Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

Cómo probar aplicaciones con React Native

Álvaro Jiménez Martín
  • Escrito por Álvaro Jiménez Martín el 24 de Junio de 2019
  • 4 min de lectura | Desarrollo móvil
Cómo probar aplicaciones con React Native
El reproductor de video será cargado en breves instantes.

Te contamos cómo poder probar las aplicaciones creadas con React Native en las diferentes fases del desarrollo del proyecto.

Vamos a distinguir entre las dos formas principales de desarrollar una aplicación con React Native, es decir, utilizando Expo o sin utilizarlo.

Utilizando Expo

Comenzamos por la más sencilla, que es utilizando Expo.

Si hemos decidido crear nuestro proyecto con Expo, lo primero que vamos a querer hacer es probar nuestra aplicación mientras estamos desarrollando el proyecto y lo estamos creando. En este caso vamos a necesitar utilizar una aplicación que nos proporciona Expo, llamada Expo Client.

Si queremos probar en un terminal real mientras estamos desarrollando, cosa que podemos hacer, ya que nos permite estar desarrollando y a la vez probar en un terminal físico.

Para ello podemos hacerlo accediendo tanto a Play Store para Android, como a la App Store para iOS, e instalar la aplicación, que posteriormente enlazaremos con nuestro entorno de desarrollo.

O bien utilizando el emulador en cada uno de los sistemas operativos y para cada una de las plataformas que necesitemos, y las propias herramientas de Expo quipo se encargarán de instalar Expo Client y abrir nuestra aplicación.

La siguiente fase que tendremos en un proyecto es cómo poder hacer que otras personas o terceras partes prueben nuestra aplicación, ya sea porque sea un proyecto personal y queremos que un amigo, un familiar o un compañero de trabajo le eche un vistazo, o bien porque se esté es un entorno de trabajo y se quiera entregar a tu jefe o hacer una demostración.

En cualquiera de estos casos vamos a necesitar que esa aplicación esté funcionando en otro terminal sin que necesariamente tu ordenador esté en marcha, ya que en el caso anterior necesitábamos que el mismo estuviese en marcha sirviendo todo lo necesario mientras estamos desarrollando.

Expo nos permite que compilemos la aplicación sin mandarla a la tienda de aplicaciones, y la subamos a los servidores de Expo, dónde esta aplicación va a estar disponible para que otras personas, en sus propios móviles se instalen Expo Client y, bien pasándoles un enlace, o bien buscando directamente la aplicación, la instalen en su aplicación de Expo y puedan empezar a probarla y utilizarla, ya sea para darnos su feedback, encontrar errores o por el simple hecho de enseñársela a alguien más.

El siguiente paso es cuando ya hemos terminado el desarrollo y queremos que nuestra aplicación esté disponible para todo el mundo. Podríamos hacer esto utilizando también Expo, como la fase anterior, aunque no es la mejor opción. Lo mejor es subir nuestra aplicación a Play Store para Android y a App Store para terminales iPhone.

Para ello vamos a necesitar hacer una pequeña compilación previa, tanto para Android como para iOS, la cual va a preparar nuestros ficheros locales y los va a mandar a los servidores de Expo, dónde se va a terminar esta compilación y se va a generar el fichero final que necesitaremos subir a las tiendas de aplicaciones y publicar nuestra aplicación.

Esto lo que nos permite es que podamos hacer este desarrollo para una aplicación de iPhone sin necesidad de hacerlo desde un Mac, ya que va a ser la propia Expo la que realice la fase final de creación, que es donde necesitaremos tener nuestro terminal con macOS.

Utilizando React Native CLI

Si no estamos utilizando Expo y desarrollamos directamente con React Native CLI, vamos a ver las diferentes fases que hemos de seguir, al igual que hemos visto en el caso anterior utilizando Expo.

Mientras estemos desarrollando, desde la línea de comandos vamos a poder ejecutar el comando

react- native run-android

o

react-native run-ios

para ejecutar nuestra aplicación en Android o en iOS.

 

En el caso que tengamos un simulador ya configurado y abierto, la aplicación se va a lanzar en ese simulador y vamos a poder probarla. Si estamos haciéndolo en iOS, vamos a necesitar que ese simulador esté abierto en un Mac y además la compilación también hay que hacerla desde un terminal con macOS.

Si queremos probarla en un teléfono real, podemos conectar nuestro teléfono Android o iPhone al ordenador, activar las opciones de desarrollador en el caso de Android, y en el caso de Apple podemos configurar nuestra cuenta de desarrollador de Apple el enlace del teléfono. Después, ajustando algunos de los parámetros que hay posteriormente, podemos lanzar la aplicación en el terminal real y probarla.

Esto no es útil para que otras personas prueben la aplicación, por lo que, en el caso de Android, lo que podemos hacer es compilar localmente la APK de Android, es decir, la versión de Android de la aplicación final.

Una vez compilada, o bien la subimos a la Play Store de Android como beta o como alfa cerrada e invitamos a esa persona en concreto para que la pruebe, o directamente le enviamos por email o por cualquier otro método esta APK, que podrá instalar activando la opción de orígenes de terceros, y podrá utilizarla en su móvil como cualquier otra aplicación.

En el caso de Apple, no podemos hacer esta parte de enviarla aplicación, sino que debemos tener una cuenta de desarrollador de Apple y, antes de publicar esta aplicación Apple poder subir la misma a TestFlight, añadir la cuenta de la gente que queramos que la pruebe, para invitarlos y que puedan probarla.

Y la última fase sería entregar la aplicación a todo el público, para lo que solo tendríamos que hacer una mejora y pasar la aplicación a Live.

En ambas plataformas van a requerir un proceso, en el cual le vamos a dar a escalar esa aplicación o a preparar los últimos ajustes, descripciones, capturas de pantalla y demás, pero todo ello se haría desde la web, no tocaríamos el código desde nuestro ordenador.

Al acabar este proceso, la aplicación pasará a estar disponible como una aplicación más nativa, nadie va a saber si está hecha en React Native o está hecha directamente con código nativo, y se va a poder comenzar a instalarla y utilizarla.

Relacionado

Te dejamos una selección de cursos, carreras y artículos

Cómo configurar React Native CLI desde cero

Cómo configurar React Native CLI desde cero

Desarrollo móvil

26 de Junio de 2019

Te ayudamos a configurar React Native CLI desde cero para crear tu primer proyecto utilizando React Native y poder ejecutarlo en los simuladores.

 

Programador Android

Programador Android

carrera

Incluye 6 cursos:

  • Java 8 para programadores Java
  • Curso de Git
  • Curso de Introducción a la programación con Pseudocódigo

y 3 cursos más!

Duración: 45 horas y 25 minutos

Curso de React Native intermedio

Curso de React Native intermedio

curso

Con este curso aprenderás:

  • Aprenderás a estructurar tus proyectos en ReactNative para que sean reutilizables.
  • Configurar y ejecutar una aplicación sin usar Expo.
  • Integrar diferentes librerías con dependencias nativas en iOS y Android.

Duración: 6 horas y 37 minutos

Estas son algunas de las empresas que ya confían en OpenWebinars

Profesores y profesionales

Nuestros docentes son profesionales que trabajan día a día en la materia que imparten

Conviértete en profesor de OpenWebinars