Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

Presente y futuro de la formación como programador

Ariel Iván Cipolla
Presente y futuro de la formación como programador

Poco a poco, la programación aparece como uno de los escenarios favoritos para los jóvenes que buscan instruirse. Hablar de programación es, justamente, hacer referencia a una disciplina que cuenta con antecedentes muy importantes, pero también un presente revolucionario y un futuro inimaginable de oportunidades.

Son cada vez más las personas que creen que la programación puede generar grandes chances de crecimiento personal, pero también de aportes a la sociedad. En un mundo cada vez más globalizados, el hecho de poder desarrollar software de calidad, a su vez, permite la posibilidad de abrir empresas desde una simple pantalla.

Hemos visto que, a lo largo de los años, grandes aplicaciones o productos informáticos permitieron que sus creadores se vuelvan millonarios y transformen una empresa en una auténtica multinacional. Si bien no todos los especialistas en código lograrán eso, sí es cierto que aprender algún lenguaje de programación supone aportar un gran valor al mundo.

Al conocer los beneficios de la programación, lo que se logrará es no solamente una superación a nivel individual, sino también la oportunidad de cubrir necesidades en el mercado. En definitiva, cada producto que se lanza gracias a líneas de código busca satisfacer un deseo de las personas.

Puede que no tengas el capital necesario para poner en marcha tus ideas, pero alguien estará dispuesto a poner ese dinero por ti, pues cree en la financiación de tu proyecto. Asimismo, podrías trabajar como programador en las ideas de otro, pues es uno de los campos mejor remunerados y con mayor oferta laboral que existe en la actualidad.

Para eso, hará falta instruirse. Por ejemplo, con nuestros cursos online de programación y sistemas, que te darán los conocimientos básicos para que puedas lanzarte al mercado laboral y adquirir experiencia, pero también para que te animes a generar productos informáticos espectaculares que puedan servir a la sociedad.

Si ya te encuentras interesado en aprender todas las ventajas de ser programador, te recomendamos que sigas leyendo para tener un panorama mucho más amplio de una profesión de lo más diversa, pues evoluciona constantemente y favorece el aprendizaje constante. ¡Adelante!

Qué es la programación

Puede sonar algo básico, pero, antes de adentrarte en el estudio de una disciplina, es conveniente averiguar hasta la concepción más básica. Básicamente, la programación informática es un proceso por el cual se limpia, genera y optimiza el código de los programas computacionales que tenemos en nuestro día a día.

Esta habilidad informática permite, gracias al código, decirle al ordenador qué es lo que tiene que hacer y cómo realizarlo. Es decir, gracias a un conjunto de órdenes lógicas en determinadas variables, que se denominan lenguajes, un sistema puede decodificar las indicaciones que el usuario -programador- le da.

Es importante mencionar que, al programar, lo que se hace es organizar información para dar distintos pasos a seguir. Por ejemplo, al crear una página web, lo que hace un desarrollador es dar las distintas indicaciones para establecer una estructura de navegación para el usuario, por lo que debe conocer las diferentes etiquetas y variables para utilizar.

Esto implica que existan ciertos “lenguajes” de programación. Al igual que ocurre con los lenguajes de la vida real, se trata de una especie de “idioma” que permite la comunicación entre el programador y el ordenador. Es decir, al conocer la estructura de un lenguaje, podremos dar indicaciones, que serán interpretadas por el equipo.

Tal y como sucede con los lenguajes de la vida real, cada uno tiene una estructura diferente. Dependerá de los intereses del usuario -y también de sus habilidades- el hecho de elegir uno u otro. Hay programadores expertos en un determinado lenguaje, pero que no les interesa ni saben demasiado sobre otros.

Todo dependerá de cuáles sean sus intenciones a la hora de generar código. Así como hay personas que no quieren ni necesitan utilizar el idioma japonés, hay otros que viven de ello y se especializan en todos los ideogramas de esta lengua, que les permite comunicarse. Pues bien, con la informática ocurre lo mismo. ¡Elige el que más te guste!

Un poco de historia de la programación

Antes de ver cuáles son los lenguajes de programación más populares en la actualidad, es fundamental conocer un poco de la historia de este arte de generar código. En este sentido, los orígenes de la programación se asocian directamente con la primera aparición de los ordenadores.

Para eso, debemos remontarnos al siglo XV, cuando se construyó una máquina que permitía hacer operaciones básicas, como las raíces cuadradas. Conocida como Stepped Reckoner, en 1672 fue un invento de Gottfried Wilhelm Von Leibniz, y si bien todavía es algo pronto para hablar de “programación” en sí misma, sí que sentó bases importantes.

Es decir, fue la primera vez que, sin la intervención directa de un humano, un sistema mecánico y tecnológico podía realizar operaciones simples que eran interpretadas gracias a la “carga” de información por parte de nuestra especie. A partir de allí, surgieron distintas innovaciones para perfeccionar las operaciones matemáticas.

Sin embargo, todo cambiaría con la llegada de los ordenadores modernos. Para el año 1971 apareció el primer microprocesador de Intel y, nueve años después, se comercializaba el primer ordenador para uso doméstico, a cargo de IBM. Esto permitió “democratizar” el acceso a los computadores.

Entonces, las primeras programaciones ya estaban teniendo bases fuertes. En esos momentos, se programaba únicamente en código binario (a través de cadenas de 0s y 1s). Con la llegada de Internet, surgieron algunos lenguajes icónicos, como Ruby, HTML, Python, Visual Basic, PHP o JavaScript, que le daban una nueva perspectiva, al poder programarse con “letras”.

Es decir, ya no solamente se apelaba a las cadenas de 0s y 1s, sino que también podían introducirse palabras -generalmente, en inglés-, que servían para dar indicaciones específicas. Justamente, estos lenguajes “ensambladores” permitían que los ordenadores leyesen las instrucciones y que los programadores pudiesen tener una tarea más sencilla.

Imagen 0 en Presente y futuro de la formación como programador

Cuáles son los lenguajes de programación más populares

Una de las consultas más habituales es ver cuáles son los lenguajes de programación más populares. Esto sucede porque, al momento de estudiar uno, los interesados en código quieren averiguar cuál tiene más salida laboral. Lo cierto es que todos, sin excepciones, se necesitan para distintas áreas de trabajo.

Es decir, si estudias un lenguaje que se considera “obsoleto” o “poco demandado”, no significa necesariamente que no tendrás oportunidades de trabajo. Por el contrario: tu nicho será reducido y, probablemente, tendrás menos competencia. Por ende, no debes fijarte únicamente en la popularidad, sino en tus gustos, habilidades y el uso que le darás.

Sin embargo, si te interesa saber cuáles son los lenguajes de programación más conocidos, te detallamos algunos que habrás escuchado nombrar en alguna ocasión. Cabe mencionar que hay muchos más, por lo que no te quedes únicamente con este vistazo que te proporcionamos:

  • Java. Orientado a objetos, se trata de un lenguaje “general”, que sirve para crear aplicaciones y procesos en diferentes dispositivos. Es una de las mejores alternativas para aprender código, pues permite crear software para smartphones o páginas web, por lo que el abanico de posibilidades es muy amplio. Incluso, podría decirse que es el lenguaje “por defecto” para iniciarte en el desarrollo web.

  • JavaScript. A diferencia del anterior, aquí tenemos un lenguaje interpretado, que se utiliza a objetos con una utilidad referida a clientes. Por ejemplo, podrás emplearlo en aplicaciones web o móviles, sin necesidad de compilar el código, pues será leído por el navegador. Es extremadamente útil para generar elementos visuales atractivos que el mercado necesita en la actualidad.

  • Python. Uno de los lenguajes “de moda”, pues cada vez más usuarios se inclinan en aprenderlo. Lo cierto es que es uno de los más completos. Es de código abierto y facilita mucho el aprendizaje, pues ahorra tiempo y recursos. Además, es versátil y tiene múltiples aplicaciones, como algunas funciones de Inteligencia Artificial. Sin dudas, otro de los indispensables si quieres comenzar tu formación.

  • C#. Este lenguaje creado por Microsoft es realmente útil para el mundo empresarial. Sin embargo, también es lo suficientemente versátil como para ser empleado en distintos ámbitos, como el desarrollo de los videojuegos. Por ejemplo, una de las herramientas más potentes para crearlos, Unity, soporta este lenguaje, así que te servirá para dar tus primeros pasos.

  • PHP. Por último, pero no menos importante, nos encontramos con este lenguaje “general”, que se pone del lado de los servidores. El principal objetivo es garantizar una buena comunicación entre una web y los servidores, con el objetivo de evitar fallas en los funcionamientos. Sin dudas, esencial para generar nuevos proyectos y administrar los ya existentes.

Cuáles son los beneficios de aprender a programar en la actualidad

Existen muchas ventajas de saber programar. A continuación, te mostraremos las más importantes.

  • Favorece la creatividad y la lógica. A la hora de proponer ideas, un programador siempre tendrá un pensamiento creativo. Sin embargo, eso no es todo: también buscará las mejores maneras de hacerlo realidad, gracias a la lógica. Justamente, comprender cómo funcionan los procesos es lo que le permitirá comprender el funcionamiento de las cosas y la posibilidad de crear algo nuevo.

  • Salarios muy altos. Esto es relativo y dependerá de múltiples factores, como el lenguaje, la experiencia o los conocimientos. Sin embargo, el área de trabajos relacionados con la programación suele tener salarios más altos que la media. Por ende, es una gran chance para mejorar tu situación personal, ya que, además, la oferta suele ser muy amplia.

  • Trabajo flexible. Si eres de aquellas personas a las que les fascina el teletrabajo, debes saber que es uno de los empleos con mayor flexibilidad. Al trabajar desde un ordenador, no hará falta que acudas a la oficina, aunque eso dependerá de los requisitos de tu empleador. Caso contrario, siempre podrás desarrollar como independiente. ¡Tú decides!

  • Versatilidad. Si eres de esas personas que se aburren de trabajar siempre de lo mismo, debes saber que el aprendizaje de código significa una multitud de posibilidades. Si te aburres de un lenguaje, tener otro como base te servirá para aprender el nuevo más fácilmente. Si te cansas de un entorno de trabajo, puedes pasar a otro (por ejemplo, web o móvil). Si no te gusta el ámbito empresarial, puedes apostar por las startups. En definitiva, es perfecto para las personas que cambian sus gustos a lo largo del tiempo.

Cuál es el futuro de la programación

Ya conocimos un poco la historia y el presente de la programación. Sin embargo, ¿qué sabemos del futuro? Lo cierto es que es imposible pronosticar con exactitud. Hace 30 años, nadie hubiese imaginado que algunas cosas actuales serían posibles, pues la tecnología -y, por ende, los conocimientos- avanzan a cada minuto.

No obstante, por las tendencias actuales, sabemos que todo irá a mejorar. No solamente hablamos de los productos que se lanzan con código, sino también en la metodología de trabajo de los desarrolladores. Es decir, la programación se irá volviendo cada vez más compleja, pero, a su vez, se reducirá el número de tareas a realizar.

Gracias a los avances en la Inteligencia Artificial, algunos softwares de aprendizaje pueden ayudar a los desarrolladores a generar líneas de código de forma automática. Contrario a lo que se cree, esto no significa una pérdida de puestos laborales, sino que los programadores podrán concentrarse en cuestiones mucho más importantes.

Todo esto, por supuesto, sin olvidarnos del perfeccionamiento de los lenguajes de código y la posibilidad de crear ideas maravillosas que sean importantes en el mercado. Cada vez más empresas son conscientes de la necesidad de un programador entre sus filas, por lo que es una actividad bien remunerada y con un amplio abanico de ofertas.

Por lo tanto, has visto que el presente de la programación es excelente, pero su futuro aún más. Aprender código es una de las mejores ideas que puedes tener. Como has visto, existen múltiples opciones que se adaptarán a tus gustos y necesidades. ¡Esperamos que te conviertas en un gran desarrollador!

Relacionado

Te dejamos una selección de cursos, carreras y artículos

Más de 300 empresas confían en nosotros

Oesia
Vass
Everis
Ayesa
Altran
Ibermatica
Atmira
GFI
Accenture
GMV
Concatel
Telefonica
Caser
Banco de España
kpmg
Mapfre
Randstad