ventajas que he ido encontrando las que han marcado la diferencia.

Muchas aplicaciones presentes en GNU/Linux no son sólo equivalentes con otras de Windows, sino que se comportan de un modo más eficiente. Si has usado Android Studio en Linux sabrás a lo que me refiero.

Pero quizá la respuesta que estás buscando, sobre todo si estás cansado de leer debates en foros y artículos sobre Linux versus Windows, la verdadera razón por la que deberías usar Linux es que se trata de un sistema operativo que se adapta a ti, tanto que formatear acabará siendo una palabra del pasado.

Lecciones que aprendí usando Linux

¿Todavía quedan dudas? Seguro. Quizá la mejor aproximación para acabar por tomar una decisión, migrar o no a Linux, pasa por la experiencia de otras personas que se han decidido a dar el paso. En lo personal, de mi propia experiencia, puedo decir que mi migración a Linux fue gradual, no sí sin algunos tropiezos. Cierto es que hablo de 2004 y de aquello ya ha pasado mucho tiempo.

Si tengo que ser sincero y haciendo memoria, creo que fue a partir de 2007 que terminó por ser mi sistema de trabajo principal y en 2011 cuando comencé a notar cierta estabilidad. Me explico, quiero decir, de pronto ya no tenía que pelearme con ciertos drivers o invertir horas para que un programa funcionara como yo quería. Y especialmente a partir de 2014 los juegos, con Steam, lograron llevarse bien con mi sistema. También es cierto que en estos años me he movido principalmente entre las distribuciones Ubuntu, Elementary OS, Linux Mint y puntualmente con Debian. Ya… todo ha quedado en familia, pensarás.

Algunas lecciones que comparto de lo que aprendí después de cambiar de Windows a Linux como desarrollador de software son las siguientes:

  • Rapidez

Linux cuenta con múltiples ventajas. Una de ellas es que su arquitectura es muy ligera y modular. Esto hace que, por un lado, puedas personalizarlo a medida de tus necesidades, y por otro, su eficiencia se traduzca en un tiempo de ejecución más rápido que Windows 10. Si tienes un equipo bajo en recursos, notarás un gran cambio en velocidad de procesamiento al cambiar de un entorno a otro.

  • Seguridad

Puede parecer un tópico, pero Linux es un kernel bastante seguro. Al estar basado en código abierto es posible revisar su código fuente. Algo que la comunidad ya hace de modo muy activo por lo que es difícil que se produzcan fallas de seguridad importantes y de producirse cualquiera puede contribuir rápidamente con código para ayudar a resolverlo o mejorar la experiencia de usuario añadiendo nuevas funcionalidades o mejorando su rendimiento.

Y aquí una de las cosas bonitas del código abierto de las que se beneficia Linux. En lugar de instalar antivirus para limpiar cualquier resto de posible malware, en GNU/Linux solo tenemos que usar los repositorios recomendados, actualizar y listo.

  • La terminal, nuestra gran amiga

La terminal en Linux es una navaja suiza. Seguro que ahí defensores de PowerShell dirán que lo suyo lo hace mejor, pero es que con la terminal en Linux puedes hacer cualquier cosa, desde instalar software a realizar configuraciones complejas en un abrir y cerrar de ojos, pasando por administrar todo lo que ocurre en tu sistema con una sencillez pasmosa.

Y si eres desarrollador o administrador, no querrás salir de ella. Desde el terminal puedes ejecutar servidores , comunicarte con otros servicios, acceder a máquinas remotas, compilar y ejecutar scripts, etcéteram con una sola línea de comando. En otras palabras, verás tu productividad aumentar.

  • Modularidad

Lo había comentado en el punto anterior, pero Linux permite configurar tu entorno tal como quieres. Puedes dedicar los recursos de tu hardware a lo que realmente precisas como por ejemplo para ser un servidor que hospeda tu proyecto web, sin los extras de un entorno gráfico y centrando en aprovechar cada ciclo de proceso de tu sistema al máximo.

  • Acabas por hacerte familiar con los principios del sistema operativo a bajo nivel

La implementación de Windows es de muy alto nivel. Los desarrolladores rara vez están expuestos a los problemas internos del sistema y sus interacciones. Linux es todo lo contrario. Las configuraciones deben ser implementadas normalmente desde el terminal. Esto incluye editar archivos del sistema operativo, agregar tareas programadas, actualizar software, instalar controladores y más. Esto ofrece a la larga un mayor conocimiento del sistema, y lo que funciona en una distribución, seguramente funcionará en otra.

Pero no te asustes. Si alguna vez te atascas existen buenos recursos en donde consultar. Un ejemplo es la comunidad AskUbuntu.com, algo así como la Stackoverflow para los usuarios de Ubuntu pero que además contempla muchos otros aspectos que no limitan la información solo a esta distribución.

Aunque no todo es perfecto

Sí, has leído bien. Luego de todo lo bueno dicho hasta ahora llega el momento de hablar de lo no tan bueno. Lo primero que notarás al dar el salto es la curva de aprendizaje. No es especialmente pronunciada, pero si vienes de otros sistemas operativos como por ejemplo Windows, encontrarse con una distribución Linux como por ejemplo Ubuntu pues, todo se hace distinto, y eso puede ser un poco frustrante al comienzo.

Pero siendo honestos, seguro que cuando comenzamos a dar nuestros primeros pasos con Windows necesitamos algo de ayuda. Así que es lógico pensar que necesitaremos un poco de ayuda al comienzo. Además, dejarse ayudar es parte de la filosofía. Así que si experimentas problemas instalando los drivers de tu GPU no dudes en preguntar a otras personas.

Esto me lleva a la otra cuestión. Del mismo modo que puedes presentar problemas con tu hardware, también puede suceder que notes algo en falta a nivel de software. Me explico, muchos fabricantes no tienen una buena relación con GNU/Linux y no comercializan su software para este sistema. Un buen ejemplo es Adobe, que de su suite Photoshop no sabe nada y nos tiene abandonados a los usuarios del sistema del pingüino.

Afortunadamente existen alternativas que no son exactamente lo mismo pero que con cierta habilidad permiten hacer prácticamente lo mismo que podías hacer con su equivalente en Windows salvo que necesites a vida o muerte esa característica o función que solo el programa X puede ofrecer.

Así, por estas carencias en su catálogo de software disponible, pueden hacer parecer que Linux no sea para todos. Puede que sea cierto, aunque discrepo. Pero si aconsejo que antes de lanzarse es una buena idea verificar qué necesidades de software necesitamos cubrir y si las alternativas se ajustan a nuestros requerimientos.

Alternativas a programas populares de que puedes usar en GNU/Linux

Y hablando de catálogo. Si necesitas conocer qué programas pueden servir de alternativa a los que ya existen en Windows he preparado una pequeña lista a continuación:

Edición de texto

MS Office

LibreOffice https://es.libreoffice.org/

Abiword https://www.abisource.com/ 

Editor de gráficos vectoriales
Adobe Illustrator Corel Draw

Inkscape http://www.inkscape.org/

Skencil http://www.skencil.org/

SK1 http://sk1project.org/

Alchemy http://al.chemy.org/gallery/

Libre Office Draw https://es.libreoffice.org/descubre/draw/

 

Gráficos 3D
3D Studio Max
After Effects

Blender http://www.blender.org/

Natron https://natron.fr/

K-3D http://www.k-3d.org/

Wings 3D http://www.wings3d.com/

Art of Illusion http://www.artofillusion.org/

Jahshaka http://www.jahshaka.com/

 

Diseño gráfico digital

Corel Draw o Adobe Photoshop

 

Kitra https://krita.org/

Pencil http://www.pencil-animation.org/

GIMP http://www.gimp.org/

Inkscape https://inkscape.org/

CinePaint http://www.cinepaint.org/

Editor de video

Windows Movie Maker

 

OpenShot http://www.openshotvideo.com/

PiTiVi http://www.pitivi.org

VideoLAN Movie Creator http://trac.videolan.org/vlmc/

Avidemux http://fixounet.free.fr/avidemux/

Kino http://www.kinodv.org/

Editor de código  

Visual Studio Code

Geany http://www.geany.org

Brackets http://brackets.io/

Atom https://atom.io/

VSCodium https://vscodium.com/

Netbeans https://netbeans.org/

 

Y esta es una pequeña muestra. Observarás que no hay sólo una sino varias alternativas para una misma aplicación disponible en catálogo de aplicaciones compatibles con Windows. Incluso, es más, muchas de ellas cuentan con versiones para este sistema por lo que, si tienes dudas, antes de dar el salto, siempre puedes instalarlas primero en Windows y así la transición será menos abrupta.

Si en la lista anterior no encuentras lo que buscas, existe un recurso muy bueno se trata de opensource.builders, una web creada por el desarrollador Junaid Kabani, que recopila un ingente catálogo de aplicaciones y sus alternativas basadas en código abierto.

Eligiendo nuestra distribución

Imagen 0 en Migrar de Windows a Linux

A diferencia de Windows y macOS, no existe una sola versión de Linux y esto puede confundir un poco. ¿Qué instalo? ¿Ubuntu o Fedora? ¿En su versión con un escritorio Gnome o KDE?

Linux está empaquetado en muchas configuraciones diferentes que llamaremos “distribuciones” y cada una con su propio aspecto gráfico y conjunto de características. Uno puede usar una interfaz similar a Mac con su muelle de aplicaciones e incluso contar con una “tienda de aplicaciones” para hacer las cosas más fáciles, mientras que otros optan por el menos es más y eligen una interfaz más minimalista y trabajar desde línea de comandos.

En lo personal creo que explorar las características que presenta cada distribución debe ser visto casi como un pasatiempo, aunque imagino que esto puede no ser lo ideal para otras personas. Sobre todo, si no tenemos mucho tiempo libre o si estamos por instalar por primera vez una distribución Linux.

Para ayudar existe un recurso que puedes usar para conocer qué distribución se adapta mejor a tus preferencias. Se trata de distrochooser, una web que presenta una serie de preguntas y que en base a tus respuestas sugiere aquellas distribuciones más adecuadas a nuestro nivel.

La instalación

Este es el momento de mayor terror paralizante para muchas personas cuando nos disponemos a instalar una distribución GNU/Linux. No resulta fácil dar respuesta a todas las preguntas que se producen. ¿Podemos conservar y convivir con nuestra instalación de Windows? ¿Qué tamaño y cómo debemos particionar nuestro disco? ¿Pueden producirse problemas? ¿Es posible probar la distribución antes de que sea instalada?

La respuesta a todas estas preguntas es sí. En la actualidad la mayoría de las distribuciones más populares cuentan con un proceso de instalación amigable en donde podemos elegir si queremos compartir espacio con nuestra instalación de Windows, particionar nuestro disco de manera manual o automática y el resto de opciones de personalización. Además, la mayoría permiten un modo en vivo que permite su evaluación sin necesidad de instalar nada en nuestro sistema previamente. ¿Se puede pedir más?

https://youtu.be/JcMLJHxXaX4

Conclusiones

Migrar de Windows a Linux no es ni de lejos tan complejo como podía serlo hace tan solo 15 años. La evolución del escritorio y ecosistema GNU/Linux ha permitido una rápida evolución permitiendo entornos cada vez más amigables. El proceso de instalación se ha simplificado al mínimo. Tanto que es posible instalar la última versión de Ubuntu en apenas 5 minutos, por ejemplo.

Pero no todo son buenas noticias. Elegir nuestra distribución depende no solo de modas sino también del uso que daremos. No es lo mismo trabajar con Ubuntu para escritorios que su versión para IoT o cloud. Por tanto, conviene valorar sus características y planificar un poco las cosas antes de dar el paso. Lo que sí puedo avanzar, es que una vez acabes la transición posiblemente no querrás dar marcha atrás.

Y ya por último. Si te ha gustado este artículo y quieres saber más. Te recomiendo este Curso para aprender Linux desde cero que impartimos aquí en Openwebinars.

Relacionado

Te dejamos una selección de cursos, carreras y artículos

Qué distribuciones Linux usar en 2021

Qué distribuciones Linux usar en 2021

Redes y Sistemas

12 de Octubre de 2020

Te contamos qué distribuciones Linux serán las mejores en 2021, para que elijas la distro perfecta según tus necesidades y el uso que vayas a darle.

Curso de Shell en Linux

Curso de Shell en Linux

curso

Con este curso aprenderás:

  • Instalar una shell de linux en windows 10.
  • Conocer algunas de las herramientas y comandos básicos de la shell de linux.
  • Crear, borrar, mover ficheros y carpetas.

Duración: 3 horas y 9 minutos

Curso de Linux examen 102 de LPIC-1

Curso de Linux examen 102 de LPIC-1

curso OW+

Con este curso OW+ aprenderás:

  • Shells, Bash Scripting y Administración de Datos
  • Interfaces de usuarios y entornos de escritorios
  • Administración del Sistema

Duración: 20 horas y 50 minutos

Más de 300 empresas confían en nosotros

Oesia
Vass
Everis
Ayesa
Altran
Ibermatica
Atmira
GFI
Accenture
GMV
Concatel
Telefonica
Caser
Banco de España
kpmg
Mapfre
Randstad