Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información. Aceptar

Qué es un desarrollador t-shaped y por qué deberías serlo

Noelia Garcia
  • Escrito por Noelia Garcia el 30 de Junio de 2021
  • 5 min de lectura Recursos Humanos
Qué es un desarrollador t-shaped y por qué deberías serlo

En el mercado laboral se ha valorado siempre la hiper-especialización, priorizando los profesionales que mayor experiencia y formación tuvieran en la materia requerida. Este era el modelo I-shaping, muy propio del mercado laboral español. Un profesional con un conocimiento profundo sobre su área, que almacenaba de forma individual toda la información, siendo el único conocedor de ésta. El profesional acumulaba años en la misma posición y, con los años, información, que únicamente él podía gestionar. El problema de este perfil surge cuando, en un entorno flexible y cambiante (VUCA) la realidad de la empresa o el trabajador cambia de forma constante y el encaje entre ellos deja de existir. El proceso de reskilling de este tipo de profesionales es muy complejo y costoso, y en la mayoría de casos se decide, finalmente, por romper la relación.

A principios del siglo XX Thomas Huxley pronunciaba una de sus frases más famosas: “Intenta aprender algo sobre todo y todo sobre algo”. El discípulo de Darwin se adelantó a su época y auguró que valía la pena ser especialista en algo en concreto, pero sin dejar de lado conocer bien el entorno en el que se mueve. Un siglo más tarde, Tim Brown, el CEO de IDEO, desarrollaba el modelo “t-shaped”, un modelo según el cual, el profesional ideal es una persona experta en una materia, pero con conocimiento general de otras áreas.

Pero, ¿qué significa ser un profesional t-shaped o en forma de T? La línea en vertical de la “T” sería aquella especialización fruto de la formación desarrollada y de la experiencia sobre la materia (depth o profundidad), mientras que la barra en horizontal (breadth o amplitud) sería todo aquel conocimiento global en otros ámbitos construido a partir de capacidades como la creatividad, la comunicación o la curiosidad. Gracias a este “extra” de capacidades construidas, el perfil t-shaped se convierte en un profesional más versátil, resolutivo y empleable.

Qué es un desarrollador t-shaped

Si este modelo se aterriza al sector del software, aparece el programador t-shaped, un perfil muy demandado en el entorno digital actual. El motivo es que este programador es el engranaje perfecto en cualquier equipo Agile.

Las metodologías ágiles requieren trabajo en equipo, una organización del trabajo por entregas y una mejor comprensión de la lógica de negocio para conseguir adaptación y flexibilidad. Para ello, es necesario que los miembros de los equipos puedan colaborar en la realización de las tareas, compartiendo la máxima información posible para evitar los cuellos de botella. El “solucionador de problemas” se convierte en el perfil más preciado del equipo.

¿Y cómo ser más “solucionador de problemas”? Albergando mayor conocimiento de las funciones del resto de integrantes del equipo. Esto no es saber lo mismo que saben ellos, sino ser más cross-functional. La persona especialista seguirá siendo el experto en la materia. Sin embargo, si la tarea crítica a resolver es de su campo, el t-shaped podrá aparcar su trabajo y ayudar a desatascar ese cuello de botella, impidiendo así que el proyecto se bloquee y siga cumpliendo con las estimaciones deseadas.

Los principios de la metodología Agile respecto al trabajo en equipo también defienden la libertad de colaborar e innovar libremente, así como renovarse constantemente con tal de potenciar de una forma eficiente las habilidades y procesos de sus miembros, en un entorno de mejora continua.

Algunos ejemplos de programador t-shaped sería un Backend que en un momento determinado puede desarrollar alguna tarea de Frontend o bien de devOps, como crear un Docker. Otro ejemplo puede ser el Frontend que posee conocimientos de UX/UI.

Imagen 0 en Qué es un desarrollador T-Shaped y por qué deberías serlo

Ventajas de convertirte en un desarrollador t-shaped

La ventaja principal es que obtendrás mayor información y conocimiento de los proyectos, por tanto, tendrás una mayor comprensión y visión global. El perfil t-shaped desarrolla una mayor visión holística del proyecto dada su versatilidad, de forma que su evolución puede ser más rápida de un perfil middle a senior. Recuerda: el conocimiento es poder.

Otra igual de valiosa es que, al incorporar nuevas funciones, tu día a día puede ser más dinámico y entretenido, evitarás caer en la monotonía. Si continúas teniendo la oportunidad de ampliar tus conocimientos en el proyecto en el que estás, será más difícil que te aburras de él.

También se ha de tener en cuenta la empleabilidad que el programador t-shaped desarrolla, de forma que es fácilmente reubicable en otros proyectos en caso de necesidad. Este factor es clave para garantizar el éxito en empresas de tamaño pequeño o mediano, sobre todo si se dedican a la consultoría de software. De hecho, es en este sector donde estos perfiles son más valorados.

Consejos para conseguir ser un perfil t-shaped

Como hemos comentado anteriormente, este tipo de profesionales posee capacidades como la la comunicación, la creatividad o la curiosidad, pero no es la única manera de fomentar la amplitud del conocimiento. Es evidente que una buena comunicación con el resto de integrantes del equipo o con las distintas áreas de la compañía fomentará la absorción de conocimientos, pero esta no es la única vía.

Para conseguir ser un perfil t-shaped también se pueden desarrollar una serie de competencias como la apertura al cambio o flexibilidad, capacidad de aprendizaje o learnability, razonamiento abstracto o iniciativa. También, como siempre, es básico el aprendizaje continuo.

La apertura al cambio o la flexibilidad son conceptos clave en el entorno digital. Capacidades como el reskilling o upskilling, hacen alusión a esta capacidad de reciclaje y de crecimiento por parte de los profesionales que facilita su empleabilidad. Muy relacionados, también, con la capacidad de aprendizaje o learnability, de la que hemos hablado en artículos anteriores. Esta curiosidad por el conocimiento está completamente ligada al desarrollo de la vertical de la “T”.

El razonamiento abstracto será importante para establecer relaciones entre la información. La capacidad integradora y de comprensión que se atribuye a los perfiles con esta competencia es muy importante para tener una mayor visión global y entender cómo se enlazan las distintas áreas del proyecto. El razonamiento abstracto permite fragmentar mejor las ideas, ordenarlas y crear el correcto engranaje.

Tener iniciativa también ayudará a definir un perfil t-shaped. Esta capacidad será la encargada de alzar la mano cuando se requiera la colaboración en el equipo. También ayuda a fomentar la curiosidad por otras áreas de la empresa o proyecto. Sin iniciativa para querer ampliar los conocimientos o ponerlos en práctica, de nada servirá lo aprendido.

Por último, el aprendizaje continuo será otra pieza imprescindible para conseguir ser un perfil t-shaped, puesto que es necesario para mantenerse al día. En este sentido, el e-learning es una herramienta esencial dada su constante actualización, su especialización y su facilidad para poder aprender en cualquier entorno y circunstancia. En el sector IT estamos de suerte, ya que es probablemente el sector más avanzado en lo que a variedad de formación confiere.

En definitiva, no es extraño que hayamos oído hablar de este tipo de perfil y es muy probable que lo hagamos con más frecuencia. Si tras leer sobre la importancia de convertirse en un desarrollador t-shaped tienes ganas de formarte en otras áreas, los cursos de OpenWebinars pueden ayudarte a ampliar tus conocimientos en multitud de materias.

Relacionado

Te dejamos una selección de cursos, carreras y artículos

Gestión del cambio para desarrolladores

Gestión del cambio para desarrolladores

Management

24 de Febrero de 2021

Te contamos las ventajas empresariales de aplicar un buen plan de gestión del cambio, en este caso enfocado a desarrolladores y departamentos técnicos.

Más de 300 empresas confían en nosotros

Oesia
Vass
Everis
Ayesa
Altran
Ibermatica
Atmira
GFI
Accenture
GMV
Concatel
Telefonica
Caser
Banco de España
kpmg
Mapfre
Randstad