Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

El poder de Linux en el Cloud Computing

Rodolfo Sáenz Escobar
  • Escrito por Rodolfo Sáenz Escobar el 13 de Mayo de 2022
  • 10 min de lectura Cloud Computing
El poder de Linux en el Cloud Computing

Linux es hoy por hoy el Sistema Operativo preferido por el mundo de la informática y en general por el mundo corporativo en cuanto a servidores se refiere, y es preferido de manera muy especial en la nube. La confianza depositada en él se refuerza día a día gracias a los casos de éxito y millones de aplicaciones, presencia en servidores de todo tipo en infraestructuras locales, en la nube y dispositivos que corren Linux. Pero, ¿fue siempre así?

Un poco de historia antes de la nube

Antes de que la nube existiese (llámese nube a los servicios de infraestructura que ofrecen servidores, almacenamiento y otros servicios informáticos de demanda listos para ser entregados mediante plataformas web, públicamente ofrecidos por compañías internacionales a través del mundo como Amazon, Google, Microsoft y otros) la infraestructura de servidores de las empresas y organizaciones, que estaba casi exclusivamente localizada en centros de cómputo privados, era dominada por Unix y Microsoft.

Unix con sus múltiples variantes tales como AIX, Solaris, Unix SCO (Santa Cruz Operation) comúnmente atados a hardware muy específico, de código cerrado o privado, también conocido como closed-source por sus siglas en inglés, se podían adquirir con un costo relativamente alto. Sus ingenieros administradores eran sumamente especializados, ya que había muchas diferencias fundamentales entre uno y otro sistema Unix.

En el área de sistemas operativos para servidores Microsoft, quién tenía, y aún tiene, el dominio sobre el área de máquinas personales, era más flexible con el hardware que requería su sistema operativo Windows NT Server, menos rígido que Unix, pero que igual que su competidor, se requería (y se sigue requiriendo hoy en día para otras versiones de Windows Server) el pago de una licencia de acuerdo a la infraestructura que poseía la empresa que lo quería adquirir.

A principios de los años 1990s, surge una revolución en el mundo de la informática, aparece en escena un sistema operativo muy curioso e interesante llamado Linux, basado en Unix, pero con la grandísima diferencia que este sistema era de código abierto (open-source por sus siglas en inglés) o dicho de otra manera, modificable. Además de esta gran característica, su licenciamiento era gratuito, y mayoritariamente lo sigue siendo hasta nuestros días.

Esto cayó como una bomba para las grandes compañías que distribuían variantes de Unix y en especial lo fue para Microsoft, a tal punto que, en el año 2001, su antiguo Director Ejecutivo hizo la siguiente declaración: “Linux es un cáncer que se pega asimismo en un sentido de propiedad intelectual a todo lo que toca”. Sin embargo, el ahora actual presidente de Microsoft reconoce que esa declaración fue errónea, lo que quedará muy claro más adelante en este mismo artículo.

Qué hace a Linux tan potente en la nube

Con el advenimiento de la nube las empresas poco a poco están cambiando a esta modalidad, ya sea de manera total o en un esquema híbrido, con infraestructura local y de nube. Ya no piensan tanto en incluir en el presupuesto anual costosos servidores y sistemas de respaldo que aumentan el riesgo de pérdida de información y disponibilidad de recursos, a menos que la empresa en cuestión tenga políticas muy estrictas sobre dónde debe estar la infraestructura del negocio o institución, pero los tiempos van cambiando, y las mentes también.

A continuación, nombramos algunas de las razones por las que Linux es el preferido sobre otros sistemas operativos en la nube.

Costo de licencias más atractivo

Linux es un sistema operativo open-source, lo que hace que en la mayoría de sus distribuciones el sistema operativo en sí sea gratuito, y aunque algunas distribuciones de Linux cobren por licencia, este es mucho menor que el de otros sistemas operativos, y este generalmente se centra en servidores, no en endpoints (máquinas personales que usan los usuarios).

Además de lo anterior, estas licencias incluyen soporte técnico de primera categoría, como ejemplo, podemos mencionar a Red Hat Enterprise Linux o comúnmente conocido como RHEL.

Aún las distribuciones gratuitas de servidores vienen con soporte incluido por un determinado número de años, como es al caso de Ubuntu en ambas versiones de su sistema operativo: Ubuntu Server y Ubuntu Desktop. Lo que los hace muy demandados en infraestructuras de la nube.

Variedad

En la actualidad hay un Linux para cada cosa. Hay distros (así se les llama a las distribuciones de Linux) que se especializan en albergar cierto tipo de Bases de Datos, como es el caso de Oracle Linux, Red Hat Enterprise Linux que es usado por empresas grandes y medianas, como bancos, empresas de telecomunicaciones, instituciones gubernamentales y otras para sus plataformas negocios y manejo de Big Data.

Hay distribuciones especializadas para empresas que se dedican al ramo de la Ciberseguridad como es el caso de Kali Linux o Parrot OS. Con este tipo de distros se pueden hacer simulaciones de ataques y ataques controlados para poner a prueba la infraestructura de una organización y ver si pasa pruebas de seguridad críticas mediante técnicas de Hacking Ético (Ethical Hacking en inglés).

Hay sistemas Linux minúsculos que son usados en dispositivos de tipo Internet de las Cosas (Internet of Things o IOT por sus siglas en inglés) y pueden ser asistidos remotamente y actualizados por Sistemas Linux hospedados en la nube mediante Inteligencia Artificial.

Alta Similitud en Comandos y Estructura de Directorios

No importa que distro uses, o si estás sentado frente a la terminal de una supercomputadora o en la de un pequeño Linux que maneja algún dispositivo de casa u oficina mediante el o IOT de manera remota, en alguna nube pública, privada o local, no te sentirás como un extraño en la línea de comandos.

La operación de comandos y navegación a través de sus directorios es muy similar y varía muy poco de una a otra distro, lo que significa que la pericia que tienes en una distribución de Linux te va a servir de mucho si estás frente a otra distro, pues los comandos son casi los mismos, con algunas diferencias fundamentales, como lo es el manejo de paquetes para instalación de software, pero no es algo demasiado diferente, es sumamente fácil adaptarse a estas diferencias.

El manejo de herramientas para el diagnóstico y monitoreo de procesos y redes, como por ejemplo DIG, NSLOOKUP, IFCONFIG, TOP, NETSTAT, VMSTAT, FREE, DF y muchos otros, que son fundamentales para la adecuada administración, solución de problemas y el funcionamiento óptimo de una aplicación en Nube o Local, son en la mayoría de los casos, las mismas de Distro a Distro. Además, la portabilidad de aplicaciones entre una Distro y otra se puede hacer de manera muy fácil. Ventajas poderosas sobre muchas Variaciones de Unix que son muy diferentes unas de otras.

Optimización de Código mediante el Poder de Las Comunidades y Patrocinadores de cada Distro

Una de las fortalezas más importantes con la que no cuentan Sistemas Operativos de código cerrado, como ciertas variaciones de Unix comerciales como AIX u otros, es que Linux tiene apoyo de sus respectivas comunidades, eso significa que las Distros de Linux tienen una depuración y actualización constantes mucho más eficientes que la de sus competidores privados ya que los desarrolladores que brindan su tiempo y experiencia en el desarrollo de estas Distros lo hacen por decenas de miles alrededor del mundo, y lo hacen con pasión de manera gratuita.

Aparte de las decenas de miles de desarrolladores “Ad Honorem”, también cuentan con otras decenas de miles de desarrolladores de parte de las compañías que patrocinan a Linux, compañías que buscan que el sistema sea lo más estable posible para poder correr bien sus aplicaciones y plataformas comerciales, como por ejemplo miles de Universidades a través del mundo, compañías de hardware que venden dispositivos que son compatibles con Linux, mega-compañías que tienen gran presencia en La Nube como Google, Facebook, Twitter, Amazon y muchísimos otros ejemplos más.

Amplio uso de Software de Código Abierto

En estos tiempos ya el software de código abierto compite con el software de código cerrado de una manera muy fuerte, existe ya software de código abierto 100% gratuito y ampliamente aceptado. Algunos ejemplos de software y plataformas de código abierto muy usadas a nivel mundial son:

  • La suite de ofimática Libre Office, que incluye programas de procesamiento de texto, hojas de cálculo, aplicaciones de presentación y otros, que pueden ser unificados en una manera similar a la de Microsoft Office 365.
  • Bases de Datos que son sumamente estables, como por ejemplo MySQL y PostgreSQL.
  • Sistemas de correo electrónico como Zimbra.
  • Sistemas de respaldo automático sumamente completos como Bacula.
  • Plataformas de virtualización como OpenStack.
  • Sistemas de autenticación y compartición de recursos informáticos como OpenLDAP, que es competencia directa de Microsoft Active Directory.
  • Y muchos otros que son ampliamente usados en la nube y están hechos principalmente para correr en Linux bajo sus principales distros.

Manejo de paquetería eficiente para la instalación de software open-source

Con simples comandos muy inteligentes que controlan la instalación de software de código abierto y sus dependencias mediante el acceso libre a sitios remotos llamados repositorios.

Seguridad garantizada

Linux es uno de los Sistemas Operativos más seguros que existen. Tiene firewalls de diferentes niveles que ya vienen instaladas de fábrica y que son muy eficientes, además de la seguridad ya implementada en cada plataforma de nube, lo hacen virtualmente impenetrable a Ciberataques.

Data Centers de nube

Existen en la actualidad compañías que han movido en casi un 100% su infraestructura a la nube, al grado que se ha acuñado el nuevo término Data Centers en la nube. Con esto se han ahorrado una enorme cantidad de dinero, ya en lugar de comprar servidores, equipos y dispositivos especializados de almacenamiento sumamente caros para su Data Center local, solo mantienen el hardware mínimo necesario, pagando una cantidad mensual que es una fracción del costo de inversión en todo este equipo, más el riesgo de que pase un siniestro en el local de la infraestructura local.

Lo único que detiene a los Data Centers en la nube para que sean algo más populares en las empresas, es el miedo al acceso, manipulación o hackeo de la información en el sitio remoto donde está la información de las compañías en la nube, pero ese riesgo es mínimo debido a las estrictas medidas, políticas de seguridad y sistemas de respaldos que existen en el cloud.

Imagen 0 en El poder de Linux en el Cloud Computing

Algunas cifras que confirman el dominio de Linux en la nube

He aquí algunos números impresionantes que confirman que Linux es el amo y señor en todas las infraestructuras de servidores a nivel mundial, incluyendo la nube:

  • El 100% de las 500 supercomputadoras más poderosas en el mundo corren Linux.
  • 23 de cada 25 páginas activas de Internet corren Linux, la mayoría de estas están hospedadas en la nube.
  • El 96% de los servidores más poderosos del mundo corren Linux, la mayoría de estos están hospedados en la nube.
  • El 90% de los servidores en los mayores proveedores de servicios de nube son Linux.

Tipos de Linux que gobiernan la nube

Ubuntu Server

Ubuntu ha sido una distribución bastante usada en la nube desde el año 2013, y hoy por hoy es una de las distribuciones más usadas a todo nivel. Descendiente de Debian, es un sistema operativo muy fuerte tanto en esta versión como en la versión más suavizada para máquinas de escritorio, ya sean estas desktops o laptops. La versión desktop trae una Interfaz de Usuario Gráfica (GUI o Graphical User Interface por sus siglas en inglés) bastante amigable para un usuario común.

Sumamente versátil y poderoso, es ideal para servidores de infraestructura de respaldos, bases de datos, servidores principales para plataformas de despliegue masivo y de implementaciones en servidores de uso más frecuente, tales como distribuciones de Linux, Windows, Unix, etc. De estas herramientas podemos mencionar a Ansible, Puppet y Chef. Son también muy usados como servers de desarrollo y son 100% compatibles con las múltiples herramientas DevOps de Canonical, que es la compañía que distribuye Ubuntu al mundo.

Red Hat Enterprise Linux

Distribuido por Red Hat y ahora parte de IBM, Red Hat o Red Hat Enterprise Linux (RHEL por sus siglas en inglés), como es oficialmente conocido, es una distro sumamente estable, la preferida por la mayoría de las empresas que se dedican a distribuir bases de datos, plataformas de software complejas y demandantes.

Probado hasta la saciedad, Red Hat tiene un excelente récord como sistema operativo estable y escalable, y tiene una reputación sumamente alta en cuanto al soporte técnico brindado por sus ingenieros. Red Hat es un sistema operativo certificado por varios distribuidores de software y hardware especializado, y es muy solicitado en la nube.

Amazon Linux

Como su nombre lo indica, esta es la distro de Linux que Amazon ha desarrollado. Es una distro basada en Red Hat, pues usa el mismo manejador de paquetes que usa este, además de esto sus comandos y estructura de directorios son virtualmente la misma, pero es un sistema operativo diferente a Red Hat, está muy enfocado en Ciberseguridad y en AWS (Amazon Web Services por sus siglas en inglés), que es la plataforma de nube que Amazon ofrece a nivel mundial.

OpenSUSE

Esta distro está ganando mucho auge en la nube por su excelente estabilidad y elegante interfaz gráfica. Este sistema operativo es propiedad de la compañía Novell, usa el manejador de paquetes RPM de RHEL a nivel bajo, pero usa otras herramientas desarrolladas más avanzadas como YAST y más recientemente ZYPPER.

OpenSUSE viene en dos distribuciones principales:

  • openSUSE Tumbleweed: Distro con actualizaciones constantes, en la que los estados anteriores antes de las actualizaciones son guardados como “snapshots” o respaldos instantáneos que son hechos en caso que haya que regresar al estado anterior en caso de alguna incompatibilidad con alguna aplicación. Esta distro está orientada a ser usada como desktop o personal, por su carácter dinámico de updates o actualizaciones continuas que pueden afectar alguna aplicación en producción.

  • openSUSE Leap: Distro que es distribuida mundialmente cada año y que es actualizada solamente que haya una actualización de seguridad importante o corrección de algún defecto de fabricación. Esta distro está más orientada a ser servidor por su carácter de mayor estabilidad y es ideal para producción.

Conclusión

El futuro de Linux en el cloud es sumamente brillante, pues las aplicaciones y plataformas de Inteligencia Artificial, IOT o Machine Learning están creciendo constantemente. Tienen ya una presencia importante en la nube y un potencial enorme a nivel mundial para seguir creciendo a pasos agigantados.

Relacionado

Te dejamos una selección de cursos, carreras y artículos

Migrar de Windows a Linux

Migrar de Windows a Linux

Redes y Sistemas

27 de Noviembre de 2020

Si te estás planteando cambiar de Windows a Linux, te contamos unas impresiones generales y unos consejos para migrar entre ambos Sistemas Operativos.

Más de 300 empresas confían en nosotros

Oesia
Vass
Everis
Ayesa
Altran
Ibermatica
Atmira
GFI
Accenture
GMV
Concatel
Telefonica
Caser
Banco de España
kpmg
Mapfre
Randstad