Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

Funciones del Director de Tecnología en la actualidad

Alicia de Mendieta
  • Escrito por Alicia de Mendieta el 07 de Marzo de 2022
  • 6 min de lectura Management
Funciones del Director de Tecnología en la actualidad

Qué hace un CTO o director de tecnología

Un director de tecnología (CTO) es responsable de supervisar el desarrollo y la difusión de tecnología para clientes externos, proveedores y otros clientes. Su tarea principal es ayudar a mejorar su departamento, tener satisfechos los clientes y, por consiguiente, aumentar los beneficios. También pueden ocuparse de las operaciones internas de IT, como la supervisión de equipos y departamentos.

Generalmente se escogen para este puesto personas experimentadas en el sector, mayormente ingenieros, pero no siempre. En ocasiones también puede tratarse de responsables de equipos con una estrecha relación con la parte técnica. No obstante, es fundamental un conocimiento profundo de qué se hace en el departamento de IT de la empresa y por qué se hace: Conocer las herramientas, el software, los procesos, los proyectos… por lo que normalmente se prefieren personas internas que han ido subiendo puestos y responsabilidades. Cuando se contrata a una persona externa, la media de experiencia requerida suele ser diez años y se suele ser muy exigente en cuanto a certificaciones que garantizan el correcto conocimiento de las tecnologías empleadas, además de una constante actualización.

De alguna manera, debe saber todo lo que saben sus subordinados y ser experto en diversas materias, para así poder tener una idea global de lo que ocurre en su departamento. A su vez, debe poder solucionar aquellas cosas que sus empleados no han podido, y hacerlo de manera eficiente. Es un puesto complicado, ya que requiere una gran mano izquierda y al mismo tiempo una gran destreza técnica.

El liderazgo bien entendido es fundamental para la toma de decisiones, la gestión interna y también la estrategia comercial, por lo que, a pesar de haber muchos expertos a nivel técnico, no todos los empleados experimentados están bien cualificados para un puesto de CTO.

Además, como estos requerimientos son muy amplios, es un puesto poco definido en las empresas modernas y por ende, muy exigente, ya que el nivel de adaptación que requiere es alto. Dependiendo del tamaño de la empresa y su forma de organización, se le requiere asumir unas u otras responsabilidades. Por ejemplo, no siempre el CTO está en contacto directo con los clientes, mientras que en otras ocasiones se considera fundamental para las buenas relaciones comerciales. Dependiendo de cuántas tareas asuma, también deberá contar con cierto número de personal para delegar tareas, y dicho personal debe tener igualmente muy buena experiencia y capacidades técnicas. Como es natural, el CTO también tiene un papel importante en la elección de personal y la gestión de Recursos Humanos.

En resumen, este supervisor debe entender a corto y largo plazo las necesidades de su empresa, manejar y dirigir su equipo, y al mismo tiempo continuar con el flujo de trabajo necesario para terminar los proyectos a tiempo, cumpliendo con los objetivos de la compañía.

Funciones actuales del CTO

Por lo general, el papel de un CTO dependerá de la propia empresa, incluidas las posiciones que han cubierto y lo que exige su industria.

El principal deber de un director de tecnología es permitir que una empresa alcance sus objetivos financieros y de marketing utilizando el enfoque apropiado. Dado que debe escoger las herramientas adecuadas para ello, tiene que estar bien informado de las últimas tendencias en empresa y software. Debe también saber cuáles son los mejores precios e inversiones en cuanto a nutrir su empresa de buenos recursos. En resumen, podemos decir que proporciona a su empresa las mejores soluciones posibles en función a sus posibilidades y preferencias.

En algunos casos, además de cuidar de los procesos internos y la gestión de operaciones, se ocupará de proyectos de desarrollo e innovación.

Podemos resumir sus posibles responsabilidades de la siguiente manera:

  • Formular una visión clara y concisa de cómo se utilizará la tecnología dentro de la empresa. Escoger las herramientas adecuadas y actualizadas para ello. Gestionar licencias corporativas.
  • Supervisar los KPI (Key Performance Indicator o Indicador Clave de Rendimiento) y los presupuestos para evaluar el rendimiento del departamento. Si se están cumpliendo adecuadamente los tratos con los clientes y los objetivos.
  • Describir los objetivos de su departamento, los plazos para el cumplimiento de dichos objetivos, y ponerse de acuerdo con el resto de supervisores de otros departamentos en los proyectos que se requiera.
  • Asistir y ayudar a todos los departamentos de la empresa en su uso de la tecnología para el desarrollo de su trabajo.
  • Verificar que todas las prácticas tecnológicas cumplan con los estándares regulados y el cumplimiento de las leyes y políticas del sector. Igualmente, el conocimiento necesario en seguridad en la IT y Ciberseguridad, sea mediante su aplicación directa, o contratando el servicio de terceros.
  • Desarrollar los aspectos técnicos de la estrategia de la empresa.
  • Recoger datos (incluidos comentarios y opiniones) de las personas que utilizan la tecnología dentro de la empresa y de los clientes, a fin de mejorar continuamente y además probar nuevas herramientas (POC o Proof of Concept).
  • Identificar e implementar tecnologías innovadoras que produzcan una ventaja competitiva dentro de su sector.
  • Administrar grandes equipos informáticos, ocuparse de la gestión de big data y su relación con el ciclo de vida del producto, sea de forma directa o delegando en otros (por ejemplo en los administradores de sistemas).
  • Ayudar a otros departamentos a utilizar la tecnología de manera rentable y actuar como mentores de los miembros del equipo y de otros trabajadores.
  • Garantizar la funcionalidad y la eficiencia de la administración de sistemas.
  • Crear procesos de control de calidad y protección de datos.
  • Comunicar la estrategia tecnológica a socios e inversores.
  • Mantener una perspectiva centrada en el consumidor o cliente, mediante la entrega de proyectos de forma puntual y eficiente, que funcionen adecuadamente y de satisfacción.
  • Tomar decisiones ejecutivas.

De entre estas responsabilidades, la mayoría son bastante imprescindibles, aunque algunas pueden ser o no ser realizadas por el CTO (depende de la empresa), pero, en general, podemos decir que siempre son una posibilidad y que es importante que la persona ocupa el cargo sea capaz de realizar dichas responsabilidades en un momento dado.

Imagen 0 en Funciones del Director de Tecnología en la actualidad

Habilidades que necesita un CTO

No todos los directores de tecnología tendrán las mismas habilidades, ya que dependiendo de su área de especialidad y su experiencia concreta existen muchas posibilidades. Sin duda hay ciertos elementos que son necesarios para un buen desarrollo del puesto en cuestión:

  • Excelente capacidad de comunicación, de organización y liderazgo. Debe ser un guía sólido, de confianza, estable… para garantizar el buen uso del departamento de IT en todos los aspectos.

  • Conocimiento del dominio técnico: en el ámbito tecnológico, la experiencia previa y un buen conocimiento de la industria son vitales. Un CTO aprende en su día a día, y debe estar al corriente de las novedades de su sector y las mejores opciones disponibles.

  • Pensamiento estratégico basado en su experiencia y conocimiento.

  • Gestión de productos: Un CTO superior debe comprender el ciclo de vida del producto y cómo crear nuevos, además de mantener los existentes. Se requiere un sentido de la destreza comercial, para poder entender mejor el diseño y ayudar al usuario final. Ser crítico con los propios productos y una correcta comercialización es fundamental.

  • Implementación correcta de un buen CRM (Customer Relationship Management o Gestión de Relaciones con el Cliente) y un buen ERP (enterprise resource planning o sistema de planificación de recursos empresariales). En el caso del CRM se trata de un modelo de gestión basado en la satisfacción del cliente. El ERP, en cambio, es un sistema que maneja diferentes recursos de la empresa, como la producción, la logística, la distribución, la contabilidad… etc. Los diferentes módulos deben estar bien unificados (por ejemplo, mediante el uso de SAP, un ERP clásico) para así contar con un acceso a los datos de forma estructurada.

  • Ejercer de mentor y negociador para que todos los departamentos funcionen de manera efectiva. El CTO debe conocer las fortalezas y debilidades de sus empleados y cómo sacar lo mejor de ellos. La capacidad de inspirar a las personas y ayudarlas a mejorar en su día a día es parte de su trabajo diario.

  • Seguridad, gestión de datos y conocimiento de ciberseguridad. Como ya hemos mencionado más arriba, la seguridad se ha vuelto imprescindible, y tener una buena formación puede ser muy útil para un CTO. Pero más que eso, se trata de tener una actitud responsable, actualizada y bien informada, además de una tendencia natural a querer aprender acerca de las mejores políticas para la empresa y cómo implementarlas. La capacidad de supervisión (de los datos, del mantenimiento de éstos, de la seguridad…) es algo muy deseable en un CTO.

  • Perspectiva: tener visión de conjunto es algo que puede ser crucial para este puesto.

Conclusión

Desarrollar la estrategia de la empresa para el uso de los recursos tecnológicos y garantizar que las tecnologías se utilicen de manera eficiente, rentable y segura, no es una tarea sencilla.

La evaluación e implementación de nuevos sistemas e infraestructuras es necesaria y constante. Se requiere de personas con auténtica visión de conjunto y una energía personal considerable.

Al mismo tiempo, no pueden dejar de lado su carisma y capacidad de liderar equipos, cosa que no siempre va aparejada con un alto conocimiento técnico.

En resumen, para un CTO es tan importante desarrollar los aspectos técnicos como los personales, convirtiéndose en el centro de las decisiones del departamento de IT y al mismo tiempo el eje central del movimiento en el día a día. Es una figura imprescindible para el correcto funcionamiento de un departamento tecnológico y sin su participación, es imposible que una empresa funcione correctamente y de forma lucrativa.

Más de 300 empresas confían en nosotros

Oesia
Vass
Everis
Ayesa
Altran
Ibermatica
Atmira
GFI
Accenture
GMV
Concatel
Telefonica
Caser
Banco de España
kpmg
Mapfre
Randstad