Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

La Industria 4.0, la nueva Revolución Industrial

Bienvenida Ruiz
  • Escrito por Bienvenida Ruiz el 02 de Junio de 2021
  • 11 min de lectura Big Data
La Industria 4.0, la nueva Revolución Industrial

El futuro quizás no es tal y como nos lo imaginábamos. No hay coches voladores, autopistas galácticas o ni siquiera un androide que te haga el desayuno. Pero lo que sí ha cambiado radicalmente durante los últimos años es la forma en la que trabajan las manufacturas.

Cada vez es más raro ver a operarios en las fábricas ocupándose del trabajo duro. Ahora en su mayoría se dedican a programar las tareas de los robots, supervisarlos y hacer pruebas de calidad, cosas que todavía tienen que pasar por mano de obra humana.

Hemos visto en los libros de historia cómo eran las primeras fábricas, a qué se dedicaban los trabajadores, la maquinaria y la producción en cadena de la Segunda Revolución Industrial, y el auge de la electrónica en la Tercera. Muchos de nuestros padres han trabajado en fábricas en las que ellos eran los que ordenaban a las máquinas las funciones que debían realizar a través de palancas y botones. Pero eso se acabó.

Ahora no son máquinas, son robots. Sofisticados conjuntos de robots conectados vía online con servidores, bases de datos y programados en lenguajes específicos. Nadie tiene que meter comandos o mover palancas para que hagan lo que se les dice en el momento, ya los han programado para saber qué hacer. Saben medir, pesar, coger cosas, fundir con rayos láser y hacer trabajos de precisión en tiempos récord, sin dudas, sin que les tiemble el pulso. La elegancia de la automatización. No tienen horarios, no les importa hacer horas extras. Pueden cargar toneladas de peso sin inmutarse, pueden tejer miles de metros de tela en una hora. Son inteligentes.

Si se estropea una de estas máquinas no tienes que remover cielo y tierra para encontrar el fallo; ella misma te avisará, te mandará informes de errores, reconocimiento, pruebas que hace por sí misma y finalmente obtendrás resultados.

Qué es la Industria 4.0

Es la última revolución en lo que respecta a las manufacturas. Significa la digitalización, la automatización y la interconexión vía Internet de las máquinas en su máximo nivel. Como hemos mencionado anteriormente, significa también un cambio social, ya que transforma radicalmente la forma en la que las personas han trabajado hasta el momento en las industrias.

Su nacimiento es muy reciente, a mediados de la década del 2010, cuando se empezó a introducir Internet como elemento clave en el uso de la maquinaria. A pesar de llevar ya algunos años implantándose, se prevé que su mayor apogeo sea alrededor del 2035, cuando su uso esté plenamente extendido y se haya asentado completamente en todas las ramas industriales. Su origen desde luego tiene que ver con la necesidad imperiosa que sufrimos desde algunas décadas por la digitalización, la automatización y la comodidad de la instantaneidad que nos proporcionan las nuevas tecnologías. ¿Por qué no llevarlo también al terreno manufacturero? Su establecimiento no ha sido un camino de rosas, desde luego, pero ya vamos cosechando los frutos de lo que la tecnología puede hacer por nosotros a la hora de producir algo más que dependencia hacia los nuevos dispositivos.

Evolución de la industria

Características de la Industria 4.0

La Industria 4.0 se caracteriza principalmente por la interconexión entre máquinas y otros dispositivos, lo cual hace más sencillo recibir datos en tiempo real para poder realizar análisis y estadísticas haciendo posible conocer mejor los hábitos y el funcionamiento de la fábrica.

Toda esta cantidad de datos que se reciben hacen necesarios procesos y automatismos que guarden y clasifiquen esa información de la manera más eficiente, claro está y a ser posible, de forma remota. A partir de ahí, se realiza el análisis de esos datos para obtener resultados satisfactorios y útiles que mejoren tanto la calidad del trabajo como la del producto final.

¡Pero quieto ahí! Esta cantidad de información debe de estar protegida de forma muy segura, no queremos que nos birlen la maquinaria ni nada relacionado con nuestro producto final. Ah, y también tener un personal altamente cualificado, especializado y encargado de cada una de las etapas del desarrollo productivo, tanto de las mismas máquinas, como de su posterior producción. Caramba, ¡sí que conlleva responsabilidad y cambio todo esto de la Nueva Revolución Industrial!

Con esto, te queremos decir, que entran tecnologías tan dispares como complementarias, campos tan variopintos como la mecánica, la física, la programación, la siderurgia o la agricultura. Se requiere de personal altamente cualificado en cada una de sus fases, internet de alta velocidad, servidores remotos y el uso de herramientas de ciberseguridad.

Atrás quedó el trabajo físico en las fábricas.

Importancia de la Industria 4.0

Desde hace unas pocas décadas, el cambio que estamos sufriendo a nivel social y tecnológico no tiene precedentes. La forma en la que vivimos no tiene nada que ver con cómo se vivía hace 50 años y la industria ha ido evolucionando con nosotros. De existir una dureza inimaginable para los trabajadores dentro de las fábricas, a convertirse en lugares asépticos e informatizados, donde el operario trabaja en segundo plano. No solo las fábricas digitalizadas son más seguras, sino que mejoran exponencialmente la calidad de los trabajadores al no tener que realizar jornadas tan largas, ni un trabajo peligroso y duro a la vez.

Se podría decir que toda nuestra vida se encuentra en los smartphones: tarjetas de crédito, fotografías, credenciales personales y, por qué no, parte de nuestro trabajo. La situación que vivimos actualmente ha puesto en relieve la necesidad del teletrabajo y de la informatización de los últimos sectores laborales reticentes a digitalizarse. Los métodos de fichar la jornada laboral, la posibilidad de supervisar la fábrica en remoto o que las máquinas realicen los trabajos de forma precisa, quitan carga a los trabajadores y suman confianza en el empresario.

Existen sectores los cuales requieren una mesura y control absoluto, como puede ser el farmacéutico, donde la digitalización y su interconexión es la cúspide de la Industria 4.0. De otra manera, sería muy complicado cumplir con todos los cánones y regulaciones sanitarias.

Pero no solo van a ser los empresarios y los trabajadores los más beneficiados: La reducción de costes es algo a tener en cuenta, ya que al poder trabajar más y obtener un mayor rendimiento, se pueden reducir los costes de fabricación, obteniendo el consumidor un producto perfecto a un menor precio.

Industria farmacéutica

Pilares de la Industria 4.0

La Industria no ha querido quedarse atrás en lo que respecta al veloz desarrollo tecnológico, y a la par que las personas hemos empezado a cambiar la forma en la que nos comunicamos, así lo han hecho también las máquinas. El primer punto a resaltar sería este, la nueva forma en la que se comunican, vía internet y sin cables, las máquinas de las fábricas. Y aquí es donde entra el IoT (Internet de las cosas), que nos muestra como la interconexión entre distintos aparatos electrónicos nos está haciendo la vida más sencilla. Por si no te suena, IoT son las siglas en inglés de Internet de las Cosas. Se refiere a la interconexión online entre distintos objetos que interactúan entre sí.

Un trabajador podría controlar la producción teletrabajando desde casa, recibir estadísticas y notificaciones. Todos los modelos del mismo robot pueden enviar estadísticas de forma remota, desde todas partes del mundo a su fabricante, para saber así qué es lo que está fallando y corregirlo o qué podría ser mejorable. Un programador podría cambiar la configuración en cualquier momento, en cualquier lugar. Unas máquinas a otras pueden notificar un problema en un eslabón de la cadena de montaje y parar la producción sin mayores daños. No me digas que no está genial esto de la interconexión digital.

Todos esos datos que recabamos tienen que tratarse de alguna forma, y aquí entra una de las tecnologías más sonadas de los últimos tiempos, el Big Data. Consiste en tratar e interpretar masivas cantidades de datos de la forma más eficiente posible, lo cual desemboca en un análisis informativo que las empresas usan posteriormente para tomar distintas decisiones. En nuestro caso práctico, es posible que en el análisis de los datos que se refieren a la velocidad o el gasto de materias primas, puedas ver distintas fallas en el rendimiento y suplir esas carencias. Desde luego, que es de lo más útil y aplicable a muchísimos ámbitos dentro de una fábrica, desde los horarios de los trabajadores, hasta el gasto energético de nuestras máquinas.

Otro punto muy importante de esta nueva forma de producción, es sin duda el Cloud Computing. La computación en la nube nos presenta la informática como un recurso más que se puede consumir, haciendo posible que las empresas recurran a servicios alojados en la nube para suministrar distintas herramientas como servidores o software específico sin necesidad de alojarlos físicamente en sus instalaciones. Esto, a parte de ahorrar espacio, también es un gran ahorro económico y energético, haciendo que las empresas requieran de otras para proveerse de bienes tecnológicos sin la necesidad de crearlos ni albergarlos ellos mismos.

Evidentemente, otro pilar a tener en cuenta es la ciberseguridad. No creo que quieras tener al alcance de cualquier hacker, los planos de tus máquinas y la receta secreta que hace de tu producto sea el mejor a la venta. Muchos de estos sistemas de Cloud Computing o la empresas que subcontrates para que lleve a cabo tu proyecto, ya tienen sus propios remedios para que estas cosas no ocurran, pero de todas formas, está bien que sepas la importancia que conlleva que toda la información que engloba a tu fábrica esté segura y alejada de cualquier peligro. Si quieres conocer una herramienta pionera en la ciberseguridad en lo que respecta a la Industria 4.0, puedes ver este taller que hicimos en OpenWebinars, porque no queremos que pierdas nada. Snort para Industria 4.0

Ventajas y desventajas de la Industria 4.0

Hemos hablado de las virtudes de la Industria 4.0, pero cómo todo, tiene sus más y sus menos, no todo va a ser Jauja. Aún así, hemos querido hacer un breve pero conciso resumen de sus pros y contras, sobre cómo se trabaja realmente en las fábricas de la nueva Era.

Desventajas

  • Cada vez hay menos trabajo para la mano de obra no cualificada. Lo típico de que las máquinas nos van a quitar el trabajo no es del todo cierto. La tendencia que existe es a extinguir el trabajo del operario no cualificado por trabajadores con media o alta cualificación para la tarea que desempeñan dentro de la cadena de producción. El trabajo existe y va a seguir existiendo, solo que va evolucionando y se va a abriendo camino hacia la especialización y la concreción. Formación y transformación, eso es lo que tenemos que enseñar a los trabajadores.

  • Se requiere de una inversión mayor a la hora de montar una fábrica 4.0. Los robots, las cadenas de montaje, el software, el equipo cualificado… Desde luego que barato no va a ser. En principio el coste puede parecer inasumible, pero siempre hay soluciones. Se puede empezar como una fábrica de Tercera Era e ir migrando poco a poco hacia una industria más novedosa. Desde luego que con el tiempo notarás como va generando mucho más de lo hubieses podido esperar en una industria más anticuada. Puedes añadir pequeñas pinceladas digitales aquí y allá para conectar tu fábrica y a tus trabajadores por mucho menos, ¡no te desanimes!

  • Puede ser complicado encontrar personas experimentadas para que te ayuden con tu nuevo proyecto 4.0. España está llena de talento y personas altamente cualificadas, pero por desgracia en los últimos años no se ha sabido apreciar lo suficiente. No seas tú de esos, confía en formar un buen equipo y lánzate a modernizar tus manufacturas.

Ventajas

  • El rendimiento es mucho mayor y la producción está a otro nivel completamente distinto. Aunque la inversión sea costosa, se rentabilizará con creces con trabajo duro y un buen liderazgo.

  • Hay tareas peligrosas, repetitivas o simplemente imposibles para un humano. Si quieres tener cierto tipo de industria, lo mejor será que busques las máquinas o el software que más se adecúe a tus necesidades. Piensa en tus trabajadores, con la maquinaria puedes mejorar su calidad de vida, apartarlos de las tareas más arriesgadas y fórmalos para mejorar tu equipo.

  • Innova. Es cierto que España no es una potencia industrial, por eso se puede aprovechar para invertir en fábricas 4.0, tanto con dinero como con talento. Súmate a una tendencia que está en alza; sé pionero en traer un tipo de fábrica nunca antes vista en nuestro país.

  • Si eres ingeniero industrial o informático, plantéate formar un equipo o buscarte una empresa de desarrollo de software empresarial. En un proyecto tan grande y novedoso necesitan tripulación cualificada para llevar el timón. Puedes empezar visitando nuestra plataforma y apúntate a los cursos y talleres que te recomendamos en este post. ¡Dentro de nada se te estará rifando más de una tecnológica!

Empresas que ya forman parte de la Industria 4.0

En este último apartado te vamos a presentar algunas de las fábricas y empresas más modernas que se encuentran España y LATAM, pioneras en la industrialización 4.0.

THALES. Es una empresa francesa dedicada al desarrollo e implantación de software y dispositivos para los mercados aeroespacial, de defensa y seguridad. A finales del 2020 abrió en España su primera fábrica 4.0, ocupada en la creación de dispositivos dedicados a la defensa y la seguridad.

ANSOTEC. Esta empresa con sello granadino se dedica al desarrollo de software para fábricas y almazaras, así como su implantación y sincronización con la maquinaria. Acaban de aterrizar en Colombia para llevar la digitalización hasta una planta azucarera. Vale la pena recordar que hay empresas cercanas que innovan y son pioneras en su sector sin necesidad de irnos a una gran capital o una gran multinacional.

SIEMENS. Aparte de vivir en el imaginario popular por su pasado en el mercado de los teléfonos móviles, Siemens ha sabido expandirse y diversificarse, adaptándose a las demandas de las nuevas tecnologías. Se le puede considerar con un gigante de la industria 4.0, ya que actualmente se dedica, entre otras cosas, a la fabricación, desarrollo e implementación de maquinaria especializada para decenas de sectores industriales distintos. Incluso tiene su propio sistema operativo IoT en la nube para su uso en las fábricas.

Relacionado

Te dejamos una selección de cursos, carreras y artículos

Curso de introducción a la Ciberseguridad

Curso de introducción a la Ciberseguridad

curso

Con este curso aprenderás:

  • Conceptos básicos de ciberseguridad.
  • Objetivos de una estrategia de ciberseguridad.
  • Elementos que componen una estrategia de ciberseguridad.

Duración: 4 horas y 57 segundos

Más de 300 empresas confían en nosotros

Oesia
Vass
Everis
Ayesa
Altran
Ibermatica
Atmira
GFI
Accenture
GMV
Concatel
Telefonica
Caser
Banco de España
kpmg
Mapfre
Randstad