Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

Retos de un CIO dentro de una empresa IT

Alicia de Mendieta
  • Escrito por Alicia de Mendieta el 28 de Marzo de 2022
  • 15 min de lectura Management
Retos de un CIO dentro de una empresa IT

Un CIO es el responsable o director de la gestión, implementación y usabilidad de todo lo relacionado con IT en una empresa. En el presente, es una figura imprescindible de cualquier organización, no sólo en sector IT, ya que se ocupa de analizar y escoger las tecnologías y herramientas que más benefician a la empresa en cuanto a producción y eficiencia. Algo que todo negocio necesita para llevar a cabo su estrategia.

Un CIO debe de administrar e implementar los sistemas adecuados, además de estar al día de los últimos avances en su sector. Por eso mismo debe ser ágil en cuanto a tendencias y cambios necesarios para su organización.

Cada año se presentan los retos de los CIO como una lista de prioridades y posibles mejoras en su trabajo. Por ejemplo, en el año 2022, una de las más mencionadas es la ciberseguridad.

Este tipo de lista es analizada concienzudamente por los expertos en IT y tenida como referencia durante el año en curso. Generalmente cada empresa tiene sus prioridades, pero sin duda los retos más comunes suelen ser los mismos.

Desafíos para el CIO en la actualidad

Los desafíos que se presentan en la actualidad para un CIO son los siguientes:

  • Reforzar la Ciberseguridad
  • Conocimiento de la nube / Cloud
  • Implementar y mejorar las automatizaciones
  • Adquirir y retener talento
  • Perfeccionar el análisis de datos

Reforzar la ciberseguridad

La cualidad más mencionada a mejorar para los CIOs es su conocimiento en Ciberseguridad. Trabajar con otros líderes dentro de la empresa para dirigir a sus expertos en Ciberseguridad y ocuparse del cumplimiento de políticas internas y externas, es ahora mismo la máxima prioridad.

Se trata no solamente de estar correctamente informado de los protocolos de actuación y gestión en el trabajo del día a día, sino de la adquisición de talento desde un primer momento. Se ha vuelto imprescindible escoger a profesionales bien formados en Ciberseguridad, tener un departamento especializado y además mantener informados no solo a los empleados IT dentro de la empresa, sino a todos los trabajadores.

Evitar errores mediante una correcta gestión de la Ciberseguridad es una inversión que de hecho ahorra dinero. Curiosamente, tal es la necesidad de expertos esta área (una de los más complicados y amplios en IT) que los CIO muy a menudo tienen que formar a sus propios empleados expertos en otros campos, en lo que Ciberseguridad se refiere. Al mismo tiempo, esta falta de expertos “completos” digamos, pasa cierta factura en el día a día, ya que es difícil encontrar responsables del sector con el correcto grado de especialidad para cubrir todas las necesidades de una empresa. Estas son muy variables dependiendo de las tecnologías que se usen. Por esto precisamente, es labor del CIO estar muy al corriente del tipo de políticas de seguridad necesarias en su empresa.

Por lo tanto los programas de formación también deben estar a su cargo, de manera que su interés en el tema debe ser auténtico y sincero, ya que de lo contrario estaría poniendo en riesgo a toda la empresa. Hay aún muchas certificaciones no especificadas en Ciberseguridad, y ser un buen experto requiere saber de muchas cosas, por lo que es labor del CIO escoger a las personas adecuadas, formar a las que no están suficientemente al día y a su vez mantenerse al corriente de las exigencias contemporáneas al respecto.

Los ciberataques son una realidad, que incluso cuando no hay daños (por ejemplo robo de datos), cuestan mucho a dinero a las empresa. Recuperarse de un ataque es más complicado que una buena prevención, por lo que tener un plan de defensa digital ya es parte imprescindible de la estrategia de empresa. Los CIO hoy en día pueden usar múltiples herramientas para reducir el riesgo, como por ejemplo ciertas inteligencias artificiales (AI).

También es labor del CIO junto con el departamento de Seguridad, evaluar las vulnerabilidades y posibles puntos de entrada, sean software, aplicaciones… etc o sistemas físicos.
Una correcta supervisión de las salas de servidores, por ejemplo, así como otras zonas físicamente sensibles, son también fundamentales para un correcto funcionamiento del plan de defensa empresarial.

La política de seguridad interna debe ser dada a conocer a todos los trabajadores y estar muy clara para evitar problemas, estableciendo claramente controles de acceso a áreas sensibles, una buena formación en Ciberseguridad a los empleados y por supuesto un plan de recuperación de desastres en caso de que haya una brecha de seguridad.

Conocimiento del Cloud

Para el buen funcionamiento de un departamento de IT y por tanto de la empresa, se debe prescindir de los procesos manuales y las necesidades físicas de espacio tanto como sea posible. Es por eso, que las soluciones en la nube cada día son más populares, si es que no se han convertido ya en la norma.

Conocer las soluciones y aplicaciones en la nube más adecuadas para la empresa en base a su presupuesto y necesidades, es parte imprescindible del trabajo de un CIO y también un reto. Debe analizar las opciones posibles para firmar los acuerdos más convenientes para su departamento y organización.

Asimismo, el Cloud computing es un punto crítico para el trabajo en remoto o las soluciones híbridas de trabajo presencial parcial y momentos de trabajo en casa. Invertir en soluciones avanzadas de Cloud puede aumentar considerablemente la comodidad de las tareas diarias y por extensión los beneficios empresariales.

Por ejemplo, la velocidad de entrega de proyectos y servicios a los clientes y el mercado. También mejora la colaboración interna y la capacidad de procesar, así como la creación de más recursos y servicios más creativos y flexibles.

Por eso es tan importante para el CIO escoger la solución más adecuada para la empresa y que mejor se adapte a las necesidades de todas las partes implicadas.

No obstante, uno de los retos más importantes es la migración a la nube. Cuanto la nube es implementada desde el principio, resulta más sencillo, sin embargo, cuando debemos migrar servicios o datos a un sistema Cloud, corremos unos cuantos riesgos. Este sería otro reto parte de las responsabilidades del CIO, ya que las migraciones sucedan correctamente, con el mínimo riesgo posible y con planificación, es parte crucial del proceso de modernización de la organización.

La compatibilidad entre herramientas nuevas y viejas, la fiabilidad de las mismas, un estándar que unifique… es algo que puede ser facilitado con un correcto proceso de migración a la nube, ya que al escoger un servicio adecuado y completo, el CIO puede conseguir acabar con varios problemas al mismo tiempo.

Imagen 0 en Retos de un CIO dentro de una empresa IT

Implementar y mejorar las automatizaciones

Implementar las automatizaciones pertinentes y posibles es algo que puede ahorrar tiempo y errores humanos considerablemente a una organización, por lo que los CIOs durante 2022 han considerado esto como otro de los retos más convenientes para la mejora de los procesos diarios.

Cada día se descubren nuevas maneras de automatizar funciones, que pueden ayudar no solo a ser más rápido, sino a utilizar el talento de los trabajadores en tareas menos repetitivas y que requieren de un factor humano.

Alentar a los equipos de IT a invertir tiempo, recursos y presupuesto en automatizar ciertas tareas es una gran inversión a largo plazo, ya que puede crear soluciones a varios problemas al mismo tiempo.

Se habla mucho de la transformación digital de las empresas, y esta es una de las claves de este proceso tan necesario. Tener una buena estrategia de automatización, puede cortar por lo sano varios procesos ineficientes además de tediosos. Por ejemplo, algo tan sencillo como rellenar formularios de datos personales de clientes (direcciones, números de teléfono, apellidos). Además, no sólo puede ayudar a las empresas sino también a los clientes, ya que el tiempo de entrega de servicios y de espera en general, puede verse muy disminuido.

También es importante tener en cuenta, el burnout mental que supone para los trabajadores realizar este tipo de tareas repetitivas. Las automatizaciones pueden matar dos pájaros de un tiro, ahorrando tiempo y trabajo, además de tener más contentos a los trabajadores, especialmente a los departamentos más administrativos.

La verdadera meta de un CIO en cuanto a automatizar es implementar sistemas que puedan llegar a ser completamente autónomos. La transición no tiene por qué ser inmediata, pero puede ser implementada poco a poco, por pasos o fases. Por eso crear una estrategia de implementación es importante, priorizando las áreas donde la automatización pueda ser desarrollada más eficientemente y sea más necesaria.

Incluso las pequeñas empresas o los departamentos no muy grandes pueden beneficiarse de las automatizaciones. La cuestión es estudiar realmente lo posible e implementarlo adecuadamente, pero, en cualquier caso, no hay que tener miedo al uso de inteligencias artificiales (AI) y bots. Pueden mejorar mucho la carga de trabajo y realmente ayudar a tener un mejor desarrollo de su trabajo a los empleados.

Adquirir y retener talento

Encontrar el personal adecuado para un departamento IT es otro de los desafíos más nombrados para los CIOs. La transformación tecnológica va muy rápido y la competencia es feroz. No se trata solo de ser un experto en tu campo, sino de formarse continuamente, estar abierto a los cambios, y, en resumen, tener la actitud correcta ya que el sector IT requiere mucha flexibilidad.

La escasez de personal correctamente formado es un hecho, ya que la mayoría de los expertos suelen estar ya trabajando para otras empresas, en las que llevan varios años. Al mismo tiempo los nuevos talentos tienen difícil entrar en el mundo tecnológico a no ser a través de prácticas o algún otro tipo de programa generalmente no remunerado.

Cada día se habla más de abandonar viejos procesos de selección de personal, y en este caso, al contrario que en los puntos anteriores, prescindir de una excesiva planificación y burocracia, corriendo riesgos y apostando por gente con la actitud adecuada.

La actitud y motivación se ha convertido en la causa número uno de contratación en IT, frente a las certificaciones técnicas. Esto es llamativo, ya que hace algunos años era impensable. Pero la demanda de profesionales del sector es mucho más alta que la oferta de personal disponible, por lo que están empezando a simplificarse los procesos de selección.

En los últimos años, se habían complicado muchísimo, con cada vez más entrevistas, pruebas e intermediarios. Ahora, se está empezando a ver que responder rápido a las necesidades de contratación, quizás con una formación interna para reforzar las cualidades del candidato, es la vía más rápida y más eficiente.

No obstante, aún hay muchas empresas reacias a contratar rápido, especialmente las más grandes. El resultado, es que los buenos candidatos vuelan rápidamente, ya que el proceso de selección se ha convertido en bidireccional: ya no es sólo la empresa la que selecciona a su futuro trabajador, sino el experto o experta la que decide en qué empresa prefiere trabajar.

Entre las principales causas de decir que sí a un puesto trabajo en IT está la relativa rapidez del proceso de selección. Es muy probable que, si se extiende más allá de un mes, el candidato se decante por otra oferta.

Es importante para los CIOs valorar el tiempo de los candidatos, ya que un buen profesional generalmente tiene varios procesos abiertos, formación, o quizás está preparándose para alguna certificación. Teniendo en cuenta esto, las personas que se quedan demasiado tiempo esperando por una respuesta, acaban descolgándose del proceso o valorando la empresa como demasiado lenta para sus necesidades.

Aún son comunes los casos de procesos de selección de varios meses (alrededor de 3 meses es bastante común en IT). Un buen CIO debe valorar si esto es realmente rentable, ya que tener un puesto necesario sin cubrir (cuando por ejemplo se puede contratar a alguien en formación o en prueba) puede tener un coste importante para la empresa. Además, hacer contrataciones breves, da buena imagen a la empresa ya que le aporta seriedad.

Cada día son más los expertos en IT que no desean estar en empresas que tienen becarios no remunerados o que utilizan las bolsas de ETT para cubrir puestos. Los buenos candidatos buscan buenas empresas donde quedarse, y generalmente este tipo de decisiones cuestionables como no pagar a los empleados en formación, acaba pasando factura a largo plazo, ya que la retención de talento es muy baja. Las personas se sienten prescindibles y poco valoradas, así que simplemente se van.

Este tipo de decisiones lógicamente son complicadas y deben ser tomadas por el CIO con coherencia, además de su implicación en las entrevistas y el proceso de selección per se.

Se trata de actualizar el proceso de selección, al igual que otras partes del departamento y de la organización. Todo tiene que ir acorde con la cultura de empresa, pero aun así, la tendencia imperante, se está invirtiendo como hemos dicho. Los candidatos sienten que pueden elegir, la demanda es alta en IT y la oferta baja.

Además, los sociólogos han hablado largo y tendido de The Great Resignation (la gran dimisión, entendida como abandonar el puesto de trabajo) que ha sucedido a nivel general. Esto es un fenómeno que se activó durante la crisis del Covid y que continúa en el presente. Se trata de una renuncia masiva a puestos de trabajo injustos. Su influencia también es visible en los procesos de contratación. Tras dos años duros a nivel emocional y social, los trabajadores prefieren seguir en formación o trabajar por su cuenta, a aceptar condiciones injustas o discutibles.

Esto es algo a tener en cuenta por cualquier CIO ya que durante la pandemia todos hemos aprendido varias lecciones morales y vitales. Inevitablemente esto influencia el mundo laboral y por ejemplo, ya no son tan aceptadas las becas no remuneradas como única vía de acceso a las empresas IT. La influencia de la pandemia en las condiciones de trabajo deseadas y aceptadas, ha sido muy mencionada en todos los medios.

Con estos cambios sociales comienza realmente la atracción de talento y por extensión su retención. Claramente el teletrabajo sigue siendo preferido por un buen porcentaje de población. En algunos casos, las responsabilidades familiares han aumentado por temas de salud colaterales de la pandemia. En otros casos, recibir ciertas ayudas estatales ha facilitado extender más la formación en lugar de aceptar puestos de trabajos precarios. Son muchas las cosas que han cambiado la perspectiva, y también deben hacerlo los CIOs si quieren avanzar en la adquisición y retención de talento.

También está demostrado que las empresas excesivamente burocráticas (o las instituciones públicas) resultan poco atractivas para los mejores candidatos, por su lentitud.

Se crea un círculo vicioso, en el que las empresas lentas atraen a trabajadores lentos, a los que les cuesta mantenerse actualizados o crear soluciones sobre la marcha cuando surge un problema espontáneo.

En cuanto a retener talento, podemos concluir cosas parecidas. Un CIO debe valorar la actitud y el deseo de mejora por encima de todo, ya que el sector IT es muy dinámico, y las tecnologías punteras pasan a ser obsoletas de un año para otro. Por lo tanto, no es tan importante las certificaciones que tenga una persona, sino su capacidad de aprender algo nuevo.

De nada nos sirve tener contratado un gran experto en Pascal cuando necesitamos que la compañía empiece a usar Python y automatizar. Tener en cuenta este tipo de escenarios, y valorar las decisiones adecuadas como reubicación de personal, formación interna, etc. es uno de los retos de los CIOs.

Perfeccionar el análisis de datos

Mejorar el análisis de datos mediante los métodos adecuados y las herramientas actualizadas, es una parte funcional y básica de las labores de un CIO. Las formas de medir los objetivos, el rendimiento y los indicadores han ido variando con el tiempo. La transformación digital ha hecho que se desarrollen herramientas cada vez más precisas para el análisis de datos.

No obstante, las opciones y posibilidades no son iguales en todas las empresas y es labor del CIO escoger el punto medio más adecuado y asequible. Existen numerosos casos en que empresas de cierta antigüedad cuentan con ERPs (Enterprise Resource Planning o sistema de planificación de recursos empresariales) anticuado que utilizan para medir su rendimiento y generar diferentes indicadores.

No siempre es la mejor opción, pero muy a menudo es la única disponible, por lo que puede ocurrir que un CIO tenga que adaptarse a las necesidades de su empresa.

Por su puesto, existen infinitas herramientas de análisis de datos en el mercado, cada una con sus ventajas e inconvenientes, y con sus diferentes costes.

Decidir si quedarse con el viejo sistema o implementar uno nuevo para el análisis de datos es una de las labores más complicadas a las que se enfrentan los CIO hoy en día, ya que muchas empresas se encuentran entre dos épocas muy diferentes. La época precedente y la contemporánea, en la que su volumen de datos ha ido aumentando y en la que quizás no es suficiente con su sistema anterior.

Los problemas con migraciones y las estrategias de análisis son uno de los grandes retos actuales para los CIO, ya que con un correcto análisis del rendimiento es cuando verdaderamente pueden encontrar soluciones a largo plazo, prevenir problemas y generar más beneficios a su empresa.

Por esto mismo, es muy importante la correcta formación en las tecnologías y sistemas más modernos para mejorar el análisis de datos interno. Un correcto análisis puede mejorar el beneficio económico enormemente y también la eficiencia de una organización. Los datos pueden ser usados para entender el mercado y predecir patrones, así como necesidades o áreas en crecimiento. Obviamente, también juegan un papel muy importante en el desarrollo de las campañas de marketing y publicidad.

Reducir además los posibles errores e identificar los fallos y puntos débiles del ciclo del trabajo es parte del proceso de análisis, lo que también ahorra mucho dinero a la empresa y además es un proceso que puede ser automatizado a ciertos niveles.

Conclusión

La conclusión es que todos los puntos mencionados tienen un eje central que se considera la comunicación. Para conseguir mejorar la seguridad, la administración de Cloud, la mejora de las automatizaciones, la retención de talento y un mejor análisis de datos, sin duda cualquier empresa debe tener un sistema y una estrategia de comunicación interna bien organizada, donde todas las partes puedan comunicarse.

Las empresas son un todo, donde cada uno juega un papel, y como CIO, el reto central para lograr llegar a todos los puntos, es darse cuenta de que una correcta comunicación multidireccional entre departamentos y entre compañeros, es fundamental para cumplir con sus metas.

Relacionado

Te dejamos una selección de cursos, carreras y artículos

Curso de introducción a la Ciberseguridad

Curso de introducción a la Ciberseguridad

curso

Con este curso aprenderás:

  • Conceptos básicos de ciberseguridad.
  • Objetivos de una estrategia de ciberseguridad.
  • Elementos que componen una estrategia de ciberseguridad.

Duración: 4 horas y 57 segundos

CIO o CTO, ¿son compatibles en una empresa IT?

CIO o CTO, ¿son compatibles en una empresa IT?

Management

28 de Febrero de 2022

En este artículo tratamos sobre dos de las figuras más importantes de una empresa en el ámbito tecnológico, como son el CIO y el CTO, centrándonos en si son realmente compatibles o no.

Más de 300 empresas confían en nosotros

Oesia
Vass
Everis
Ayesa
Altran
Ibermatica
Atmira
GFI
Accenture
GMV
Concatel
Telefonica
Caser
Banco de España
kpmg
Mapfre
Randstad