Cómo plantear un modelo de formación online en tu empresa

Los procesos de formación empresarial representan una de las principales estructuras que sostienen el éxito de muchas organizaciones. Considerando al capital humano como el motor que mueve todo el mecanismo del negocio, resulta imprescindible mantenerlo siempre a tono y actualizado. En ese sentido, queremos hablar acerca de cómo aprovechar internet y la tecnología actual, a fin de plantear la implementación de cursos online para las empresas.

Aunque esto dependerá de la naturaleza del negocio, los modelos de formación online son una opción con más beneficios que desventajas y por ello, vamos a revisar los aspectos a tomar en cuenta para proponer uno en tu organización.

Fases para plantear un modelo de formación online para empresas

Los modelos de formación online para empresas deben obedecer completamente a las necesidades de la organización. En ese sentido, es necesario pasar por una serie de fases o etapas que nos permitirán tener un proyecto de formación bien estructurado y, sobre todo, medible. Esto último es importantísimo porque brinda la posibilidad de conocer el impacto que está teniendo el curso o plan de carrera implementado.

Las fases son las siguientes:

Análisis situacional de la empresa

Se trata del primer paso que debemos dar en pro de plantear un modelo formación online efectivo y exitoso. Antes de siquiera pensar en el tipo de cursos a implementar, es necesario conocer la situación actual de la organización en cuanto a los resultados que brinda cada área. Esto se lleva a cabo con el propósito de descubrir las fortalezas y oportunidades de mejora que tiene el capital humano, a fin de potenciarlo y mejorarlo.

Para este análisis de la situación se deben revisar cada uno de los procesos que se llevan a cabo en los distintos departamentos, a fin de dar con los puntos que necesitamos corregir o impulsar. Los resultados de esta fase, marcarán el camino para el resto del proyecto, por lo que es crucial realizar un levantamiento de información que sea lo más preciso y exacto posible.

Planteamiento de objetivos

Una vez conocida la situación actual del capital humano respecto a los procesos que llevan a cabo en sus respectivas áreas, debemos analizar la información y determinar los objetivos. Como en todo proyecto, los objetivos no son más que las metas que queremos cumplir con el trabajo que llevamos adelante. Sin embargo, a la hora de establecerlos es necesario tomar en cuenta que estos deben ser:

  • Claros y bien definidos.
  • Alcanzables.
  • Medibles.

Dichos factores tienen como propósito delimitar el universo de acción de los objetivos para hacerlos completamente reales y, además, que puedan ser sujetos a medición.

Planificación de recursos

Al conocer lo que queremos lograr, tenemos el escenario preparado para comenzar a pensar en los medios necesarios que nos ayudarán a alcanzar los objetivos. Esta etapa representa toda la planificación de recursos humanos y materiales que nos permitirán implementar nuestros cursos online para empresas con la mejor calidad posible.

En el caso de los modelos de formación online, los recursos a considerar van desde los profesionales encargados de crear el material educativo, hasta el software y el hardware implicado en su producción y difusión.

Esta fase también involucra el aspecto económico del proyecto que queremos llevar a cabo, puesto que, se debe estudiar la capacidad de la empresa para afrontar los compromisos relacionados. Igualmente, será necesario estudiar lo referente a la inversión en los profesionales que generarán el material formativo. No obstante, es interesante el hecho de que muchas veces las empresas ya cuentan con la mayoría de los recursos y la inversión no representa un reto.

Construcción del proyecto

En este punto, conocemos todos los factores claves para poner manos a la obra con la construcción del plan de formación. Hemos medido la situación actual de la empresa, establecimos objetivos y planificamos lo relacionado con los recursos. Si tenemos todo a disposición, entonces entramos directamente en la etapa de generación del material y de la puesta en marcha del software y el hardware requerido.

Esta fase es netamente técnica y está a cargo de un equipo multidisciplinario que, si bien lleva a cabo sus tareas de forma separada, tienen en común los objetivos generales del proyecto. En ese sentido, los resultados de cada una de las áreas del equipo se irán engranando para dar forma al modelo de formación online planteado inicialmente.

Implementar el modelo de formación online para empresas

Cuando entramos en esta fase, quiere decir que estamos listos para ver en acción lo que estuvimos creando. La implementación del modelo de formación online pondrá en práctica todo lo que se estuvo analizando, planificando y construyendo en las etapas anteriores. Esto no quiere decir que todo sea perfecto, puesto que, es aquí cuando comienzan a descubrirse todo tipo de errores.

Esto no se debe necesariamente a fallas durante la planificación o el proceso de revisión, sino al hecho de que publicar el proyecto lo pone en decenas de ojos al mismo tiempo. Sin embargo, no debe resultar un elemento negativo, sino al contrario, porque te permitirá hacer correcciones de inmediato.

Resultados y análisis

La sexta y última fase del proceso de crear un plan de formación online para las empresas, está estrechamente relacionado con las primeras etapas. Se trata de medir los resultados obtenidos por los cursos online implementados, a fin de determinar si el proyecto realmente funciona o no. Si no hemos establecido objetivos reales y medibles, es probable que, a la hora de revisar y analizar tus resultados, no obtengas conclusiones alentadoras.

Los resultados y su análisis son el paso final y fundamental de todo este proceso, puesto que, nos indicará el nivel de éxito que tenemos. Igualmente, nos ayuda a determinar las oportunidades de mejora que tenemos para continuar afinando el plan de formación.

Formas de implementar los modelos de formación online

En nuestros días, muchísimos institutos, universidades y centros educativos formales están enfrentando el problema de regirse por programas y métodos antiguos. Esto evidentemente representa una enorme falla, sobre todo si se trata del área de tecnología. La respuesta natural a esta situación ha sido el surgimiento de un nuevo paradigma de formación online, con temarios y procedimientos adaptados a la actualidad.

Asimismo, se han diversificado las formas en que podemos implementar los modelos en cuestión. De esta manera, contamos con un menú muy interesante de mecanismos para abordar los temas, de acuerdo con su extensión y naturaleza. Esto brinda mucha versatilidad a la hora de elegir cuál es la forma más adecuada de plantear una capacitación.

En ese sentido, los modelos de formación pueden ser implementados como:

Bootcamps

A inicios de la década del 2010 aparece en el ámbito del desarrollo de software, un modelo de formación caracterizado por ir directo al grano, su nombre es Bootcamp. Con una duración que puede ir desde los 3 hasta los 9 meses, se basan en la filosofía de “Aprender Haciendo”. Para ello, se enfocan directamente en el aspecto práctico del tema, proponiendo escenarios reales salidos de la industria en la que se desenvuelve.

En nuestros días, los bootcamps van más allá del desarrollo de software, permitiendo adaptar otras temáticas o áreas del conocimiento. Por ejemplo, podrías plantear un modelo de formación online para el área de administración de tu empresa, con algunos bootcamps sobre Excel.

Cursos cortos

Los cursos cortos van orientados a la explicación de temas determinados y específicos, que requieran mucho menos tiempo que un bootcamp. Los temas suelen abordar procesos puntuales como el registro en una intranet, la consulta de información en una base de datos o tareas sencillas como descargar un recibo de pago. Aunque los ejemplos anteriores no corresponden a los procesos medulares de la empresa, son parte de la formación en la cultura organizacional.

Igualmente, los cursos cortos pueden ser parte del material que conforma un modelo de formación online, como complemento de los temas tocados en los bootcamps. Si quieres ver ejemplos interesantes que pueden ser útiles en tu empresa, puedes revisar los cursos de OpenWebinars en donde encontrarás excelentes alternativas.

Planes de carrera

Los planes de carrera representan el proyecto de formación de mayor nivel que se puede implementar en una empresa. Se trata de un proceso de capacitación que involucra tanto los objetivos y necesidades de la empresa, como las aspiraciones de crecimiento profesional del talento humano. En ese sentido, la organización debe apoyarse en su organigrama para establecer los distintos caminos que se pueden seguir a fin de subir peldaños.

Un plan de carrera contempla una hoja de ruta en donde los empleados adquieren conocimientos de diversas áreas relacionadas con la suya. Esto tiene como propósito elevar el nivel profesional del capital humano que, a su vez, aporta sus mejores competencias para potenciar el negocio.

Adicionalmente, debemos resaltar que establecer este tipo de modelo de formación impactará directamente en el compromiso e identificación de los empleados con la organización. En ese sentido, sus resultados también se manifiestan en una mayor retención y baja rotación de personal.

Implementar planes de carrera en empresas IT es especialmente útil, considerando la posibilidad de empaquetar cursos con conocimientos necesarios para la organización, en un solo lugar.

La importancia del factor online en los modelos de formación empresarial actuales

Los años 2020 y 2021 con todo lo que representó la pandemia de Covid-19, dejó algunas lecciones importantes y entre ellas se encuentra el aprovechamiento de internet. Estamos en un momento en el que el home office y la educación en línea son una realidad y han dado excelentes resultados. Por ende, si planteamos un modelo de formación para nuestra empresa, el hecho de hacerlo a través de internet puede brindarnos beneficios interesantes.

Podemos mencionar el hecho de no depender al 100% de un profesional para impartir las clases. En cambio, su principal misión será la generación del contenido especializado para el plan de formación, por lo que, lo necesitaremos solo para actualizar el material. De esto se desprende el hecho de que no tenemos que llevar a nadie a las instalaciones de la empresa para esta tarea.

Hacerlo online también facilita al personal aprender y mejorar a su propio ritmo. Si bien la organización puede autorizar algunas horas a la semana para este proceso, el hecho de estar en línea permite a las personas continuar aprendiendo desde casa, si así lo desean.

La inversión también es un factor beneficioso al plantear un proceso de formación online, frente uno presencial. Esto se debe a la posibilidad de apoyarnos en la infraestructura tecnológica de la empresa para implementar el software y las configuraciones que sean necesarias en la disponibilidad del servicio.

Por qué plantear un proyecto de formación online en la empresa

Formar al personal de tu organización es uno de esos movimientos que resulta en un “Ganar-Ganar”. El capital humano recibe capacitación y actualización en los procesos relacionados con su área de trabajo, haciéndolos mucho más competitivos tanto en el mercado interno de la organización, como en el externo. De esta manera, la empresa estará dándole forma a perfiles profesionales cada vez más poderosos y atractivos, con resultados de calidad en su desempeño.

De cara a la empresa, invertir en formación tendrá la retribución de mejorar los productos y servicios que se ofrecen y también los procesos internos. Básicamente, estarán potenciando las competencias del personal, lo que garantizará una importante reducción en la rotación y las bajas laborales e incrementará muchísimo su compromiso.

Por otra parte, los modelos de formación online para empresas cuentan con diversas formas de implementación que dan versatilidad a las organizaciones a la hora de ofrecerlos. De esta forma, dependiendo de las necesidades del negocio, su tamaño y las competencias a potenciar en el personal, es posible elegir entre planes de carrera, bootcamps o cursos cortos. Incluso, es factible hacer una combinación de todos para generar abordar diferentes necesidades de capacitación. Si quieres ver cómo funcionan, puede visitar las carreras online de OpenWebinars que representan excelentes ejemplos de cómo plantear un plan de formación completo.

La formación en línea es una realidad y llevarla a la empresa es una manera de estar a la vanguardia, brindando al capital humano la posibilidad de aprender con solo una conexión a internet. Plantear un modelo de formación online en tu empresa es un trabajo arduo que implica 6 grandes fases en donde deben analizarse escenarios, plantear objetivos, ejecutar labores técnicas y tareas de seguimiento. No obstante, los resultados son sumamente beneficiosos para cualquier organización y le permitirá mejorar no solo sus procesos internos y medulares, sino el nivel profesional de sus empleados.

También te puede interesar...

Carrera Especialista en Power BI

Carrera Especialista en Power BI

17 horas y 57 minutos · Carrera

Toma decisiones de manera inteligente en tu empresa basadas en el análisis e interpretación de datos.

Management

La importancia de la formación continua para todo CTO

18 Diciembre 2019 Yanina Muradas
Management

Formación continua para un CIO: Importancia y consejos

27 Junio 2022 Alicia de Mendieta

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información.