Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

Salud emocional de tus empleados: Importancia y consejos para cuidarla

Sara Heredia Cardona
  • Escrito por Sara Heredia Cardona el 05 de Septiembre de 2022
  • 8 min de lectura Recursos Humanos
Salud emocional de tus empleados: Importancia y consejos para cuidarla

Los tiempos cambian y con ello el concepto del trabajo. A raíz de la crisis sanitaria del COVID-19, las prioridades en la búsqueda laboral han sufrido una transformación de peso, recayendo el valor no solo en el aspecto económico sino en otros beneficios como horarios flexibles, mayor conciliación entre la vida laboral y personal, programas de salud y bienestar mental o el buen ambiente de trabajo.

La nueva realidad que vivimos coloca a las personas en el centro del futuro del trabajo, centrado en organizaciones más flexibles que puedan adaptarse a los cambios, en la digitalización y la tecnología como instrumento potenciador de las capacidades humanas, en un futuro sostenible tanto para el planeta como para las personas, en la igualdad y en la conciliación laboral y en la importancia del bienestar físico y mental en el trabajo.

Con esta transformación también se amplía el concepto de salud, pasando a ser primordial la salud emocional, minimizando así los riesgos psicosociales que encontramos en el ámbito laboral, como pueden ser el estrés o la ansiedad.

Qué es la salud emocional

La OMS define el concepto de salud no solo como la ausencia de enfermedad, sino como un estado de completo bienestar físico, mental y social. La salud mental es definida como un estado de bienestar en el que el individuo es consciente de sus propias habilidades, puede hacer frente al estrés normal de la vida y trabajar de forma productiva, siendo capaz así de contribuir a su comunidad.

Cuando hablamos de salud emocional nos referimos al manejo satisfactorio de las emociones, lo que nos permite gestionar de una manera más adecuada las adversidades del día a día. Esta habilidad nos ayuda a lidiar con el estrés, establecer relaciones de calidad y conseguir un estado de equilibrio emocional en los diferentes ámbitos de la vida.

Entre sus componentes encontramos el buen manejo de la ansiedad, el correcto empleo de las emociones en situaciones de bajo estado anímico, la capacidad de identificarlas y gestionarlas adecuadamente y la automotivación para conseguir los objetivos propuestos.

Gozar de una buena salud emocional nos ayuda a incrementar la percepción de control sobre nosotros mismos y la confianza en nuestras propias habilidades, a fomentar el optimismo realista reforzando los logros, así como incrementar habilidades de comunicación, establecer relaciones más beneficiosas y generar emociones más placenteras.

La importancia de la salud emocional de los empleados

Según datos de LinkedIn, el sector tecnológico es el que obtiene índices de rotación más elevados a causa de la gran competitividad, la alta demanda y la baja oferta. Además, el 49% de los empleados del sector que realizan un cambio laboral lo hacen a otra posición dentro de este. Por lo tanto, ahora más que nunca y sobre todo en el sector IT, la salud emocional de los trabajadores ocupa el eje central de las organizaciones, ya que el bienestar del equipo implica el aumento de la productividad y de los beneficios, la reducción del absentismo, la mejora de las relaciones en el trabajo, el bienestar de la plantilla y mayor retención del talento.

Una mala gestión del bienestar emocional dentro de las organizaciones puede conllevar a que los trabajadores sufran ansiedad, estrés, burnout e incluso depresión, que son las principales causas de baja laboral en el mundo. Para no llegar a estos extremos es importante evitar ciertos factores como la mala comunicación interna, las jornadas laborales rígidas, los horarios poco flexibles y las malas condiciones de trabajo.

En el entorno laboral, los empleados emocionalmente sanos resultan más productivos, se sienten más comprometidos con la empresa y favorecen un mejor clima laboral. Todos estos elementos tienen una relación directa con la productividad y con el aumento de los beneficios, además crece en gran medida la posibilidad de una permanencia longeva dentro de la organización.

Imagen 0 en Salud emocional de tus empleados: Importancia y consejos para cuidarla

Cómo cuidar la salud emocional

Para cuidar la salud emocional de los trabajadores es fundamental estar atentos a señales como la apatía o el desinterés, realizar cuestionarios de satisfacción y/o habilitar líneas de comunicación con tal de anticiparse a los posibles problemas de salud emocional de los trabajadores y prevenirlos.

Las acciones y políticas empresariales tienen un gran valor para el cuidado de la salud emocional de los trabajadores, y algunas formas de garantizarlo son:

  1. Crear una cultura organizacional de cuidado y bienestar: Relacionar directamente el bienestar con los objetivos e intereses de la empresa, partiendo de la base de que una cultura de cuidado y bienestar ayudará a los trabajadores a conseguir los objetivos marcados, es una buena forma de implementar buenos hábitos en la organización y de centrar el foco en las personas.

  2. Promover hábitos saludables: Entendemos por hábitos saludables la práctica regular de ejercicio, la alimentación equilibrada y variable y la eliminación de hábitos tóxicos, como puede ser el sedentarismo o el tabaco. Se puede promover a través de campañas que fomenten estos hábitos saludables o de acciones de alto impacto, ofreciendo información sobre las consecuencias de mantener los hábitos tóxicos.

  3. Abogar por la conciliación entre la vida personal y laboral: Establecer horarios flexibles de entrada y salida, dar los viernes por la tarde libres o sumar a las vacaciones anuales el día del cumpleaños o el de fin de año son buenas opciones para que el trabajador tenga una buena conciliación y sienta que también se respeta su tiempo libre y su vida fuera del trabajo.

  4. Ofrecer apoyo psicológico gratuito: A través de programas de salud y líneas de comunicación abiertas y anónimas, que ayuden a nuestros empleados a combatir el estrés del día a día o incluso afecciones más graves que puedan perjudicarlos, ya no solo a nivel laboral sino también a nivel personal.

  5. Efectuar evaluaciones de riesgos psicosociales en los puestos de trabajo: Ser conscientes de que riesgos psicosociales podemos encontrar en los distintos puestos de trabajo o en los distintos departamentos de la organización, es una buena herramienta para poder reducirlos y prevenirlos. Algunos instrumentos que resultan útiles son, por ejemplo, los cuestionarios para la evaluación del estrés intralaboral y las guías predeterminadas para el análisis psicosocial de los puestos de trabajo.

  6. Fomentar el trabajo en equipo: “El hombre es un ser social por naturaleza.”
    Fomentar el trabajo en equipo es una forma de asegurar que nuestros empleados gozan de una socialización rica dentro del trabajo y, por lo tanto, contribuimos a su bienestar social y mental, además de mejorar la comunicación, las habilidades sociales, la inteligencia emocional y la capacidad de relacionarse en comunidad.

  7. Incentivar y promover el ejercicio: Realizar ejercicio físico contribuye a la producción de endorfinas, mejora la salud mental y también aumenta la sensación de bienestar. Se puede conseguir impulsando a los miembros de la organización a realizar actividades rutinarias como subir por las escaleras no por el ascensor o extralaborales organizando una liga de pádel dentro de la empresa.

  8. Proporcionar programas orientados a la gestión del estrés o de la ansiedad: Realizar formaciones internas para el correcto manejo de la ansiedad, publicitar webinars que hablen sobre este concepto y cómo mejorarlo o dotar a los trabajadores de herramientas útiles en este campo pueden ayudarles a manejar el estrés y la ansiedad de una forma más efectiva evitando futuros daños a los trabajadores o al equipo mejorando así el clima laboral.

Consejos para cuidar la salud emocional

Cuidar la salud emocional en el ámbito laboral no es solo responsabilidad de las empresas, sino que también se trata de tener responsabilidad individual. Algunos consejos para cuidar y reforzar nuestro bienestar emocional son:

  1. Llevar una dieta equilibrada y saludable que contenga la cantidad y variedad necesaria que nos aporte todos los nutrientes necesarios para el funcionamiento óptimo de nuestro organismo. Siempre es aconsejable acudir a un/a nutricionista para que nos ayude a hacer la transición y a establecer una dieta saludable.

  2. Respetar las horas de sueño El sueño permite tanto al cuerpo como a la mente descansar y restablecerse, por lo tanto, para mantenernos física y psíquicamente sanos es muy importante respetar las horas de sueño. Además, este resulta esencial para el aprendizaje, la memoria y el mantenimiento neuronal.

  3. Hacer deporte Realizar deporte nos ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, libera las hormonas de la felicidad y nos ayuda a aumentar nuestra autoestima, entre otros muchos beneficios psicológicos y físicos como prevenir enfermedades neurodegenerativas o la osteoporosis en edades etapas más maduras. Sea como sea, realizar ejercicio de forma habitual contribuye a nuestro bienestar.

  4. Establecer objetivos realistas Una de las grandes fuentes de la frustración se encuentra en la no consecución de los objetivos marcados. Marcarnos objetivos que podemos alcanzar nos ayudará a prevenir diferentes afecciones como el estrés, la ansiedad, el síndrome del impostor o el síndrome del trabajador quemado (burnout). Además, nos ayudará a sentirnos más productivos y capaces, lo que mejorará nuestra autoestima y optimismo realista.

  5. Mantener una vida social rica Una vida social sana y saludable contribuye a aumentar nuestro bienestar, mejora las habilidades sociales y entrena la inteligencia emocional. Es importante centrarse en relaciones que aporten aspectos positivos a nuestra vida y alejarse de las relaciones o personas tóxicas. De esta forma construiremos relaciones de calidad más fuertes y duraderas en el tiempo.

  6. Aprender a gestionar el tiempo de una forma eficaz Una buena organización del tiempo resulta clave para nuestra salud emocional. Respetar el tiempo de trabajo, de ocio y de sueño es imprescindible. Existen diferentes estrategias que resultan efectivas para la gestión del tiempo como analizar en que pierden tiempo, aprender a distinguir entre urgente e importante, crear un plan o un calendario, diseñar rutinas y cumplirlas, no posponer las tareas y/o no abarcar demasiadas al mismo tiempo.

Si después de leer este artículo quieres saber más sobre hábitos que pueden ayudarte a trabajar en mejorar tu salud emocional, el Taller Gestión de tiempo: ¿Cómo hacer más y estresarnos menos? puede ayudarte a ampliar tus conocimientos.

Relacionado

Te dejamos una selección de cursos, carreras y artículos

Más de 300 empresas confían en nosotros

Oesia
Vass
Everis
Ayesa
Altran
Ibermatica
Atmira
GFI
Accenture
GMV
Concatel
Telefonica
Caser
Banco de España
kpmg
Mapfre
Randstad